La rehabilitación de casas rurales

La rehabilitación de casas rurales

Este mes de agosto he pasado la segunda quincena en la casa que me compré hace unos cinco años, situada en un precioso paraje de Cantabria, a medio camino entre el monte y el mar. Se trata de una antigua vivienda-cuadra completamente rehabilitada, a partir de unas ruinas nada prometedoras. Hoy es una casa grande, acogedora y arreglada con todo detalle, con un estupendo jardín, buenas comunicaciones y unas vistas inmejorables; pero cuando la compramos, nadie la miraba con buenos ojos…

Ese suele ser el problema de los consumidores, sobre todo en lo que se refiere a la vivienda: todo el mundo apuesta por comprar cosas nuevas, y las viejas se dejan de lado, aunque resulten más baratas y con más posibilidades. La crisis que actualmente estamos sufriendo tiene mucho que ver con esa actitud de comprar y consumir artículos nuevos sin medida, y sin importarnos su precio (sobre todo, teniendo en cuenta que, hace poco tiempo, los bancos ofrecían financiación sin límites…). Pero los tiempos han cambiado de repente, y ahora mismo el futuro de la construcción y de aquéllos que quieran comprarse una casa pasa casi necesariamente por la rehabilitación. Los precios han caído en picado; en este mismo paraje donde yo tengo mi casa, las viviendas viejas para restaurar estaban hace tres años a precios inalcanzables, mientras que ahora mismo se pueden conseguir por sólo 90.000 (para arreglar; pero aún así, salen más baratas y son mucho más atractivas y acogedoras que los típicos chalets de urbanización). Además, los profesionales del sector están ofreciendo, más que nunca, precios estupendos para sus trabajos (¡no hay más que ver TuManitas, nuestra página web…!).

Es el momento de pensar en recuperar lo antiguo (que no lo viejo) y saber valorar todo lo que estas casas tienen de bueno: estupendos enclaves, mucho terreno (aunque sea rústico, nos garantiza que nadie construirá alrededor de nuestra casa), muros de piedra de grosor considerable, agua de manantiales, árboles con muchos años… Nosotros estamos muy satisfechos de nuestra compra, y muy orgullosos de la casa en la que se ha convertido aquella espantosa ruina. Desde aquí, os lo aseguro: la rehabilitación es el futuro para todos.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario