La elegancia de un acuario

La elegancia de un acuario

0

acuarioTener un acuario en casa es un verdadero placer, decora un salón con suma elegancia y crea un entorno agradable. Observarlo detenidamente, mientras sus peces de colores nadan con parsimoniosa alegría es extremadamente relajante, y aunque no lo parezca muy divertido. Un acuario no se tiene porque alguien de la casa quiere una mascota, los peces no menean la cola cuando llegas ni se alegran de verte…Aunque nunca se sabe, son tan misteriosos. La realidad es que, un acuario básicamente se compra porque se quiere. Porque es muy difícil no dejarse influir por el influjo que produce. Su magnificencia, esa gran obra de ingeniería, de mantener semejante masa de agua, concentrada en cristal de milímetros de grosor; muchos somos los hechizados por la visión de tener en nuestra casa un acuario. Y pocos los agraciados con su presencia.

Conseguirlo si cabe es difícil, pero una vez lo tengas, te dejará boquiabierto. Lo primero de todo es elegir el lugar, nunca puede estar cerca de una ventana, la luz del sol hace que se llene de mugre y algas. La habitación es un sitio prohibido para este elemento, según el Feng Shui, demasiada agua encharca las relaciones. Sitúalo en el salón, es donde más vistoso queda.

Ahora sí, toca ir a elegir el ansiado tesoro. Sé prudente con el tamaño, empieza por medidas estándares y sencillas. Mantener una pecera es costoso, si es una piscina ya ni te cuento. Una vez comprados todos los materiales, filtros y demás artilugios; ni se te ocurra ir pitando a la tienda de animales a por peces. No, señor, te toca sufrir como nos ha pasado a todos…tienes que esperar los 21 días de rigor antes de introducir algún pececillo. El agua se debe preparar y habituar para que en ella pueda habitar vida.

Cuando por fin los días hayan pasado, podrás llenar tu acuario con los peces que te indiquen en la tienda. Llena bien la bolsita plástica, ya que es probable que alguno muera por el camino. Después de las calamidades, ver lo imponente que queda tu salón con este artilugio, te hará olvidar lo cansino que es limpiarlo.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario