La construcción ecológica es posible

La construcción ecológica es posible

Que en la construcción se emplean multitud de materiales y de componentes no es ninguna novedad. Ahora bien, lo que sí lo es novedoso es lograr que los materiales sean ecológicos o, en su defecto, el proceso de fabricación sea más limpio. Así, ingenieros y arquitectos se han puesto manos a la obra (nunca mejor dicho) para llegar a soluciones más implicadas con la sostenibilidad, con las mismas prestaciones y, en ocasiones, con mayor durabilidad.

Grava a partir de demoliciones

La habitual escena del edificio derrumbado y sus consecuentes escombros es mucho más alentadora de lo que parece. Al día de hoy, ese material malogrado se reutiliza. A través de un tratamiento especial, es reconvertido en gravilla y arena para formar cemento, el que a su vez será el amalgama base para levantar otras estructuras públicas. Sorprendente, ¿verdad?. Por cierto, la primera obra pública de estas características se trata de un puente en Valencia, inaugurado en 2009.

Reutilizar neumáticos para crear asfalto

Así mismo, algunas innovadoras empresas, tal es el caso de Guerola, está empleando otros elementos menos contaminantes para la fabricación del asfalto. Su idea es más ingeniosa: emplean neumáticos utilizados para lograr el color oscuro que revestirá las carreteras españolas. Antiguamente se quemaba combustible para lograrlo, suponiendo un extra de poluicón en nuestra atmófera. Hemos avanzado, ¿verdad?.

La nanotecnología, una gran aliada

La nanotecnología es la ciencia que trabaja en la manipulación de materiales a escala de átomos. A través del uso de esta ciencia, se están remplazando elementos utilizados en la fabricación de cemento, por otros menos dañinos para el ecosistema. Todavía nos encontramos en la etapa de pruebas, pero ¿es posible tener algún día un cemento 100 % ecológico?. El tiempo dirá!

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario