Humedad por condensación: erradicar las causas

Humedad por condensación: erradicar las causas

2

Los días del invierno, que acabamos de estrenar, son proclives a la aparición de problemas de humedad, sobre todo por condensación. Este tipo de humedad se produce cuando el vapor de agua presente en el interior de las viviendas asciende y topa con superficies frías: paredes interiores de las fachadas, cristales de las ventanas… En ese momento, el vapor se condensa y se deposita formando pequeñas gotas. Estas gotas terminan por afectar a las paredes, deteriorándolas hasta el extremo que aparecen mohos insalubres y la pintura se desprende.

La causa principal de la humedad por condensación es el exceso de vapor de agua en el aire, Por eso suele ser habitual que aparezca en los cuartos de baño (por el vapor producido por el agua caliente de la ducha), estancias donde se realiza ejercicio físico, cocinas… La falta de calefacción, una mala ventilación o incluso un exceso de aislamiento pueden favorecer tambié su aparición. Así que la forma de eliminar las humedades es hacer que disminuya la concentración de vapor en el aire. Esto se puede conseguir mediante sistemas de ventilación mecánica, que es generada por máquinas que depuran el aire, o con aparatos deshumidificadores.

Si la condensación se localiza sobre todo en los marcos y cristales de las ventanas, entonces existe un problema de puente térmico. Para evitarlo se recomienda cambiar los cerramientos por otros con marcos de PVC o aluminio con sistema RPT (algo de lo que ya hemos hablado alguna vez en el blog). Otra opción para abaratar costes es taladrar el contorno de la ventana a intervalos de unos 30 cm e inyectar en la cámara interna espuma de poliuretano expandible; esta opción puede ser más económica pero conlleva un trabajo importante, y no nos garantiza al 100% la desaparición de los problemas de condensación.

Imagen: Rameshcn12.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

2 COMENTARIOS

  1. Para que haya condensación tienen que producirse dos circunstancias, elevada humedad relativa del aire y baja temperatura en la superficie de contacto. Eliminar la humedad relativa puede ser que disminuya la cuantía de agua condensada pero el problema realmente es el frio. Las condensaciones reflejan siempre un problema de falta de aislamiento. La falta de aislamiento adecuado produce 2 efectos nefastos. -1º condensación que lleva a mohos y demás patógenos que nos afectan en nuestra salud. -2º. Una sensación de frío que nos obliga a gastar energía para eliminarla pero que además nos vacía los bolsillos.

    Si realmente queremos eliminar la enfermedad no lo haremos combatiendo los sintomas, (humedad de condensación), sino atacándola de raiz, aislando bien nuestro edificio con una rehabilitación de la fachada.

Deja un comentario