Historia de la arquitectura: arquitectura renacentista

Historia de la arquitectura: arquitectura renacentista

0

historia de la arquitectura arquitectura renacentista

El Renacimiento surgió, en buena parte, como reacción al Gótico. Los hombres y mujeres del renacimiento van a considerar al gótico como una época oscura de barbarie y buscarán sus fuentes de inspiración en la Antigüedad Clásica. Hay que aclarar que la época de transición entre época gótica y época renacentista estuvo marcada por grandes catástrofes como la peste. Esta es una de las razones por la que las personas del renacimiento tratará de buscar su inspiración en otras épocas más remotas. Sin embargo durante el renacimiento se produce un idealismo de la Antigüedad que poco tiene que ver con lo que ocurrió realmente en época antigua.

También conviene mencionar que todo este movimiento coincide con una época en la que se comienzan a desarrollar los primeros estudios filológicos y comienzan a traducirse algunas de las obras literarias griegas y romanas más famosas. Como consecuencia la antigüedad se pone muy de moda y el arte del renacimiento tratará de imitar a aquella. En arquitectura podemos observar cómo se abandona cualquier reminiscencia del arte de la Edad Media y las tipologías clásicas comienzan a hacer su aparición.

Claridad y uniformidad del espacio

Frente a la decoración románica y gótica que se colocaba sobre toda superficie disponible (pilares, portadas, ventanas,…) las nuevas construcciones renacentistas van a destacar por su sobriedad. Se elimina toda la decoración superflua y se permite la apreciación de los volúmenes puros. De la misma manera se busca crear un espacio ordenado en el que cada pequeña parte se integre perfectamente teniendo siempre en cuenta el espacio total final.

Retorno a los órdenes

Los órdenes clásicos vuelven a ponerse de moda. Las pilastras decoradas con estatuas adosadas desaparecen durante varios siglos y el dórico, el jónico y el corintio recobran su protagonismo. Los órdenes arquitectónicos responden a la búsqueda del equilibrio, la armonía y la razón y los hombres y mujeres del renacimiento tratan de alcanzar dichos objetivos.

El hombre la medida de todo

De nuevo el ser humano vuelve a ser la medida de todo. Las grandes catedrales góticas que trataban de alcanzar el cielo a través de su altura desaparecen y dan lugar a nuevas construcciones que no se inspiran en dios, sino en el hombre de carne y hueso.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario