Hazle un sitio a la bici

Hazle un sitio a la bici

0

Las bicicletas son un elemento universal, que nos recuerdan al verano y a nuestra niñez. Quizás sea el último de los resquicios al que nos agarramos para no olvidar lo que algún día fuimos. La frescura y pasión, la ingenuidad y los paseos al atardecer. Es el único de los “juguetes” que nos queda, el único que no abandonamos, aquel que todavía amamos. En el que, aun a veces nos montamos y con cada pedaleo, nos sentimos jóvenes otra vez.bici

Debido a ese encanto natural, una de las grandes tendencias del año es utilizar las bicicletas como adorno. Evidentemente no es un estilo a tener en cuenta para cualquiera, tan solo es apto para eclécticos y arriesgados. Lo que no choca en absoluto con el carácter que le quieran dar a su decoración, una bicicleta puede estar al unísono tanto en la corriente romántica como en la retro o grunge. La clave, claro está, es hacerlo de manera adecuada y sin que desentone. Por ello, el truco es saber adaptarlo a cada modalidad estética.

Vintage

Este es uno de los grandes y clásicos instrumentos de este estilo, el incluir elementos bohemios mediante una vuelta de tuerca. La opción perfecta es ponerla en el jardín. Para ello, elige una bici clásica de las que tienen cesta, siempre en colores tenues y pastel. Llena la cesta de flores y ánclala bien en el suelo. Algunas macetas y adornos antiguos le darán el toque último.

Nórdico

A este estilo le viene como anillo al dedo una bici. Eso sí, a de ser de colores y líneas limpias y rectas. La mejor opción son las de carrera, sin brillo ni despuntes. En mate y color oscuro te encandilará. Cuélgala en la pared, a una altura baja y sin elementos que molesten. Pero nada de ponerla vertical, el soporte que debes comprar debe ser horizontal. Por su parte puedes hacer un dibujo encima, unas frases como si fuesen pintadas a mano alzada. Algo que represente el estilo hipster y desenfadado.

 

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario