Hacia nuevas políticas de vivienda

Hacia nuevas políticas de vivienda

Construccion Pisos

La crisis que estamos sufriendo en todo el mundo no lleva camino, por el momento, de solucionarse, y el sector de la construcción sigue siendo uno de los más afectados por la situación. Las políticas de vivienda llevadas a cabo los últimos años han demostrado ser claramente ineficaces a la hora de prevenir y evitar este tipo de situaciones, y ya se levantan muchas voces que claman por un cambio radical. El año pasado, la asociación ADECES (Asociación Pro Derechos Civiles, Económicos y Sociales) hizo una serie de declaraciones al respecto, reclamando nuevas iniciativas para solventar los problemas que la sociedad y los profesionales están afrontando en este momento. Según esta asociación, es importante tratar el tema de la VPO a fondo y cambiar la manera de afrontarlo. Incrementar los precios de las viviendas protegidas no sirve de nada, ni tampoco transformar los proyectos en viviendas de construcción libre; en principio, sería fundamental destinar gran parte de las VPO al arrendamiento o alquiler, para equilibrar la coyuntura de nuestro país con el resto de Europa. Según ADECES, también es necesario destinar otra parte importante de dichas viviendas a las personas con necesidades prioritarias: jóvenes que se han de emancipar, mujeres maltratadas… Por otra parte, con vistas a la adquisición de las viviendas, habría que mejorar el tratamiento fiscal de la compra de inmuebles procurando compensar así el incremento de los tipos de interés, y reducir considerablemente los costes de tramitación de las hipotecas por parte de los bancos. La cualificación de los profesionales también es importante; en épocas de crisis hay que aprovechar para formarse y especializarse, ya que la especialización es un seguro frente a situaciones complicadas como la actual. En cuanto al programa de rehabilitación de edificios impulsado por el ministerio de Fomento, y siempre según ADECES, debería condicionarse a la mejora de la calidad térmica y acústica de los inmuebles para adecuar la situación de nuestro país a la normativa de la Comunidad Económica Europea. Por último, los estamentos oficiales que regulan el mercado de la construcción de nuestro país han de actuar de forma neutral, dejando que sea el propio mercado, y sobre todo, los profesionales, los que estimen cuáles son las necesidades puntuales y busquen las soluciones más eficientes y rentables para cada caso.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario