Grifos termostáticos, ¿qué son y para qué sirven?

Grifos termostáticos, ¿qué son y para qué sirven?

Imagínate, vas a lavar los platos y dejas abiero el grifo, a la espera de que el agua se caliente. ¿Sabías que ese agua derrochada abulta la factura a final de mes? Una solución efectiva es instalar grifos termostáticos. ¿Que qué son? ¡Te lo explicamos!

Los grifos termostáticos no sólo son tendencia por su  novedad, si no que su inclusión en hogares españoles está ayudando a muchas familias a disminuir la factura del agua. Cuentan con dos mandos: uno para regular el caudal, y otro para regular la temperatura. Ambos se pueden sincronizar con el grifo cerrado, para alzanzar la temperatura en tan sólo unos segundos. Así, gracias al termómetro implantado en el mando, podremos conocer, además, la temperatura exacta con la que contamos. Por si fuera poco, este tipo de grifos suelen estar fabricados con productos aislantes que evitan accidentes, llamados sistemas antiquemadura. Se tratan de composiciones que limitan el paso del calor y nos protegerán de cualquier imprevisto.

Los especialistas aseguran que, pese a su precio, los grifos termostáticos se amortizan pronto. ¿Te gustaría tener uno en casa?

Imagen: Consumer.es

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario