Fachadas siempre limpias con la tecnología de la Flor del Loto

Fachadas siempre limpias con la tecnología de la Flor del Loto

flor-lotoLa Naturaleza tiene muchísimo que enseñarnos a los seres humanos, en todos los campos; y, aunque os parezca increíble, tambén es el caso de los materiales de construccion. En este post vamos a centrarnos en una hermosa y exotica flor: la flor del loto. Desde los años 70, su superficie ha sido objeto de investigacones exhaustivas. ¿Por qué? Muy sencillo: para averiguar por qué estas flores permanecen siempre limpias y casi secas, incluso después de la lluvia.

El efecto ha tomado el nombre de la flor, y consiste en la capacidad que tienen estas plantas para  no mojarse, quedando el agua en forma de gotas en su superficie y resbalando hasta caer, lo que hace que arrastren el polvo o la suciedad, manteniéndose así  siempre limpias.

En los años 70, un científico se preguntó porqué en algunas superficie  el agua se extende por toda la superficie, mientras que en otras se forman gotas. Observando la estructura de las hojas al microscopio, descubrió que las superficies más rugosas, con pequeños montículos en su estructura, eran las que mayor capacidad tenían de separar el agua en forma de gotas, permaneciendo así secas.

La presencia de nanopelos (pelos de calibre ínfimo, sólo visibles con microscopios de alta potencia) ayuda también a lograr este efecto; las flores de loto, al disponer  de ambas características, son el ejemplo perfecto.

Con esta tecnología se han desarrollado productos como por ejemplo la pintura Lotusan de Beissier, para pintar fachadas; esta pintura hace que, cuando llueve, el agua de la lluvia resbale por la superficie de la casa y arrastre consigo la suciedad, logrando tener la fachada limpia durante mucho más tiempo.

Interesante, ¿verdad? Quién sabe qué será lo próximo a descubrir…

Imagen: Gret@ Lorenz.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario