Existe una leyenda en la que una chica normal, logró tener un...

Existe una leyenda en la que una chica normal, logró tener un vestidor

0

No hay mujer que se pueda resistir, un vestidor en casa es marca de lujo, de prospección y éxito. Estas banales cualidades son tan ciertas como falsas, ya que en realidad instalar un vestidor en tu hogar sólo depende de espacio. Los tenemos asociados al prestigio, tanto en hombres como en mujeres. Las películas han sido las grandes culpables de este indómito embuste. En nuestra mentalidad colectiva, ver a un hombre entrando en el santuario, en donde las corbatas y hasta los calzoncillos están ordenados con escrupuloso detalle, nos llena de envidia. Y que me decís de ese momento, en el que la protagonista se dirige al suyo, donde los zapatos, fetiche de cualquiera, están establecidos en baldas y mostrando toda su grandeza.

vestidorqu

¡Pues no os preocupéis! Si siempre habéis querido un vestidor, pero alcanzarlo os parecía imposible, nosotros te damos las claves para tener uno fabuloso.

Como ya dijimos, la única cuestión necesaria es el espacio. Necesitas crear una zona específica y aparte. Aquí es en donde vienen los problemas. Dirás: económicamente hablando, es imposible que me sobre una estancia en la casa para dedicarla a esto. Amigos míos, si yo lo he conseguido, viviendo en un piso de 48 metros cuadrados, te aseguró que tú también podrás. Tan sólo has de quererlo.

La mejor de las maneras es que lo tengas visualizado antes de la obra de tu casa, siempre hay alguna estancia que sobra o a la que le puedes robar espacio. Por ejemplo, puedes suprimir el típico aseo, muy pasado ya en estos tiempos.

Una vez tengas el lugar, solo te quedará amueblarlo para la ocasión. Lo imprescindible es que el armario sea abierto, además eso te hará ahorra unos cuantos eurillos. Contrata un buen carpintero que te monte un mueble, sencillo pero bonito. Acuérdate de poner todo lo necesario, espacio para zapatos, en el medio y en baldas. Nada de ponerlos ahí abajo, que cada vez que coges uno te hernias. Una cajonera es imprescindible, sobre todo si pones unos cajones normales y otros con divisiones dentro. Esto te resultará comodísimo a la hora de ordenar la ropa interior, calcetines, corbatas, cinturones…accesorios que siempre quedan muy sueltos y perdidos por el armario.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario