¿Esconder la tele?

¿Esconder la tele?

0

televisiónExiste una tendencia, una obsesión ridícula que abanderan muchos decoradores. Los responsables de iniciar las modas, los que visten nuestros salones y hogares, intentan introducir una alternativa en el diseño de salones. A nosotros nos parece perfecto que exista variedad, que la gente haga lo que quiera en su casa. Sin embargo, no le vemos ninguna ventaja a esa idea de esconder la televisión.

Una gran instalación

En primer lugar, esconder la televisión requiere añadir más elementos a un salón. Existen diferentes formas de hacerlo, podemos comprar un mueble y encerrar la tele bajo puertas. Puertas que en la mayoría de los casos, debido a la subida del presupuesto, no son correderas. Esto implica que cada vez que vayamos a ver la tele, dos hojas abiertas ocuparán un espacio, entorpecerán el paso e incomodarán la visión. Se supone que la garantía de la decoración es crear ambientes abiertos, no poner objetos que nos vayan a molestar…

Por otra parte, también se pueden instalar complicados mecanismos, cuadros correderos que tapan la tele, televisores que se anclan en la base del mueble y al presionar un botón suben…En definitiva, métodos caros y enrevesados que no acaban de convencernos.

¿Por qué?

Y ésta es la gran pregunta, para qué gastarnos un buen dinero en esconder la tele. Hoy en día, la televisión ya no es aquel aparejo de tubo, cuadrangular y que ocupaba una barbaridad. Si esta tendencia hubiese nacido por aquellos años, la alabaríamos con fervor. Sin embargo ahora mismo no tiene ningún valor, las televisiones son elementos bonitos, tecnología pura, creada por nosotros. Sus líneas se han pulido y mejorado sus materiales.

Además, la realidad es que la televisión es el eje de un salón, el sol en torno al que gira la decoración. Disponemos toda la disposición del salón según el lugar que ocupe nuestra tele. Los muebles miran hacia ella y los demás elementos se adhieren después.

Funcionalidad

Otro de los puntos que más nos hierven es la funcionalidad. Tener que andar moviendo y quitando puertas, cuadros o mecanismo nos parece de lo más incomodo. Ver la televisión es una elección, pero tener que andar con todos estos líos, a día de hoy, nos parece de lo más inútil.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario