Escoger un sistema de aire acondicionado

Escoger un sistema de aire acondicionado

Sistema de aire acondicionado Super Daisekai, de Toshiba
Sistema de climatización Super Daisekai, de Toshiba

Un año más, y sobre todo los que vivimos en ciudades donde en verano el calor aprieta a fondo, nos planteamos instalar un buen sistema de aire acondicionado en nuestras viviendas. Cuando llegan esos días en los que no se puede salir de casa hasta las nueve de la noche, pensamos de nuevo: “¿por qué no lo hice el año pasado?” Pues bien, es posible que ahora sea el momento de hacer la inversión. El hecho de que nos encontremos en una situación de crisis puede jugar, en este caso, a nuestro favor: los establecimientos y firmas que distribuyen los aparatos han bajado los precios y ofrecen muchas facilidades para incentivar la compra. Y desde luego, no hay que olvidar acudir siempre a un buen profesional para que nos instale el aparato (la mayoría de los establecimientos disponen de este servicio).

Hay varios tipos de sistemas de climatización, cada uno con sus características, ventajas e inconvenientes:

  • Compacto de ventana: son aparatos que integran todas las partes funcionales del sistema, y que se instalan en un hueco en la fachada o en una ventana. Se colocan sobre todo en edificios donde no se permite la instalación de unidades condensadoras en las fachadas, y para estancias donde sea necesario aportar ventilación (renuevan el aire viciado). Una de sus desventajas es que hacen algo de ruido.
  • Unidades portátiles: de tipo split o monobloc, son adecuados para esas viviendas donde no queramos meternos en obras de instalación ni gastarnos mucho dinero (por ejemplo, casas de alquiler). Sencillos de colocar, se pueden trasladar, aunque resultan ruidosos.
  • Bomba de calor: para mi gusto se trata del sistema más completo, ya que también hace las funciones de calefacción en invierno. Sus desventajas son que reseca mucho el ambiente, precisa de módulo exterior y no permite la regulación de temperatura por habitaciones.
  • Split: son los aparatos más utilizados actualmente. Constan de dos unidades: exterior e interior, comunicadas por un tubo. Sirven para todo tipo de viviendas, apenas hacen ruido y mejoran la calidad del aire; eso sí, su instalación es complicada y pesan bastante, por lo que se han de colocar en tabiques resistentes .
  • Multi-split: similares a los anteriores, la diferencia es que una unidad exterior alimenta a varias interiores (entre 2 y 5). Éstas pueden ser de tipo mural, suelo-techo, casette (fan-coils) o mixtas. Es un buen sistema para viviendas de 100 m2 en adelante, y para quien quiera regular la temperatura de las estancias de manera individual.

 

Sea cual sea el sistema de que escojamos, es muy importante adquirir un aparato homologado y con las garantías debidas, aunque tengamos que pagar un poco más. Es el momento de relegar el viejo ventilador al cuarto de los trastos; la climatización aporta un confort necesario, y es una inversión que, seguramente, agradeceremos en el futuro.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

1 COMENTARIO

  1. Como me gustaria tener aire acondicionado 😛

    PEro conosco mucha gente que tiene por ejemplo, los Split, y son muy bueno y no demasiado caros. A lo mucho su intalación provoca un poco de caos para los que no saben, y un costo más. Pero son muy estéticos.

    Algo que no me gusta de un aire acondicionado, es que seque demsciado el ambiente, como pasa con los de los automoviles, que secan mucho el aire y es incomodo repirarlo (se seca la nariz xD)

    Saludos!

Deja un comentario