Erradicar la carcoma

Erradicar la carcoma

Los muebles antiguos son un tesoro a conservar y cada vez son más apreciados por decoradores e interioristas. Sin embargo, para mantenerlos en buen estado hay que someterlos a intervenciones periódicas, ya que, debido a su antigüedad, pueden terminar por deteriorarse sin remedio. Uno de los peligros más acuciantes que acecha a la madera es el ataque de la carcoma, vulgarmente llamada polilla: los muebles presentan unos diminutos agujeros que desprenden serrín y pueden terminar por debilitar toda la estructura del objeto, haciendo imposible su recuperación.
La carcoma es el nombre común de un insecto coleóptero (anobium punctatum, que excava galerías en la madera para depositar sus huevos. De éstos salen las larvas, que se alimentan de la celulosa presente en las fibras, excavando nuevas galerías para salir al exterior en forma de insectos totalmente desarrollados que se reproducirán para comenzar de nuevo el proceso. La reproducción y puesta de huevos tiene lugar durante la primavera, lo que significa que es el mejor momento para eliminar la carcoma de nuestros muebles.

carcoma madera

Para ello necesitaremos el siguiente material:

– Jeringuillas de plástico de 5 cc

– Líquido matacarcomas (es más efectivo que los aerosoles)

– Hojas de plástico resistentes

– Cinta adhesiva de embalar

– Algodón

– Brocha

Lo primero que hay que hacer es inyectar el líquido matacarcomas por todos y cada uno de los agujeritos que encontremos. Si rebosa y mancha el barniz, lo retiraremos inmediatamente con un paño. Las partes interiores deben tratarse a fondo, ya que la carcoma prolifera con la oscuridad y la humedad; es recomendable “pintar” estas partes con el líquido y la brocha, una vez inyectados todos los agujeros. Cuando nos hayamos asegurado de que el mueble ha sido desinfectado, procederemos a envolverlo con los plásticos y la cinta, dejando dentro unas bolas de algodón empapadas en el líquido. Por último, sellaremos las uniones con la cinta y dejaremos el mueble en cuarentena durante un mes para asegurarnos de su total desinfección. Cuando lo desenvolvamos, es importante comprobar periódicamente si de los agujeros sale serrín, lo que indicaría que los insectos han vuelto a atacarlo y hay que repetir el tratamiento.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario