Energía solar para las casas

Energía solar para las casas

casa energia solar termica

La actual crisis que estamos viviendo no es solamente económica; todo el mundo es consciente de la escasez de recursos de todo tipo a la que nos estamos viendo constantemente sometidos. Nuestro planeta, explotado hasta la extenuación por el consumo de petróleo y gas, parece no ser suficiente como para proporcionarnos la energía necesaria para nuestro actual sistema de vida. Por este motivo, desde hace ya unos años las energías alternativas están experimentando un desarrollo importante. En países como Alemania, los sistemas de energía solar están a la orden del día y son corrientes en muchos hogares. No deja de ser irónico que, en un país como el nuestro, con gran cantidad de horas de luz al día, dejemos pasar la oportunidad para aprovechar esa luz y convertirla en energía gratuita y respetuosa para el medio ambiente.

La energía solar es la más conocida de todas las de tipo alternativo. En la actualidad utilizamos dos tipos: térmica y fotovoltaica. La energía térmica es la que sirve para proveer a los hogares de ACS (agua caliente sanitaria), mediante la acumulación de energía a través de unas placas que se colocan en los tejados de las viviendas. Esta energía es captada por un fluido que circula a través de lo que se conoce como circuito primario. El fluido, impulsado por una bomba hidráulica, pasa a través de un acumulador en el que, gracias a un sistema de intercambio, transmite el calor al circuito secundario de ACS y/o calefacción. Estos sistemas resultan rentables en zonas donde se dan muchas horas de sol al día; si se dispone de piscina, puede emplearse la energía sobrante acumulada para calentar el agua en días más fríos.
La otra versión es la energía fotovoltaica. Los sistemas se encargan de transformar la energía calorífica del sol en electricidad para alimentar los circuitos de las viviendas. Desde el punto de vista doméstico, está indicada para viviendas que no tengan acceso a la red eléctrica general, ya que en los demás casos no resulta rentable. Su funcionamiento es también muy sencillo: los fotones del sol, absorbidos por las células fotovoltaicas presentes en los paneles solares, se convierten en corriente continua de electrones que después es transportada a un regulador. Este aparato se encarga de controlar la entrada de electricidad en la batería, donde se acumulará para ser empleada cuando haga falta. De las baterías pasa al inversor, donde se transforma en corriente alterna, lista para ser empleada. Es recomendable instalar un grupo electrógeno de gasóleo para que se encargue de generar electricidad cuando la radiación solar sea insuficiente o las baterías se agoten.
Puede obtenerse más información sobre instalaciones, funcionamiento, subvenciones y presupuestos en las páginas web www.censolar.com, www.portalsolar.com, www.solarweb.com, www.soliclima.com y www.idae.es (web del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía).

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

2 COMENTARIOS

  1. Ante la preocupacion ambiental, esque surge como una opcion barata y limpia, el uso de paneles solares y otros tipos de generadores y calentadores solares

  2. Es importante tomar en cuenta los costos, ya que si estamos hablando del distrito Federal, quizas no sea muy rentable, ya que contamos con electricidad y que con estos problemas que estamos viviendo actualmente quizas este sea una muy buena opción y asi evitamos tener que pelearnos con la burocracia que nos absorve día con día.

Deja un comentario