En el baño, sed sobrios

En el baño, sed sobrios

0

Los cuartos de baño suelen ser una zona de nuestra casa que solemos decorar menos. Los utensilios necesarios ocupan el espacio que tenemos, y pocas veces añadimos algo más. ¡Y menos mal! Cepillos, cremas, jabones, cosméticos…el baño queda a rebosar de colorido. Sin embargo, aunque pueda parecer contradictorio en la decoración, este lugar necesita un toque monótono. La decoración se lleva a cabo para añadir vida y encanto a los espacios, pero a diferencia de otras estancias, el baño necesita un poco de sobriedad para compensar el equilibrio. El atiborro visual, necesita pinceladas algo estrictas para no caer en el caos y el agobio.baño nordico

Básicamente un aseo necesita orden y contención. Debe ser un oasis, una guarida donde refugiarse. Relax y calma es lo que se debe respirar al zambullirte en tu bañera. Para conseguir esta difícil tarea no hace falta que remodeles todo el cuarto, tranquilo. Cuando recreamos el perfecto baño, afloran en nuestra mente mármoles pulidos, colores contrastados y duchas acristaladas y abiertas. Sin embargo, se pueden hacer maravillas en un baño que tiene la estructura clásica y común.

En primer lugar deshazte de todo lo innecesario, y guarda lo demás en saquitos. Distribúyelos por temáticas y escóndelos en los armarios. Organiza la zona de la ducha, deja en los estantes lo básico. Es necesario limpiar la zona de elementos que estorban y que hacen imposible la relajación.

Si tienes cortina de ducha, dale la jubilación. Pasados los años descuidamos su edad y comienzan a oscurecerse y coger algo de humedad. En los grandes centros comerciales las hay a precios muy reducidos. No elijas colores chillones ni estampados escandalosos. Recuerda, mejor la sobriedad.

Por otro lado, libera el lavabo, deja los cepillos en un bonito vaso y el gel de manos. Queda muy bien comprar unas toallas pequeñas y atarlas con un hilo duro. Es verdad que no las usarás, pero darán un aire serio y refinado. Por último intenta que las toallas que uses combinen, parece imposible, pero una vez te organizas no hay marcha atrás. Es el elemento más simple, pero el que más elegancia da a tu baño.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario