¡Empapela tu casa!

¡Empapela tu casa!

0

Cada año la decoración al igual que la moda renueva viejas tendencias de años pasados, o crea nuevas inspiraciones. El fundamento de la resurrección se basa en la analogía del tiempo transcurrido. Es decir, a más años pasados, más probabilidades hay de que triunfe una moda en la actualidad. Ni se te ocurriría ponerte ahora unas zapatillas flojas de los inicios del 2000, pero sí unos pitillos ochenteros. Lo mismo sucede en la decoración, todo es un ciclo que se repite con el pasar de los años, en el que sólo a veces, un nuevo elemento entra en escena.

papel pintado

Esto ha sucedido últimamente en nuestras paredes, llevamos una década y media pintándolas, la pulcritud era la esencia. Muros lisos, sin estampas de ningún tipo. Pero desde hace un tiempo la temática ha cambiado, y ahora, nos encanta revestir las nuestras. Hoy te traemos varias opciones para evitar una simple pared pintada.

Empapelar

El papel pintado se ha revelado como claro ganador en los últimos tiempos, ya somos muchos los que lo hemos incorporado en nuestras casas. Resucitado y con nuevas temática deja muy lejos los murales horteras de los 80.

Ahora da una vuelta más de tuerca y se atreve a imprimir en las estancias, no sólo un estampado atrevido, sino escenas que juegan con la perspectiva. Te encontrarás en las tiendas papeles en los que están impresos: librerías, escenas de la naturaleza, pizarras llenas de formulas, paisajes urbanos como si se tratasen de una ventana, miles de cartas, sellos, maletas…hay muchas posibilidades, todas ellas muy originales. Eso sí, no sobrecargues, con colocarlos en una pared será suficiente.

Pero la cosa no acaba ahí, ahora también nos atrevemos a revestir lo que no son paredes. Juega a poner diferentes fondos en los huecos de la estantería. También es muy utilizado el recurso de colocar el papel en las escaleras, no en el escalón, sino en su pieza vertical.

Fibras naturales

Utilizar tejidos para revestir las paredes es lo último en decoración. Los más usados son: la seda, el algodón o el lino. Son algo laboriosos de colocar, pero el resultado merece la pena. Dan a tu hogar volumen, texturas y mucha calidez. En el baño romperás moldes.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario