Emisores termoeléctricos para calefacción

Emisores termoeléctricos para calefacción

Emisor Ambiente LM

Si estáis pensando en que para este próximo invierno tenéis que renovar la calefacción de vuestra casa, una de las opciones que están a vuestro alcance son los emisores termoeléctricos. Los mal llamados “radiadores eléctricos” son elementos de calefacción fijos que se conectan a la red eléctrica de la casa y se calientan progresivamente; una vez apagados conservan el calor durante un tiempo determinado, dependiendo del material y el sistema con el que se hayan fabricado. Los emisores termoeléctricos son una interesante opción para la calefacción doméstica.

Diseños atractivos

Desde luego, no tienen nada que ver con los antiguos módulos eléctricos que gastaban un dineral en electricidad. Estos elementos están diseñados parar ser lo más eficientes posible, y tienen una gran ventaja: pueden utilizarse de manera independiente, conectando tan solo aquéllos ubicados en las estancias que se vayan a habitar. Por otra parte, una gran ventaja de los emisores eléctricos es que hoy día existen diseños muy interesantes que se adaptan bien a la decoración. Si a esto le unimos la capacidad calefactora de los modelos más modernos, estaréis de acuerdo conmigo en que son una buena elección para viviendas que no cuenten con calefacción central o instalación a gas natural.

Emisor Ceramico AKI

Cerámicos, los más eficientes

Este sistema es adecuado para viviendas con necesidades de calefacción moderada, bien porque se encuentren situadas en zonas templadas, bien porque su nivel de aislamiento sea óptimo. También son indicados para viviendas de tamaño medio. Existen tres tipos de emisores eléctricos:

  • Emisores de mica. Llevan resistencias de aluminio y paneles de este mineral. Son los que más rápidamente se calientan, pero también tienen menor inercia térmica (pierden calor con mayor velocidad tras apagarse).
  • Emisores de fluido. Son de aluminio y se calientan mediante un fluido caloportador. Aunque tardan más en calentarse que los de mica, su inercia térmica es mucho mayor. Esto les permite ahorrar un 20% de energía comparados con ellos.
  • Emisores cerámicos. Sin duda, los más eficientes de los tres. También son los que más despacio se calientan, pero una vez alcanzada la temperatura el calor que desprenden dura largo tiempo. De esta manera, consumen un 15% menos de energía que los de fluido.

Instalación fácil

Los emisores eléctricos son, además, muy sencillos de instalar: basta con atornillar a la pared unos soportes a los que se encajarán los elementos. Si solo tienes que colocar uno o dos, puedes hacerlo tú mismo; pero si son muchos los emisores a instalar, recuerda que en Tumanitas.com encontrarás buenos profesionales que harán el trabajo en poco tiempo con resultados excelentes, y también retirarán los viejos radiadores. Es el momento de plantearte si necesitas renovar o ampliar tu sistema de calefacción: si es así, no olvides contemplar los emisores termoeléctricos entre tus opciones.

Fotos: Leroy Merlin y Akí.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario