El mármol

El mármol

el mármol

El mármol es un material noble que se ha venido utilizando en la construcción durante siglos. En la actualidad solo encontramos este material en los ambientes más lujosos y suntuosos, algo que no debe extrañarnos ya que su precio es del todo prohibitivo para la mayor parte de las personas. Encontramos la utilización de mármol ya en los primeros restos de las civilizaciones más antiguas: Mesopotamia y Egipto. Este material solía utilizarse para suelos y soportes (columnas y pilares) aunque en ocasiones se empleaba también con otras funciones. También fue muy utilizado para realizar esculturas y revestimientos. Fueron los romanos, sobre todo, quienes utilizaron placas de mármol sobre materiales pobres como el ladrillo y el adobe para dar a sus edificaciones un aire de riqueza a pesar de lo modesto de su construcción.

Es muy posible que uno de los mármoles más conocidos en todo el mundo sea el mármol de Carrara. Se trata de un mármol de origen italiano que fue muy codiciado durante muchas épocas históricas utilizándose en los edificios y demás obras artísticas más relevantes de todo el viejo continente. En realidad existen miles de tipos de mármoles aunque la mayor parte de nosotros unicamente conocemos muy pocas variedades.  Pero antes de ponernos a hablar de los distintos tipos de mármoles que existen conviene que reflexionemos brevemente sobre el mármol. Porque…¿qué es el mármol? El mármol es un tipo de roca de origen metamórfico. Esto significa que el mármol se origina por la compactación de otras rocas (calizas) cuando estas se ven sometidas a procesos determinados de altas temperaturas y presiones. Como resulta lógico, al encontrarnos ante una roca metamórfica, existen muchos tipos de mármoles. Generalmente podemos hablar de tres variedades en torno a las que pueden agruparse todos los subtipos: mármoles lisos (que presentan una tonalidad uniforme en toda su superficie), mármoles jaspeados (con “salpicaduras” sobre el color base) y mármoles veteados (con líneas sinuosas que recorren toda sus superficie).

Una de las características más importantes de todos los mármoles es el hermoso brillo natural que adquiere una vez es sometido a trabajos de pulido lo que explica la popularidad del material a lo largo de los siglos.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario