El ladrillo: un material con mucha historia

El ladrillo: un material con mucha historia

0

wall-450106_640

El ladrillo es uno de los materiales más utilizados en la construcción en la actualidad y sin embargo, para muchos, continúa siendo un gran desconocido. Se trata de un material con miles de años y que se encuentra conformando algunos de los monumentos histórico-artísticos más interesantes de la humanidad. Y sin embargo la mayor parte de las personas al escuchar hablar del ladrillo lo vinculan unicamente a los actuales trabajos de albañilería despreciándolo por ser un material pobre, por todas estas razones conviene echar un vistazo hacia atrás y rescatar la historia de este material de construcción al que tanto debe la humanidad.
Los ladrillos son piezas elaborados con arcilla y otros minerales como la illita y el caolín y posteriormente horneados. Los primeros restos de ladrillo que se han localizado presentan una antigüedad de más de once mil años, coincidiendo con las culturas sumeria y babilónica.

Existen muchos tipos de ladrillos. El más habitual, que suele empleearse en las albores de contrucción actuales es el ladrillo perforado. Se trata de un tipo de ladrillo cuya superficie se encuentra perforada en más de un diez por ciento. Son los más utilizados para la construcción de fachadas. El ladrillo macizo, a pesar de su nombre, también presenta perforaciones en su superficie pero en un porcentaje menor al diez por ciento. Los ladrillos huecos son también muy utilizados en las labores actuales de albañilería ya que permiten aligerar la carga de los muros pues al ser huecos pesan menos. Suelen utilizarse para construir tabiques que no vayan a soportar mucho carga.

La disposición de los ladrillos, o aparejo, es también muy variada y permite elaborar patrones y diseños muy atractivos. El más conocido es el aparejo a sogas. Se trata de un tipo de disposición en el que los ladrillos se colocan de lado. Se trata del aparejo más conocido porque es el que se suele utilizar en las fachadas, pero no es, ni de lejos, el más utilizado.

Los ladrillos se usan para muchos fines pero sobre todo para construir paredes, muros y tabiques aunque también pueden ser utilizados con fines estéticos o decorativos.

 

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario