El jardín en diciembre

El jardín en diciembre

1

Durante el invierno, los trabajos que podemos realizar en nuestro jardín se ralentizan de manera importante. Las bajas temperaturas, la presencia de la lluvia o la nieve y las pocas horas de luz afectan a las plantas, y, además, hacen que nos apetezca más estar en casa que a la intemperie. Sin embargo, no podemos descuidar ciertas labores preventivas sin las cuales nuestro jardín no recibirá a la primavera en todo su esplendor. Una buena idea es contratar a un jardinero que pueda acudir a realizar dichas tareas de manera periódica; un buen profesional nos garantizará que nuestro jardín estará siempre bien cuidado, sobre todo en segundas viviendas de vacaciones y fines de semana, que permanecen vacías durante gran parte del invierno. Las tareas más importantes en esta época del año son las de prevención. Con la llegada del invierno, las heladas son frecuentes en muchos lugares y pueden llegar a causar verdaderos estragos en aquellas especies más delicadas. Lo primero que hay que hacer es cubrir las variedades más sensibles al frío con plásticos o protectores especiales, a la venta en viveros y centros de jardinería. Las coníferas deben protegerse con tela metálica antiviento para evitar que sus agujas se tornen de color marrón. Los arbustos y setos que tengan hoja perenne y hayan sido recién plantados deben regarse con moderación; también deberemos tener la precaución de retirar la nieve de las ramas para evitar que se quiebren. Si no se producen heladas, nos encontramos ante la última oportunidad para plantar bulbos de primavera, como narcisos o tulipanes. Tampoco hay que olvidarse de retirar las últimas hojas que hayan caído de los árboles durante el otoño para evitar que se pudran y estropeen el césped; recordemos que éste no hay que pisarlo mientras esté helado, para evitar que se quiebre y se deteriore. Y mientras no se produzcan heladas, es un buen momento para terminar de podar los árboles y dar la forma adecuada a algunos arbustos y plantas trepadoras. Las plantas que tengamos creciendo en macetas se deben regar siempre con moderación; algunas especies, como los geranios o los pelargonios, pasan mejor el invierno dentro de casa. Si se producen heladas fuertes, procuraremos proteger las especies que no podamos trasladar cubriéndolas adecuadamente con plástico de burbujas. Y no olvidemos que nuestras herramientas y máquinas precisan ta,bien de un mantenimiento periódico: hay que engrasar los ejes, afilar las cuchillas y las tijeras y sustituir las piezas deterioradas.

 

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

1 COMENTARIO

Deja un comentario