El abc de un jardín zen.

El abc de un jardín zen.

0

En nuestra página somos fervientes seguidores del estilo feng shui, nos encanta su método y armonía, para albergar equilibrio en nuestras vidas por medio de la decoración. Por ello nos parece muy buena idea crear un típico jardín zen. A primera vista, parece una tarea solo apta para osados. Sin embargo su simpleza es la clave de su éxito, tan sólo sigue estas instrucciones para construir el tuyo.jardin zen

En primer lugar debes acotar el espacio, revisa tu jardín y busca un rincón tranquilo. No es necesario mucho tamaño, con una pequeña zona bastará para que reine la paz. Una de sus principales características es que llenan el vacío, aportan ese toque de calma y sobriedad, necesario en todo jardín.

Las palabras mágicas.

Sólo debes prestar atención a tres elementos: arena, verde y piedra. Ellos son la máxima expresión para captar la esencia zen. Ahora que ya conoces los tres pilares fundamentales, pongámonos manos a la obra.

Limpia el lugar elegido, es muy importante la pulcritud, todo ha de parecer niquelado por el mejor de los maestrillos. Levanta el césped, no necesitarás cuidarlo en esta zona. Quita malas hierbas y remueve la tierra. Ahora debes cubrir la zona con una tela, se venden en las tiendas de bricolaje, y evita que las plantas la traspasen. Gracias a ella, conseguirás la pulcritud de la que te hablamos, ya que la hierba no crecerá en esta zona. Haz pequeños agujeros para poder plantar alguna que otra planta. Es necesario el contraste verde del que te hablábamos para no caer en lo monótono.

Llega el momento de elegir las plantas, no te compliques, las que mejor encajan son los helechos, el musgo o el bambú. Introdúcelos de forma asimétrica, creando curvas de ángulo abierto. Posteriormente recubre todo con arena, cuanto más fina mejor. El color puede variar, desde el más puro blanco al ocre o anaranjado.

Finalmente debes incluir piedras, tú decides el tamaño. Lo mejor es variarlo, combina piedras elevadas con chatas. Intenta construir un espacio simétrico, revísalo varias veces hasta dar con la combinación perfecta. Una buena forma es situarlas en grupos de tres, siempre de diferentes tamaños.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario