Diseños de piscinas para presupuestos más ajustados

Diseños de piscinas para presupuestos más ajustados

0

piscinaUna piscina siempre fue un lujo al que pocos nos podíamos acercar, el precio era escandaloso porque reportaba una gran obra. Sin embargo desde hace un tiempo, la estética de las piscinas está cambiando radicalmente. Antes, el baremo que medía si una piscina era buena, era su tamaño y profundidad. Ahora la tendencia ha cambiado y las reglas se rompen, por lo que comienzan a ser, un poco más accesibles para el público medio. Esto se debe a:

El tamaño no importa

Las piscinas para una casa buscan funcionalidad, antes, era la estética la que vencía. Una buena piscina debía ser grande y profunda, esta era la forma de que luciese y embelleciese el jardín. Sin embargo, cuando haces una piscina en casa, lo que buscas es poder refrescarte y nadar. Así que ahora, el tamaño no importa en absoluto.

Líneas rectas

La estética que quemaba una piscina hace unos años era la geometría. No se concebía como una piscina bonita, un rectángulo de agua. Por lo que se solía crear una estructura de suaves líneas. Esto hacía elevar aun más el presupuesto ya que complicaba la obra.

Sin embargo, gracias a las tendencias modernistas y minimalistas, lo que ahora manda es la antítesis. Se buscan líneas rectas, sobre todo, piscinas más largas que anchas. Esto propicia la elegancia y la funcionalidad. Permite nadar con mayor rango de movimiento y poder hacer largos cómodamente. Esto antes era impensable en una piscina particular, si querías entrenarte ya te podías ir de cabeza a la pública, porque todo eran curvas y esquinas.

A menor profundidad menos gastos

Antes, para que una piscina mereciese la pena tenía que tener una parte honda. Sin embargo, los ajustes económicos de los españoles han hecho variar profundamente el diseño de las piscinas. Se buscan presupuestos económicos y la excavación del terreno lo hacía subir como la espuma. Además esto repercute en otras ventajas, son más seguras y gastan menos debido a que necesitan un menor consumo de agua. Sin lugar a dudas, merece la pena rebajar la profundidad de la piscina, incide muy directamente en el gasto económico.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario