Desperfectos en muebles: cómo restaurarlos

Desperfectos en muebles: cómo restaurarlos

Comoda nogal

Los muebles antiguos son joyas que es importante conservar por muchos motivos. Por un lado suelen tener un componente sentimental, ya que a menudo son heredados. Además son muy decorativos y nunca pasan de moda, y por si fuera poco también suponen una inversión: si están bien cuidados, su valor va aumentando con el tiempo. Por estas razones es importante que se encuentren en buenas condiciones, llevándolos a restaurar si es necesario. Aunque hay pequeños desperfectos que podemos arreglar nosotros mismos…

Los más valiosos, para los profesionales

Antes de nada, me gustaría dejar bien claro que si el mueble es especialmente valioso únicamente debe restaurarlo un profesional. Lo mejor es que subáis vuestra propuesta a Tumanitas.com, donde encontraréis restauradores con todas las garantías, cerca de vuestra casa y con los presupuestos más ajustados. Por otra parte, hay muchos muebles de madera que son muy bellos sin ser antigüedades carísimas, en los que sí podemos intervenir. Por ejemplo, para erradicar la temida carcoma antes de que se extienda al resto de vuestra casa…

Eliminar la carcoma

La primavera es el mejor momento para desinsectar un mueble. Solo tendréis que inyectar un producto matacarcomas líquido con una jeringuilla por todos los agujeros (armaros de paciencia…). Después “pintad” con brocha las partes no vistas, como traseras o interiores, y envolved el mueble con plástico resistente y cinta de precintar. Antes de cerrar el envoltorio, no olvidéis meter unos algodones empapados del producto para que suelten los vapores. Es recomendable esperar un mes para desembalar el mueble, y mientras tanto dejarlo en un lugar luminoso.

Encolar muebles

Si un mueble se ha desencolado, es importante volverlo a ensamblar para evitar que termine de abrirse. Esto es algo muy común en las sillas, debido al uso al que se ven sometidas. En primer lugar tendréis que desmontar la estructura para poder limpiar los restos de cola que habrá en espigas y cajas. Después aplicaremos cola blanca para madera de forma abundante en las uniones, e introduciremos las espigas en las cajas con la ayuda de un mazo de goma. Mientras la cola se seca hay que mantener el mueble sujeto con sargentos, insertando tacos de madera (tacos mártires) entre éstos y el mueble para evitar que queden marcas. Los restos de cola hay que retirarlos con un trapo ligeramente húmedo antes de que se sequen.

Cómo reforzar las uniones

En el caso de que la estructura sea endeble, es posible que haya que reforzarla para evitar que se vuelva a desencolar. Esto se puede hacer de distintas formas: colocando refuerzos de madera por el interior o escuadras de metal (si el mueble es antiguo, es mejor decantarse por la primera solución). Otra opción es taladrar la madera desde el exterior allí donde la caja se une con la espiga, e introducir espigas (tubillones) de madera con cola que después cortaremos, lijaremos y teñiremos del color de la madera para que queden disimuladas.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?