Decoración victoriana

Decoración victoriana

0

decoración victoriana

La decoración victoriana está pasada de moda. Esta es una afirmación que prácticamente la totalidad de las personas estarían dispuestas admitir. Y…sin embargo se equivocarían.
De hecho la moda vitoriana ha vuelto a ponerse muy de moda en algunos ambientes. Esta reaparición del estilo se vincula a ciertas modas urbanas como el steampunk o las lolitas góticas. Lo que en un principio parecía ser una moda aislada en el vestir se ha ido convirtiendo en algo más importante. En la actualidad son muchos los jóvenes (y los no tan jóvenes también) que se han ido interesando por esta tendencia que ha traspasado los límites del vestir personal y se ha transmitido a la decoración de muchos hogares y comercios como pubs o salas de te. Si estás pensando en darle un toque victoriano y no sabes cómo hacerlo a continuación te ofrecemos unas sencillas claves.

Viste tus paredes

Si quieres que tu casa luzca una decoración de tipo victoriana no te queda otra opción que la de empapelar tus paredes. Debes escoger motivos geométricos y vegetales de colores sobrios. No tendrás ningún problema a la hora de hacerlo ya que estos papeles clásicos se encuentran con facilidad en cualquier tienda de pinturas.

Tapizados muy gruesos

Frente a la tendencia actual que apuesta por tejidos ligeros y vaporosos la época victoriana se caracterizaba por usar unos tejidos muy gruesos y fuertes. Esto no debe extrañarnos ya que en aquella época los textiles no solo eran decorativos sino que también ayudaban a proteger las habitaciones del frío. Respecto al diseño de los mismo los mejor es que apuestes por colores muy sobrios. Al igual que ocurría con las paredes puedes emplear textiles con motivos geométricos y vegetales pero también puedes optar por colores lisos.

Piezas de anticuario (o mercadillo)

Por último trata de incluir en tu decoración objetos antiguos. Como todo el mundo sabe las piezas de anticuario no son precisamente baratas. Por esta razón puedes tratar de buscar estas piezas en los mercadillos. Lo más habitual es que cuando las encuentres a un precio bastante barato o asequible sean artículos algo extropeados o que no funcionan. Esto no debe preocuparte ya que solo los quieres para decorar y si eres un poco manitas podrás arreglarlos con un poco de paciencia.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario