Decora con tarros de cristal

Decora con tarros de cristal

0

deco-676389_640

Los tarros de cristal son unos elementos que suelen estar muy presentes en nuestras casas. La razón de este hecho es bastante obvia, se trata de unos elementos que solemos conseguir al comprar mermeladas, salsas y otros alimentos. La mayor parte de las veces no sabemos que hacer con estos tarros que nos sobran y lo más habitual es que terminemos reciclándolos o abandonándolos en cualquier rincón. En nuestro artículo te proponemos algunas ideas bastante útiles para que puedas incluir estos tarros de cristal en tu decoración.

Pequeños jarrones o macetas

Los tarros de cristal son perfectos para crear pequeños jarrones en los que depositar nuestras flores o plantas preferidas. No resulta tan buen idea utilizarlos como macetas ya que entonces la tierra y las raíces de las plantas quedarán visible. Aún así si te interesa utilizarlos como macetas y no te gusta que se vea toda la tierra puedes cubrir esa parte del tarro con pintura para cristal o con alguna tela o cinta adhesiva decorativa.

Recipientes para velas

Los tarros de cristal son perfectos para alojar en su interior velas. Lo mejor de esta combinación es que las paredes de cristal de los tarros impiden que una corriente de aire pueda apagar la vela o extender su llama y crear un pequeño incendio. A parte de la utilidad práctica que acabamos de comentar utilizar tarros de cristal en combinación con velas nos permite conseguir una iluminación muy bonita y unos reflejos únicos y mágicos. Puedes colocar los tarros directamente sobre cualquier superficie lisa o colgarlos de estanterías, techos o ramas de árboles. No te preocupes si tus tarros no son iguales, de hecho mientras más variados sean mejor será el resultado.

Bolas de nieve o purpurina

Otra de las opciones más interesantes que puedes realizar con tarros de cristal es crear bolas de nieve o purpurina. Para ello solo debes rellenar el tarro de agua y purpurina (o nieve artificial, tal como desees). A continuación pega una figura sobre la parte interior de la tapa del tarro y cuando esta esté completamente pegada cierra el tarro con su tapa. Por último dale la vuelta al tarro: ¡tu bola decorativa ya está lista!

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario