Tags Posts tagged with "zócalos"

zócalos

1

Los problemas de humedad son muy corrientes en viviendas a pie de calle, como por ejemplo chalets adosados o pareados, o casas unifamiliares. Si dichas viviendas se localizan en regiones húmedas con lluvias frecuentes e inviernos fríos, entonces es todavía más probable que aparezcan las humedades. A veces se trata de humedad por capilaridad, que asciende de los cimientos de las edificaciones y es muy complicada de eliminar; pero otras veces, el agua simplemente se filtra a través de los poros de los materiales desde las fachadas, y entonces hay formas más fáciles de eliminarla.

En este caso, los propietarios de la vivienda optaron por colocar un zócalo a base de lajas de piedra, que además de impermeabilizar la fachada y evitar las filtraciones al interior, aporta una mejora estética considerable para la vivienda. Este zócalo eliminó de raíz los mohos que estaban apareciendo en la pared exterior, así como las humedades y ampollas en la pintura del interior.

Para hacerlo, primero se estableció la altura del zócalo trazando una línea de tiza con la trazadora. Después se pegaron las lajas, algunas de ellas convenientemente seccionadas para darles forma, calzándolas entre sí con pequeñas piedras (con la idea de dejar una llaga o junta entre ellas). Para pegar las lajas se empleó cemento-cola para exterior, extendido con llana dentada, y las llagas se rejuntearon con mortero de cemento. Por la parte superior se hizo un vierteaguas en forma de bisel, para evitar que el agua de la lluvia se acumulara sobre el zócalo.

Un trabajo estupendo con un resultado 10. Si queréis hacer un zócalo similar (o cualquier trabajo de albañilería) en vuestra casa, ya sabéis dónde podéis encontrar a los mejores profesionales y empresas, con los presupuestos más ajustados del mercado: en TuManitas.

zócalo-de-piedra

Me vais a permitir que en la entrada de hoy os comente un caso real como la vida misma ocurrido a un conocido mío que, por timidez, me ha pedido que oculte su identidad. A esta persna le ocurrió un serio percance en una casa que tiene en Asturias y utiliza como vivienda de verano y fines de semana, junto con su familia.

El caso es que, después de una primavera y un invierno tan lluviosos como fríos y desapacibles, con los primeros días de sol la familia decidió ir a pasar un puente a su casa del norte. Cuál no sería su sorpresa cuando llegaron, abrieron la puerta… Y se encontraron con un intenso olor a humedad. Al encender la luz, descubrieron el origen del problema: la parte baja de la pared estaba plaga de manchas de humedad que empezaban a generar moho, lo que originaba el desagradable olor. La primera reacción de los sorprendidos y desdichados visitantes fue encender la calefacción y, acto seguido, comenzar a frotar la pared. ¿El resultado? El moho se quitaba pero las manchas permanecían, así como el desagradable olor.

Al día siguiente, mi amigo fue en busca de una salvación al pueblo más cercano; necesitaba con urgencia un profesional que le diagnosticara el problema y le ofreciera una solución. En el pueblo, al ser puente, no consiguió más que vagas promesas de que quizás, un albañil podría acercarse la semana que viene… La desesperación de la familia empezaba a hacerles mella. La situación era complicada: ellos tenían que regresar a Madrid, la ciudad donde viven, el domingo por la tarde, por lo que no podían quedarse a buscar la manera de arreglar el problema. Y la pintura de la pared corría serio riesgo de desprenderse.

Entonces mi amigo recordó lo que suelo comentarles a todos cuando hablamos de reformas o arreglos en el hogar: TuManitas.com te ofrece un servicio gratuito y con todas las garantías, mediante el cual encontrar a un profesional competente en la zona que sea necesario, y a un precio inmejorable, es más que sencillo. Se puso manos a la obra y planteó su problema en el apartado de trabajos, y a la semana siguiente ya contaba con cuatro ofertas que le proponían distintos presupuestos y la realización inmediata del trabajo: forrar el zócalo exterior de la vivienda con lajas de piedra, eliminar la humedad interior y pintar de nuevo las paredes con pintura especial.

¿Cuál fue el final de la historia? Pues, por supuesto, un final feliz. Nuestro amigo contrató a un profesional con garantías que le hizo el trabajo en las dos semanas siguientes, a un precio estupendo y con unos resultados excelentes. Cuando regresaron, la impresión no podía ser mejor; la casa estaba mejor aislada, era más cálida y por fuera había ganado en elegancia y estética. Una vez más, TuManitas.com demostró ser la mejor elección.