Tags Posts tagged with "trucos uniones"

trucos uniones

Una entrega más de nuestros arreglos y trucos fáciles de bricolaje: en este caso, vamos a ver cuatro consejos e instrucciones muy practicos para hacer uniones en madera de varios tipos. En cola de milano (las de la fotografía), con tornillos avellanados, con lengüetas… Las opción son muchas, y menos complicadas de lo que puedan parecer.

Colas de milano: seguras y decorativas

Son el ensamblaje por excelencia, por ejemplo, en los frontales de los cajones. Aportan una fuerza extraordinaria y, cuando están bien hechos, quedan muy bien a la vista. Las hay de dos tipos: vistas y ocultas. Las vistas se hacen serrando totalmente las formas trapezoidales (como las colas de los milanos) que se encajan entre sí; para hacer una unión de cola de milano oculta, hay que vaciar la madera de manera que la parte que queda a la vista no muestre las testas de las colas de milano de las tablas. Estas uniones se hacen con el serrote de costilla y un formón de buena calidad, bien afilado.

Paneles con ranura y lengüeta
Los frisos que se ponen para forrar los zócalos de las paredes vienen siempre preparados con los laterales con un sistema machihembrado. Lo mismo ocurre con la mayor parte de los suelos de tarima o laminados. Las tablas tienen un lateral ranurado en toda su longitud, y el otro con una lengüeta que se encaja en la tabla vecina. Para unirlos, se aplica un poco de cola blanca y luego se encajan las partes, golpeando el lateral con lengüeta con un taco de plástico mártir, que lleva una ranura para encajar la lengüeta y así no golpearla con el mazo (son frágiles y fáciles de romper).

Uniones en esquina con listoncillos de madera
Una unión atractiva, limpia y fácil de hacer. Para ensamblar dos tablas en ángulo recto de esta manera, primero pégalas a tope con cola blanca y déjalas secar con sargentos. Después, practica tres cortes con el serrote de costilla en la esquina, por el exterior, que atraviesen ambas tablas. Introduce unos listoncillos de contrachapado con cola blanca, forzándolos a entrar con un mazo de goma o teflón. Deja secar la cola y sierra las partes salientes. Termina la unión lijando suavemente la zona para dejar los listones enrasados con la madera.

Ensamblar piezas con tornillos avellanados
Con estos cuatro pasos, las uniones que hagas con tornillos no sólo quedarán mucho mejor, sino que además serán más fuertes. Primero, haz un agujero de diámetro menor que el del tornillo con una broca de madera. En segundo lugar, introduce en el agujero otra broca del diámetro adecuado, taladrando con cuidado el mismo agujero para agrandarlo. Después, coloca en el taladro una broca avellanadora y modifica la parte superior del agujero para darle una forma parecida a la de un embudo. Ya puedes introducir el tornillo; será mucho más fácil y su cabeza quedará enrasada con la superficie.

Imagen: Casasdemaderarecio.com