Tags Posts tagged with "techos"

techos

0

tipos de techos

A la hora de planear la construcción de cualquier edificio una parte bastante importante del diseño es la relativa a los techos. Los techos cuentan con una relevancia más pronunciada de lo que se podría pensar en un principio. Escoger entre un tipo de techo u otro puede significar que tengamos que transformar toda la estructura del edificio para poder soportar el peso y los empujes de la techumbre.

Aunque las posibilidades de la arquitectura contemporánea son tales que a día de hoy pueden realizarse todos los tipos de techos que podríamos imaginar existen unos modelos y tipos bastante habituales que pasamos a analizar a continuación.

  • Techos planos: son muy habituales en los edificios de viviendas múltiples y los edificios comerciales. En estos techos se colocan antenas, sistemas de ventilación, chimeneas,…Con unas techumbres muy habituales y lo han sido durante cientos de años en los territorios más cálidos y con poca pluviosidad.
  • Techos inclinados: esta variedad de techo cuenta con varios subtipos. En esencia un techo inclinado es aquel en el sus perfiles presentan inclinaciones hacia los bordes. Existen muchos subtipos de techos inclinados. Tal vez el tipo más común y habitual sea el techo a dos aguas. Este tipo de cubierta se caracteriza por contar con dos vertientes y es el tipo de cubierta que suelen dibujar los niños en sus dibujos de casas. También son bastante habituales las cubiertas a cuatro vertientes. Los techos inclinados son muy habituales en los territorios donde llueve mucho. Gracias a sus techos inclinados es fácil que el agua no se embalse en ningún sitio que pudiera causar daños a la construcción.
  • Techos en bóveda: los techos en bóveda son el otro tipo de techumbres más habituales a lo largo de toda la historia de la arquitectura. Durante miles de año estas construcciones implicaban trabajos muy complejos y muros muy gruesos ya que había que construir unos muros muy fuertes y duraderos que fueran capaces de soportar el peso del material de las bóvedas. En la actualidad gracias a la utilización de otros materiales como el acero o el vidrio pueden construirse bóvedas muy livianas y espectaculares que pueden soportarse por livianas estructuras.

1

malla fibra vidrio techo

Los techos que han sufrido problemas de humedad, sobre todo los que se encuentran bajo cubierta y alguna vez han tenido goteras o manchas, son difíciles de recuperar aunque se haya erradicado la fuente de la humedad que causó el problema. Lo normal es que la pintura se desprenda, las manchas vuelvan a salir a lo largo del tiempo y se generen incluso fisuras y grietas en el enlucido. Para solucionar estos inconvenientes, lo mejor es colocar una malla de fibra de vidrio antes de pintar.

Esta técnica también se conoce como “pintura armada”, y consiste en forrar el techo con varias bandas de malla y cola vinílica especial para el trabajo. La malla refuerza el enlucido y mantiene en su sitio los materiales, permitiendo aplicar después la pintura sin que se aprecie a simple vista. Los materiales que se emplean son, a grandes rasgos, dos: el velo de fibra y la malla de fibra. Esta última parece ser la solución por la que se inclinan muchos profesionales, al ser más fácil de colocar y también más eficaz.

Técnica de colocación

Para colocar el revestimiento de refuerzo en primer lugar hay que cortar el material, que se presenta en rollos. Lo mejor es cortar bandas tan largas como el lado más largo del techo, dejando unos 5 cm de sobra (si éste no tiene molduras) por cada lado. La cola se aplica de forma abundante sobre el techo, primero insistiendo con la brocha en los laterales (que deben quedar perfectamente encolados) y luego aplicando el producto a lo largo del techo, en la franja que ocupará la banda.

La banda se pega primero por el borde, solapando la pared con los 5 cm de más que hemos cortado. Hay que apretar con una llana de plástico para que se fije a la esquina. Después se va fijando el material sobre el techo encolado con la mano, para después aplicar encima otra capa de cola con un rodillo de mango telescópico. La parte de la malla que solapa la pared se cortará una vez fijada con un cúter muy afilado, intentando hacer el corte al bies. Para terminar, es recomendable aplicar dos manos más de cola, muy extendidas y con el rodillo, una vez seco.

Este trabajo es bastante complicado, sobre todo si se quiere hacer bien. Por eso, lo mejor es contratar a un profesional de confianza y asegurarnos de que tiene experiencia en la colocación de malla de fibra para techos. En Tumanitas.com encontrarás a los mejores, con todas las garantías y a precios asequibles: no dudes en consultarles todo lo que necesites.