Tags Posts tagged with "suelos cerámicos"

suelos cerámicos

Suelo ceramico madera

La madera es un material que siempre queda bien en los suelos. El salón, los dormitorios o las entradas ganan muchos puntos cuando sus pavimentos se revisten de este noble material. Además de ser cálido y bonito, el suelo de madera dura muchos años en buenas condiciones si se mantiene adecuadamente. Pero hay ciertas zonas de la casa donde la madera no siempre es bienvenida… Por supuesto, me refiero a los cuartos húmedos: la cocina y el baño. Y es que la madera no se lleva bien con el agua. Pero hay opciones que nos permiten disfrutar de su belleza en toda la casa.

suelo autoadhesivo lamas madera

Un suelo nuevo hace muchísimo por cualquier habitación de la casa. Los suelos son, desde luego, las superficies que más sufren de la vivienda: pisadas, manchas, fregados, barro, muebles que se deslizan… Esto hace que su renovación sea algo imprescindible a lo largo de los años, especialmente si se trata de pavimentos no demasiado resistentes. Para el suelo del baño, hoy os propongo dos opciones: pavimentos adhesivos que se ponen rápidamente, y cerámica con suelo radiante.

revestimientos ceramicos

Los suelos y revestimentos de cerámica siguen siendo un clásico para las viviendas. Y no solo en cocinas o baños, como ha sido habitual durante mucho tiempo: también en salones o dormitorios, muy especialmente si las viviendas tienen suelo radiante (la cerámica es un excelente conductor del calor). En la actualidad hay productos que no solo son bonitos y resistentes, sino que además tienen prestaciones de lo más curiosas y atractivas.

Baldosas que ahorran energía eléctrica y nos ayudan a minimizar los gastos domésticos; superficies que ahuyentan la humedad  y la suciedad; cerámicas que se limpian solas; productos que descontaminan… Son revestimientos que casi parecen mágicos, pero que son una realidad y además están disponibles también para usos domésticos. Vamos a echar un vistazo a los más interesantes.

Ahorro eléctrico y autolimpieza

Si queremos ahorrar más de un 16% de la factura de la electricidad (sobre todo últimamente, que las tarifas parecen estar en plena escalada de precios…), una excelente solución es revestir espacios con Ecom4tile de Ceracasa. Se trata de un suelo que, además de muy decorativo y moderno, lleva incorporado un sistema de nano-acumuladores de energía que evitan el despilfarro.

Contribuir al mantenimiento de la limpieza del hogar también es una de las funciones de algunos revestimientos cerámicos. Por ejemplo, la gama CleanSystem de Inalco o la línea Lifeker de Keraben. En el primer caso, las baldosas llevan un recubrimiento específico que repele la humedad y la grasa, y las hace especialmente indicadas para zonas de trabajo en la cocina: alrededor de la placa o de la pila. Por su parte, Liefer es un revestimiento para exterior que lleva en su composición nanopartículas de dióxido de titanio: cuando reciben la radiación solar, producen una oxidación que destruye la suciedad orgánica de la superficie.

Baldosas descontaminantes

Y para quienes se sientan especialmente comprometidos con el medio ambiente, hay un pavimento llamado BIONICTILE® (de nuevo, desarrollado por Ceracasa) que favorece  la descontaminación de los ambientes. Según los estudios realizados por la Fundación CEAM y la Universidad Politécnica de Valencia, un metro cuadrado de esta superficie puede descontaminar hasta 250 microgramos/hora de los perjudiciales óxidos de nitrógeno (NOx), y eliminar hasta el 74% de ácido nítrico (responsable de la lluvia ácida) del aire de nuestras ciudades. Este pavimento actualmentes se utiliza a nivel públic, en grandes espacios, pero seguro que con el tiempo llegaremos a incorporarlo a nuestras terrazas y jardines.

Fuente e imágenes: ASCER.

Bueno, como he empezado el post de hoy con una pregunta, tengo la obligación de contestarla de inmediato. La respuesta es: sí, se puede pintar. Los suelos cerámicos, a pesar de su acabado pulido y no poroso, pueden pintarse con productos especiales y además, con excelentes resultados. De todas formas, antes de explicar cómo se hace, también hay que decir que la pintura no es tan resistente como el acabado cerámico y los fregados deberán ser menos frecuentes, además de hacerse con detergentes neutros y sin lejía.

En primer lugar, para que los productos agarren bien el suelo tiene que estar tan limpio y desengrasado como la proverbial patena. Es recomendable frotarlo a fondo con un buen detergente desengrasante, y no está de más limpiarlo también con un disolvente (por supuesto, con las ventanas abiertas, guantes y mascarilla). Para empezar a pintar el suelo, primero aplicaremos una selladora sintética con un rodillo de esmaltar; después, una vez seca colocaremos cinta de carrocero en las zonas que no queramos manchar, o donde vaya a ir otro color.

Los suelos cerámicos quedan muy bien con ajedrezados, pintando las baldosas de dos colores distintos o combinando varios tonos. Las pinturas adecuadas para este tipo de acabados son las de tipo epoxi, de dos componentes. Como hay muy pocos colores disponibles, lo mejor es comprar una blanca e ir mezclando cantidades, añadiendo a la mezcla cada vez un poco de tinte universal para pinturas, hasta obtener el color adecuado. Es recomendable apuntar la cantidad de tinte que se añade a cada preparación de pintura (en tapones o gotas), por si hay que repetirla.

La pintura se aplica con rodillo de esmaltar. Estas pinturas, una vez mezcladas, tienen un tiempo corto de uso, por lo que es mejor preparar mezclas pequeñas. Además, conviene aplicar dos manos de pintura para obtener la máxima resistencia.

Imagen: Flower Garden Girl.

La nueva colección de peldaños Venatto en acabado Grain está especialmente indicada para baños y terrazas por su excelente calidad y su efecto antideslizante. Un producto natural que cumple las más estrictas exigencias en materia de sostenibilidad y seguridad. Como el resto de la colección, presenta una superficie microtexturada que equilibra el nivel de adherencia con el suelo seco o mojado, reduciendo el riesgo de caídas o resbalones.

Venatto ofrece una extensa gama de peldaños antideslizantes Clase 3, que superan con creces las especificaciones exigidas en el Código Técnico de la Edificación (CTE) para pavimentos sometidos a una gran aportación acuosa. El acabado grain destaca por su gran resistencia al deslizamiento, superando los ensayos de la norma UNE EN 12633:2003, Clase 3 (Rd >45) que exige el CTE, consiguiendo coeficientes de deslizamiento superiores a Rd 55. Un producto que cuenta con la clasificación R 11 conforme a la normativa DIN 51130 y Clase C de acuerdo con la DIN 51097.


Venatto Grain es el material ideal para la realización de escaleras en baños, porches y terrazas debido a su carácter antideslizante, su facilidad de limpieza y su resistencia a la acción de los agentes químicos y a los cambios bruscos de temperaturas. Además es muy resistente al desgaste, a la compresión y a los golpes.

La colección Venatto Grain tiene seis medidas de peldaños en catálogo (40x32cm; 60×32 cm.; 90×32 cm.; 100×32 cm.; 120×32 cm. y 160×32 cm.), en acabado romo. Además, se ofrecen medidas especiales según pedido. Para completar el proyecto existen rodapiés, baldosas, tacos y zanquines, disponibles en una extensa gama de colores y texturas que se adaptan a cualquier proyecto constructivo.

Más información: Greco Gres.


El comienzo del año es una época en la que muchas empresas lanzan nuevos productos, sobre todo de cara a la primavera, una estación en la que las reformas comienzan a proliferar. Hoy le ha tocado el turno a la firma de cerámica italiana NovaBell, que acaba de sacar al mercado su nueva colección Supreme. Se trata de una línea de baldosas para pavimentos, inspirada en las antiguas piedras de las casas señoriales y los castillos del Norte de Francia.

La colección está compuesta por piezas coloreadas en masa, que se caracterizan por mostrar una superficie ligeramente ondulada, que reproduce a la perfección el efecto que tienen millones de pasos sobre la piedra a lo largo de los siglos. El amor por el detalle de NovaBell garantiza la increíble autenticidad visual de la serie Supreme; los bordes irregulares de las baldosas se enfatizan después con el rejunteado, y el pavimento gana en riqueza gracias a los diferentes formatos y mezclas de piezas de distintos tamaños.

La serie Supreme está disponible en colores naturales y en tres formatos distintos, además de en gresite. Es la solución perfecta para quienes busquen interiores con personalidad y encanto, en los que la historia constituye una emoción para reproducir. Además, la serie Supreme forma parte del programa NovaBell Ecosystem, un proyecto para producir cerámica con poco impacto medioambiental a partir de materiales reciclados.

Más información: NovaBell.

0

Son una apuesta muy actual, y cada vez están más de moda y resultan más populares. Los suelos de cerámica rectificada (y también los revestimientos para paredes, que son menos comunes) son aquellos suelos de baldosas cerámicas que ofrecen una superficie casi continua, en la cual las juntas apenas se distinguen. Las piezas suelen ser de gran tamaño y sus bordes están cortados de forma totalmente recta, lo que se llama “canto vivo” y con ausencia de bisel o redondeo. Esto hace que, cuando están bien instalados, la sensación que aportan es de un suelo similar a los de cemento pulido, liso y sin juntas aparentes.

Hasta aquí, la teoría; a partir de ahora, la realidad. Colocar bien un suelo de tipo rectificado es muy complicado, y siempre hay que buscar a un profesional competente y con todas las garantías (¡buscadlo en TuManitas.com!) para conseguir unos resultados perfectos. Porque si no se hace bien, las baldosas pueden presentar elevaciones o descompensaciones (que los profesionales llaman “cejas”) y que pueden resultar incluso cortantes y peligrosas.

La técnica de colocación es la misma que la del gres porcelánico, y recibe el nombre de “capa fina” porque el lecho de adhesivo sobre el que se pegan las piezas tiene poco espesor; esto hace que no exista mucho juego a la hora de nivelar las baldosas unas con otras. Otro problema es que el pavimento sobre el que se colocan esté mal nivelado; además, la ausencia de juntas cuando las baldosas se colocan a tope puede generar problemas de dilatación y hacer que las piezas terminen levantándose. Para evitar esto, se puede dejar una junta de 1,5 mm, rejunteándola con un producto especial para gres porcelánico del color adecuado. Para el suelo, es mejor escoger gres ligeramente biselado; en cambio, para las paredes, lo mejor es que las piezas estén sin biselar.

Imagen / Decoracion2.com.

La prestigiosa firma de cerámica italiana NovaBell nos sorprende constantemente con productos basados en la investigación más avanzada, y además siempre preocupándose por la ecología y la sostenibiliad. Su último lazamiento se llama Soft Look (“aspecto suave” sería la traducción de este nombre al español), y se trata de un suelo de baldosas cerámicas en cuya fabricación se ha empleado nanotecnología avanzada para mejorar sus cualidades antideslizantes. Así, el pavimento cuenta con un tratamiento superficial permanente y ecológico, que puede combinarse sin problemas con otros productos de la firma o de otras marcas, e incluso materiales.

La “magia” de este preciosos suelo estriba en que las sustancias que lo recubren, totalmente inocuas para el medio ambiente, reaccionan al entrar en contacto con la humedad, mejorando sensiblemente la capacidad antideslizante de las baldosas que conforman el pavimento. La ventaja principal de este acabado es también algo visible: cuando está seco, su aspecto es similar al de los suelos cerámicos para interior; sólo adoptan su capacidad antideslizante cuando entran en contacto con el agua.

NovaBell comercializa la serie Soft Look, con su avanzado tratamiento antideslizante, como parte de su programa de ecosistemas, dentro del cual se encuentran otras colecciones con un bajo impacto medioambiental por su contenido en materiales reciclados. Ya mencionamos algunos de estos materiales en un post anterior acerca de revestimientos cerámicos ecológicos, ¿los recordáis? Son estupendas noticias de cara a la utilización de recursos sostenibles en reformas y construcción, algo que desde luego es de agradecer.

Entre las muchas reformas que se suelen hacer en una vivienda, los cambios de los suelos cerámicos están entre las más habituales. En casi todas las casas de nuestro país hay un pavimento cerámico de algún tipo, y lo normal que es se localicen sobre todo en las zonas húmedas (cocina y baño) por ser los que mejor resisten la humedad y los fregados habituales. Colocar un suelo cerámico suele implicar una obra importante, ya que lo normal es tener que quitar las baldosas que ya existen y poner después las nuevas. Esto supone picar el suelo, desescombrar (alquilando un contenedor para desalojar los escombros), nivelar y rasear el pavimento y poner encima las piezas nuevas con cemento-cola.

Una obra importante, ¿verdad? Y vamos a de lo que se trata: si se puede o no colocar un suelo cerámico sobre otro. Hombre, poderse sí se puede, siempre que no haya piezas rotas o flojas y se nivelen las llagas; pero el problema es que el nivel del pavimento subirá debido al grosor de las piezas. Para evitar esto, actualmente hay soluciones por parte de algunas empresas que ponen a disposición de particulares y profesionales baldosas cerámicas especialmente diseñadas para ser instaladas sobre pavimentos similares. Un buen ejemplo es la baldosa Minimax, de gres porcelánico y que comercializa la firma Appiani; sus 3,5 milímetros de espesor permiten revestir cualquier suelo de exterior o interior sin tener que quitar el pavimento original.

Otra opción es escoger un suelo de microcemento, una solución actual y vanguardista que cada vez tiene más adeptos, y que además cualquier manitas especializado en este tipo de trabajos (como los de nuestra web TuManitas.com) sabe instalar de manera rápida y eficaz. Para no extenderme, os remito al post que publiqué en su día sobre suelos de microcemento.


A veces parece que en materia de revestimientos cerámicos, está ya todo dicho. Este tipo de materiales son de los más antiguos que existen dentro del campo de la construcción, además de ser resistentes, bellos y fáciles de mantener. Pero las firmas más importantes continúan ideando fantásticos nuevos materiales en el campo de la cerámica, que no dejan de sorprendernos.

Si hace unos cuantos días os hablaba de unas baldosas que depuraban el aire y eliminaban parte de la contaminación, hoy les toca el turno a las colecciones THD y RHD de NovaBell. Se trata de revestimentos cerámicos hechos en parte con material reciclado, y que imitan fielmente otras superficies naturales como el mármol travertino o la piedra natural.

Las baldosas de ambas colecciones están realizadas con un 40% de cerámica reciclada; además, su imitación de los materiales mencionados es tan perfecta, que resulta casi imposible distinguirlas del mármol o la piedra original… Esto se logra a través de una tecnología de última generación, que consigue acabados y texturas de alta definición para las superficies.

La serie THD imita fielmente la superficie del hermoso mármol travertino, mientras que la colección RHD figura baldosas de piedra. Además, no sólo se consigue el mismo color o la veta de los materiales, sino que la textura y el tacto suave del mármol o la irregularidad tridimensional de las piedras quedan también perfectamente reflejadas.

Los suelos cerámicos de NovaBell pueden instalarse indistintamente en el exterior o el interior de las viviendas, constituyendo la solución perfecta para espacios de transición, como entradas, porches, patios… Además, también están disponibles en acabados antideslizantes.

Imagen y más información / NovaBell.