Tags Posts tagged with "seguridad"

seguridad

2

Instalar una puerta de entrada de alta calidad en nuestra vivienda es siempre una excelente medida de seguridad. No hay que olvidar que la mayor parte de los robos en viviendas se realizan accediendo al interior directamente por la puerta, por lo que siempre es una buena idea colocar una puerta que ofrezca todas las garantías. En el mercado hay distintos modelos para escoger; dependiendo de su configuración y del nivel de seguridad que ofrezcan se clasifican de la siguiente manera:

Puertas de seguridad: se emplean para entradas, pero también en interiores. Aunque son las que más se utilizan (probablemente por ser las más económicas), también son las menos seguras. Pueden ser de madera o metálicas, y la seguridad se la aportan unos perfiles de metal que llevan en su interior, además de una cerradura provista de bombillos especiales anti-ganzúa.

Puertas blindadas: se caracterizan por llevar una chapa metálica de por lo menos un milímetro de grosor en el interior de la hoja, además de equipar bisagras especiales antipalanca. Por su parte, el cerco sobre el que va montada suele ser de madera corriente y sin medidas específicas de seguridad.

Puertas acorazadas: las que más seguridad aportan, y también las más caras. Su sistema integral de protección incluye la estructura metálica del interior de la hoja, una cerradura de seguridad integrada y muy especialmente, un cerco de chapa de acero con un mínimo de 2,5 milímetros de grosos y bisagras blindadas o atornilladas, provistas de herrajes resistentes a las palancas.

Una puerta que ofrezca la máxima seguridad es una magnífica inversión para nuestra tranquilidad. Y para su instalación, no olvidéis que en TuManitas encontraréis a los mejores instaladores, con todas las garantías y los presupuestos más ajustados de la red.

Imagen: Homedesignfind.com
.

Son las dos estancias que más se suelen reformar a fondo, y además, con el paso del tiempo han cobrado un increíble protagonismo. Si antes el baño era un simple lugar de aseo, y la cocina sólo era para eso, para cocinar, hoy día los baños son casi auténticos spas y zonas de relajación, mientras que las cocinas dejan espacio para comer o reunirse, y muchas veces lo comparten directamente con el comedor. La importancia de ambos espacios ha hecho que actualmente, las soluciones decorativas y funcionales se multipliquen para lograr resultados espectaculares.

En materia de fontanería, hay que saber que la normativa actual prohíbe el empleo de materiales como el plomo o el hierro galvanizado en las instalaciones de ambas estancias. Actualmente lo que se usa es el cobre, que poco a poco va cediendo terreno a los materiales plásticos, que ya hemos tratado alguna vez en nuestro post. El PVC, por su parte, es el protagonista de las redes de saneamiento. En tuberías de gas también se usa el propileno.

A la hora de instalar los sanitarios en el cuarto de baño, vigilaremos que el WC esté lo más cerca posible de la bajante; si lo situamos a más de cuatro metros, podría dar lugar a importantes atascos. La tubería que parte de la taza debe llevar siempre una ligera inclinación hacia la bajante para facilitar la eliminación de las aguas fecales; esto puede implicar el tener que subir ligeramente el pavimento.

En materia de electricidad, no hay que olvidar que debemos respetar siempre (y digo siempre) las medidas de seguridad y distancias establecidas entre los puntos de luz, los enchufes y las tomas de agua, para evitar peligrosos accidentes y descargas. Las zonas del dibujo (fuente e imagen: securibath.com) 1, 2 y 3 corresponden al espacio peligroso (donde no se deben poner puntos de luz ni enchufes), el espacio de protección (con restricciones) y al espacio libre, respectivamente.

Las escaleras de mano son un artículo empleado tanto por los profesionales de las reformas y la construcción, como por los aficionados al bricolaje o por cualquiera que desee llevar a cabo alguna tarea doméstica en un punto de difícil acceso. Sin embargo, a menudo desconocemos las características fundamentales con que debe contar una escalera para ser considerada totalmente segura. Los diferentes tipos disponibles también son muy interesantes, ya que los modelos varían mucho según la aplicación que se les vaya a dar, el material del que estén hechas, si son simples, dobles o transformables… En estas líneas intentaremos aclarar un poco las cosas. Por supuesto, lo principal es que la escalera que vayamos a adquirir esté debidamente homologada, y de esto nos aseguraremos comprándola en un establecimiento de confianza. Debe tener la longitud suficiente como para ofrecer apoyo firme para las manos y los pies; si no tiene quitamiedos (barra curva situada en la parte superior), tendrá que contar con por lo menos 4 escalones libres por encima de la posición de los pies. El material también es importante; para trabajos de electricidad, deben ser de materiales aislantes. Para escaleras de madera, la carga máxima será de 95 kg, y para las de metal, de 150 kg. Nunca se deben portar más de 25 kg de peso al subirse. Cada material tiene sus ventajas y sus inconvenientes; la madera es ligera y aislante (sin humedad), pero se estropea y contrae con el tiempo, mientras que el acero, aunque es incombustible y difícil de romper, es un buen conductor de la electricidad y se abolla con los golpes. Las aleaciones de metal ligeras son inoxidables; salen más caras pero son rentables, aunque también son conductoras de la electricidad. En cuanto a las escaleras sintéticas, aunque son aislantes y muy resistentes, toleran mal el exceso de calor o frío y salen algo caras.

La forma y estructura de la escalera es también determinante a la hora de escoger un modelo u otro. Las escaleras simples, de un solo tramo, siempre han de apoyarse en una pared para sostenerse, por lo que la base tiene que ser totalmente antideslizante. Las dobles de tijera son muy comunes y tienen un dispositivo articulable para plegarlas o abrirlas. Las extensibles se componen de dos tramos que se deslizan uno sobre el otro, a la manera de las de los bomberos; pueden ser mecánicas o manuales. En cuanto a las versiones transformables, son las más versátiles; se trata de escaleras extensibles de dos o tres tramos (mixtas de doble y extensible), que se adaptan a cualquier situación. Por último, unas medidas de seguridad: el ángulo de apertura de una escalera doble de tijera nunca debe ser mayor de 30º y deben contar obligatoriamente con un bloqueador de seguridad. En cuanto a las escaleras simples, siempre han de colocarse formando un ángulo de unos 75º con la horizontal.