Tags Posts tagged with "salón"

salón

0

televisiónExiste una tendencia, una obsesión ridícula que abanderan muchos decoradores. Los responsables de iniciar las modas, los que visten nuestros salones y hogares, intentan introducir una alternativa en el diseño de salones. A nosotros nos parece perfecto que exista variedad, que la gente haga lo que quiera en su casa. Sin embargo, no le vemos ninguna ventaja a esa idea de esconder la televisión.

Una gran instalación

En primer lugar, esconder la televisión requiere añadir más elementos a un salón. Existen diferentes formas de hacerlo, podemos comprar un mueble y encerrar la tele bajo puertas. Puertas que en la mayoría de los casos, debido a la subida del presupuesto, no son correderas. Esto implica que cada vez que vayamos a ver la tele, dos hojas abiertas ocuparán un espacio, entorpecerán el paso e incomodarán la visión. Se supone que la garantía de la decoración es crear ambientes abiertos, no poner objetos que nos vayan a molestar…

Por otra parte, también se pueden instalar complicados mecanismos, cuadros correderos que tapan la tele, televisores que se anclan en la base del mueble y al presionar un botón suben…En definitiva, métodos caros y enrevesados que no acaban de convencernos.

¿Por qué?

Y ésta es la gran pregunta, para qué gastarnos un buen dinero en esconder la tele. Hoy en día, la televisión ya no es aquel aparejo de tubo, cuadrangular y que ocupaba una barbaridad. Si esta tendencia hubiese nacido por aquellos años, la alabaríamos con fervor. Sin embargo ahora mismo no tiene ningún valor, las televisiones son elementos bonitos, tecnología pura, creada por nosotros. Sus líneas se han pulido y mejorado sus materiales.

Además, la realidad es que la televisión es el eje de un salón, el sol en torno al que gira la decoración. Disponemos toda la disposición del salón según el lugar que ocupe nuestra tele. Los muebles miran hacia ella y los demás elementos se adhieren después.

Funcionalidad

Otro de los puntos que más nos hierven es la funcionalidad. Tener que andar moviendo y quitando puertas, cuadros o mecanismo nos parece de lo más incomodo. Ver la televisión es una elección, pero tener que andar con todos estos líos, a día de hoy, nos parece de lo más inútil.

0

tv-463438_1280

El televisor es un miembro más de familia en algunos hogares. Estamos acostumbrados a verlos encima de un aparador bajo con pequeños armarios o cajones. En realidad, es lo más práctico, en eso estamos de acuerdo. Pero si le echamos un poco de imaginación, le podemos encontrar otras ubicaciones igual de prácticas pero menos clásicas.

Realizamos las propuestas para televisiones de plasma de tamaño medio puesto que son las más comunes. Aunque encontramos televisores en cocinas, habitaciones, o incluso, cuartos de baño, estos planteamientos se centran en la televisión en el salón. Ubicaciones fuera de lo habitual que favorecerán la creación de ambientes distintos y de ampliar espacios.

Chimenea

Si tienes la suerte de tener una chimenea en el salón, aprovecha la repisa para colocar la televisión encima. Actuará como elemento decorativo además de su función de entretener. Normalmente, la chimenea está situada en el lugar principal del salón, el mismo que necesita cualquier tele. Matas dos pájaros de un tiro, genial ¿no? Es fundamental fijarla bien para evitar accidentes. Así que invierte en seguridad, no te la juegues.

Pared

Cuelga la tele en la pared con las fijaciones que vienen al comprarla. Calcula bien la altura para que no te quede demasiado baja o demasiado alta con respecto a la altura del sofá. Aportará un aire mágico porque dará la sensación de que está suspendida en el aire, como flotando.

Repisa

Puedes hacer una repisa de obra especial para la tele. Te dejará espacio libre debajo pero contarás con la ventaja de poder colocar al lado otros aparatos como el DVD, TDT, etc. Píntala del color que desees y confía en el buen-hacer del albañil. Ideal para salones de pequeñas dimensiones.

Una última alternativa la hace salir de un mueble a medida automatizado por control remoto. D esta manera, podrás “sacarla” sólo cuando la vayas a ver y camuflarla cuando no necesites su presencia. Por supuesto, el caparazón podrá ser del material y color que quieras. El único inconveniente es que su precio aumenta considerablemente y sólo está al alcance de unos pocos. Siempre puedes ahorrar algo todos lo meses para darte este capricho el próximo año…

0

 

 

living-room-421842_1280

A todos nos pasa que nos levantamos una mañana pensando  que estamos cansados de nuestro salón, de verlo igual un día tras otro. Echamos un vistazo a la cuenta corriente y nos animamos al afirmar que, seguramente, el año próximo podremos hacer cambios. ¿Por qué esperar? En serio, no es cuestión de dinero, sino de coger la varita mágica y dar tres toques de magia que renovarán por completo tu salón. Y todo, sin que tu bolsillo se quede temblando.

Te proponemos una reforma sin obras, ni grandes desembolsos que te llevará a apreciar más tu salón. Pequeños cambios que surtirán grandes efectos. Seguro que también te sentirás más cómoda cuando pases tiempo en él y, posiblemente, mejorará tu estado de ánimo. Lo mejor es que te podrás permitir un cambio casi radical cada poco tiempo.

Sustituye los textiles

Coge las medidas a tus cojines del sillón o sofá. Acércate a la tienda de telas más cercana (o a la más lejana) y ojea los retales. Suelen estar rebajados y seguro que encuentras algún estampado acorde con tus gustos y con la decoración de tu salón. Después, corta la tela según las medidas, y cose tus nuevas fundas a máquina. El cambio será notable.

Pon cortinas nuevas

Aunque son un elemento que suele pasar desapercibido, tienen un gran efecto en la percepción. De su elección depende que el salón parezca más grande o más pequeño; o que dé o quite luminosidad la estancia. Puedes seguir optando por la tienda de telas o comprar unas ya confeccionadas en cualquier gran superficie por un módico precio.

Pinta un paño de las paredes

Nunca nos viene bien pintar una habitación completa; hay que recoger todos los muebles taparlos, limitar la vida en esa estancia, en fin, supone un trastorno en la vida del hogar.  Una alternativa es pintar solamente un paño. El más grande, el más pequeño, o el que más luz natural recibe. Es cuestión de observar y decidir. Actualmente, la paleta de colores a la que podemos acceder es infinita, así que podrás personalizar el tono al 100%. ¡Quedarás impresionada!

 

0

moderniza tu salon

Ya sea por falta de presupuesto o de dejadez, o por cualquier otra razón, en ocasiones nos encontramos con que nuestros salones se parecen a los de la foto que acompaña nuestro artículo. La vedad es que es una pena que un espacio con tanta potencialidad luzca tan anticuado y falto de gusto. Lo primero que debes saber es que no necesitas mucho presupuesto para modernizar y transformar todo tu salón. Lo único que necesitas es poner un poco de empeño y seguir los consejos que te ofrecemos a continuación así que…¡presta mucha atención!

Suelos de madera

Si tu salón tiene baldosas es lo primero de lo que deberás ocuparte. Poner un suelo de madera puede ser algo caro pero existen alternativas muy baratas. Lo mejor es que optes por colocar tarima flotante. De esta forma el gasto será menor y el resultado será impresionante. Lo mejor es que seas tu mismo/a el que se encargue de la instalación del suelo, para reducir costes. Si visitas nuestra sección de bricolaje encontrarás las instrucciones necesarias para llevar a cabo este trabajo

Pinta las paredes

En algunos casos las paredes blancas pueden quedar muy bien. Esto suele ocurrir cuando tenemos un plan de diseño muy claro. Si este no es el caso conviene que pintes las paredes de tu salón. No hace falta que uses colores demasiado llamativos un amarillo o anaranjado claro será suficiente.

Pinta tus muebles

Lo vintage está de moda y eso nos viene de perlas. Si coges cualquier mueble viejo y lo pintas de un nuevo color habrás transformado un mueble pasado de moda en un nuevo artículo vintage muy a la moda.

Los textiles: el gran reto

Si has seguido todos los pasos anteriores tu salón ya se habrá transformado mucho pero aún te queda por realizar el trabajo más importante. Debes cambiar absolutamente todos los textiles. Cambia tus cortinas y alfombras por otras más modernas y tapiza todas las sillas y sillones. En cuanto finalices este trabajo te darás cuenta de cómo se ha transformado todo el espacio y habrás conseguido pasar de una decoración desfasada a otra a la última moda.

0

 

trucos para que tu salón parezca más grande

A todos nos gustan las casas enormes con mucho espacio disponible para llevar a cabo todas nuestras actividades del día a día aunque en pocas ocasiones podemos adquirir viviendas de este tipo ya que su precio suele ser muy elevado. Sin embargo existen una serie de trucos y estrategias que podemos aplicar para que nuestras habitaciones parezcan mucho más grandes de lo que son en realidad. A lo largo de este artículo te desvelamos algunos de los trucos para que tu salón parezca más grande. ¡Presta mucha atención!

El primer paso que debes realizar es el de pintar las paredes de tu salón en tonos claros. Los colores claros reflejan más la luz que los oscuros y esto hace que el espacio parezca mucho mayor de lo que es. Puedes comprobar esto ayudándote de un sencillo experimento. Pinta un cuadrado de un color claro y otro, del mismo tamaño, de un color oscuro. Colócalos el uno junto al otro y aléjate unos pasos. Como podrás comprobar el de color oscuro parecerá mucho más pequeño que el otro a pesar de que, como estás seguro, son del mismo tamaño. En cuanto a la iluminación sucede lo mismo. Mientras mejor iluminación tenga un cuarto más amplio parecerá. Si puedes permitírtelo amplía el espacio de las ventanas en tu salón.

Otro punto que debes tener muy presente en todo momento es el relativo a los muebles. Si estos son demasiado grandes el espacio parecerá más pequeño por lo que lo mejor que puedes hacer es apostar por piezas mobiliarias de pequeño tamaño. Es decir si necesitas un sofá de dos plazas aunque en tu salón quepa uno de tres decídete por el de dos: cubrirá tus necesidades y ayudará a que el salón quede más holgado y parezca mayor.

Incluye espejos en la decoración. Los espejos reflejan el espacio y consiguen crear la ilusión óptica de que este es más amplio. Esta función es conocida desde hace siglos por todos los arquitectos y diseñadores de interiores y si no estás seguro al respecto unicamente debes reflexionar brevemente sobre la sala de los espejos del palacio del palacio de Versalles.

 

0

TuManitasSalonTerraza

Si quieres ganar unos metros a tu salón y dispones de una terraza, la mejor solución es integrarla mediante un cerramiento acristalado, con esta opción no solo ganarás esos metros de más que estás buscando, sino que además conseguirás que entre mucha más luz a tu vivienda.