Tags Posts tagged with "revestir techos"

revestir techos

1

malla fibra vidrio techo

Los techos que han sufrido problemas de humedad, sobre todo los que se encuentran bajo cubierta y alguna vez han tenido goteras o manchas, son difíciles de recuperar aunque se haya erradicado la fuente de la humedad que causó el problema. Lo normal es que la pintura se desprenda, las manchas vuelvan a salir a lo largo del tiempo y se generen incluso fisuras y grietas en el enlucido. Para solucionar estos inconvenientes, lo mejor es colocar una malla de fibra de vidrio antes de pintar.

Esta técnica también se conoce como “pintura armada”, y consiste en forrar el techo con varias bandas de malla y cola vinílica especial para el trabajo. La malla refuerza el enlucido y mantiene en su sitio los materiales, permitiendo aplicar después la pintura sin que se aprecie a simple vista. Los materiales que se emplean son, a grandes rasgos, dos: el velo de fibra y la malla de fibra. Esta última parece ser la solución por la que se inclinan muchos profesionales, al ser más fácil de colocar y también más eficaz.

Técnica de colocación

Para colocar el revestimiento de refuerzo en primer lugar hay que cortar el material, que se presenta en rollos. Lo mejor es cortar bandas tan largas como el lado más largo del techo, dejando unos 5 cm de sobra (si éste no tiene molduras) por cada lado. La cola se aplica de forma abundante sobre el techo, primero insistiendo con la brocha en los laterales (que deben quedar perfectamente encolados) y luego aplicando el producto a lo largo del techo, en la franja que ocupará la banda.

La banda se pega primero por el borde, solapando la pared con los 5 cm de más que hemos cortado. Hay que apretar con una llana de plástico para que se fije a la esquina. Después se va fijando el material sobre el techo encolado con la mano, para después aplicar encima otra capa de cola con un rodillo de mango telescópico. La parte de la malla que solapa la pared se cortará una vez fijada con un cúter muy afilado, intentando hacer el corte al bies. Para terminar, es recomendable aplicar dos manos más de cola, muy extendidas y con el rodillo, una vez seco.

Este trabajo es bastante complicado, sobre todo si se quiere hacer bien. Por eso, lo mejor es contratar a un profesional de confianza y asegurarnos de que tiene experiencia en la colocación de malla de fibra para techos. En Tumanitas.com encontrarás a los mejores, con todas las garantías y a precios asequibles: no dudes en consultarles todo lo que necesites.


En alguna ocasión os he comentado cómo gran parte del calor del hogar se escapa por el techo, en lugar de hacerlo por las ventanas o las puertas como la mayoría de las personas piensan. A través del techo no sólo se pierde el calor (el aire caliente tiende a subir, y un techo mal aislado lo deja escapar), sino que penetran los ruidos y los sonidos de otros inmuebles.

Para evitarlo, lo mejor es aislar esta zona de la vivienda; instalar un falso techo con tabiques especiales de yeso laminado es siempre una estupenda opción. Si además introducimos dentro de la cámara de aire algún material aislante, lo agradeceremos con creces. Y ya lo sabéis: en TuManitas encontraréis a los mejores instaladores con los presupuestos más ajustados, y cerca de vuestro domicilio, para realizar este tipo de obras y muchas más.

Pero si lo que necesitáis es simplemente aislar un poco el techo sin hacer obra o cubrir las posibles grietas o defectos que haya en la superficie, es posible que una mano de pintura no sea suficiente para dejarlo en perfecto estado. Existe un estupendo material para solucionar este problema, y además lo puede poner uno mismo; se trata de las placas de techo de poliestireno, con las que se puede forrar fácilmente los techos, contribuyendo a su aislamiento y decorándolos de la manera más actual.

Estas placas las comercializan empresas como Decosa (Saarpor), y consisten en piezas de poliestireno con formato de baldosas cuadradas, que se pegan directamente sobre el techo con cola acrílica especial. Para que os hagáis una idea, son del mismo material que las molduras de falsa escayola que se pueden encontrar en cualquier centro de bricolaje. Ponerlas es facilísimo; os explico el proceso a continuación.

El techo ha de estar limpio, más o menos liso y sin grasa ni restos de cola o silicona. Después hay que determinar el centro del área mediante dos cuerdas colocadas en diagonal, y señalar el punto; la primera placa debe hacer coincidir su esquina interior con dicho punto. El resto se irá pegando uniendo los cantos, con cola específica Decosa; lo que rebose se debe retirar con un trapo húmedo. Las placas se pueden cortar tranquilamente con un cúter afilado.

Estas placas se pueden pintar con productos al agua, sin disolventes; los acabados son muchos e imitan el gotelé, la pintura rayada, cuadrículas… Encontraréis este material a la venta en tiendas Bauhaus, y en centros de bricolaje Aki.