Tags Posts tagged with "reformas"

reformas

Tras experimentar un esplendor sin igual en los años 60 y 70 (¿quién no recuerda las paredes de las casas cubiertas de motivos psicodélicos o románticas flores?), el papel pintado cayó en el olvido y el rechazo durante muchos años. Nadie quería empapelar sus paredes; los motivos estaban pasados de moda y los revestimientos no eran de buena calidad, desprendiéndose y ensuciándose con el tiempo. Pero desde hace cuatro o cinco años, las últimas tendencias decorativas han recuperado los empapelados y los han actualizado con nuevos diseños y materiales, hasta el extremo de ser los protagonistas absolutos de muestras como Casa Decor o Casa Pasarela, en las que se expone lo último en decoración de interiores.Los tipos de papel son muchos y muy variados, dependiendo de su composición o de la impresión que lleven. El papel gofrado es el más corriente, formado por una sola capa; son poco resistentes y pueden ser lisos, estampados o con efectos de veladuras. Se pegan a la pared con cola corriente de empapelar. Más fuertes y duraderos son los vinílicos, actualmente los más vendidos; llevan una capa protectora de vinilo (PVC) que hace que su superficie sea lavable, por lo que resultan adecuados para cocinas y baños. Se pegan siempre con adhesivo especial. Los papeles de tela (también vinílicos) son una novedad interesante; el papel en sí no es más que el soporte sobre el que se fija la tela, normalmente de algodón o sintética. Llevan un tratamiento antimanchas para protegerlos. Por último, están las variedades pintables, que pueden imitar a la pizarra (para, por ejemplo, que los niños las decoren con tizas en su habitación), o con gofrados (relieves en blanco) que luego pueden colorearse dando una fina capa de veladura.Los rollos de papel suelen tener unas medidas de 52 cm de ancho por 10,05 m de largo. A la hora de calcular los rollos necesarios para empapelar una habitación, hay que dividir el perímetro de ésta por el ancho del rollo. Después se procederá a dividir la longitud del rollo por la altura de la pared, para calcular el número de tiras que salen de cada rollo (hay que añadir 10 cm de más por cada lado si el papel lleva un estampado que haya que coordinar). Para terminar, se divide la primera cifra obtenida entre la segunda para conocer el número total de rollos. Es recomendable comprar algún rollo de más por si se nos estropea parte del papel o para realizar arreglos en el futuro.

Ampliar la instalación eléctrica de la vivienda es algo que todo el mundo se ve obligado a hacer en alguna ocasión. Bien porque queremos destinar un rincón a centro de trabajo (con lo que necesitaremos tomas para el ordenador, los altavoces, el router…), bien porque estemos pensando en poner más puntos de luz en forma de lámparas de pie o de mesa, a veces da la sensación de que nunca se tienen suficientes enchufes. En estos casos hay dos opciones: realizar una instalación empotrada mediante rozas practicadas en la pared (en estos casos, la mejor opción es acudir a un profesional, que hará el montaje de manera limpia, rápida y segura), o tender los cables introducidos en canaletas superficiales. Las canaletas puede colocarlas cualquier aficionado al bricolaje con algunos conocimientos básicos de electricidad; a continuación explicamos cómo se hace. Lo primero y fundamental, como en cualquier intervención en la red eléctrica, es desconectar el interruptor general del cuadro de distribución. Si hay más gente en la vivienda, no está de más poner en él una nota pidiendo que no lo vuelvan a conectar mientras se trabaja. A continuación hay que medir el recorrido del cable para saber cuántos tramos de canaleta necesitamos. Las canaletas pueden ser autoadhesivas (más fáciles de poner, pero más proclives a despegarse) o atornilladas (las más seguras). Para colocar estas últimas, hay que taladrar la base y atornillarlas a la pared (normalmente sobre el rodapié), introduciendo antes tacos de expansión. Los cables se sacan de una caja de registro o del enchufe más próximo; las conexiones a los cables de fase, neutro y tierra han de hacerse siempre con regletas o clemas. Dichos cables se pasan después por la canaleta hacia el punto donde vayamos a poner las nuevas cajas de enchufe.Estas cajas también se colocan de manera superficial, sin necesidad de agujerear la pared. Para ponerlas, se separa la tapa de la base, se presenta ésta en su sitio y se marcan los puntos donde irán los tornillos. Después se procede a taladrar los agujeros e introducir en ellos los tacos. Se introducen los cables en el enchufe y se fijan con las pinzas específicas para después sacar el cable por la parte inferior de la base, que se atornillará por fin a la pared. Lo último que hay que hacer es poner la tapa o embellecedor, sujetándola con tacos y tornillos.

0

Hablar de la crisis que está sufriendo el sector de la construcción (y los demás sectores laborales de la sociedad) no es nada nuevo; posiblemente se publiquen noticias y análisis durante todos los días de la semana. El parón en la edificación de nuevas viviendas ha provocado que la mayoría de los trabajadores que han quedado en situación de desempleo desde hace más de un año pertenezcan a este entorno. La construcción de vivienda nueva se ha ralentizado, y la crisis provoca que el gobierno y las comunidades autónomas estén "dando largas" a la proyectada edificación de VPO. Los trabajadores que han perdido sus empleos o incluso sus negocios deben intentar buscar alternativas en sectores relacionados con su profesión; en este caso, el mejor lugar al que acudir es el campo de las reformas. Mucha gente ha decidido no comprar vivienda nueva y dedicar su presupuesto a rehabilitar o reformar la que tiene en propiedad. Esto hace que el sector experimente un aumento de actividad al que pueden intentar sumarse los trabajadores. La versatilidad, en este caso, es una ventaja a destacar: un profesional que domine diferentes campos (albañilería, pintura, electricidad…) es un tesoro para cualquier propietario de una empresa. Para adquirir estos conocimientos, las comunidades autónomas ponen a disposición de los desempleados y los trabajadores autónomos cursos de especialización de todo tipo, a través de el Instituto Nacional de Empleo (INEM) y otros organismos oficiales; se pueden consultar en la página web http://www.inem.es/inem/ciudadano/formacion_ocupa/cursos/index.html

A finales del año 2.007 se dieron de alta un 10% más de autónomos en el sector de la construcción; casi la mitad de las altas totales correspondieron a dicho sector. Aunque para un trabajador asalariado el hecho de convertirse en autónomo puede suponer un quebradero de cabeza (aparte de tener que gestionar uno mismo los permisos y documentación, está el hecho de tener que pagar las cuotas de la Seguridad Social y la declaración trimestral del IVA), el gobierno facilita las cosas permitiendo que los trabajadores autónomos con derecho al subsidio de desempleo cobren en un solo pago el 40% de la prestación que les quede (con el objeto de comenzar un negocio o proyecto, o aportar dicho capital a una sociedad o cooperativa). Otra opción es emplear dicha prestación para subvencionar las cuotas de la Seguridad Social, lo que puede hacerse hasta agotar la cuantía restante. Para más información se puede consultar la sección correspondiente de la página web oficial del INEM:

http://www.inem.es/inem/ciudadano/prestaciones/info/pago_unico/pagoUnico2.html

tuberias 

Desde hace ya bastante tiempo, las tuberías de cobre han sustituido a las de plomo en conducciones de fontanería, al tratarse este último de un metal potencialmente tóxico. Sin embargo, el cobre está muy lejos de ser el material definitivo para este tipo de instalaciones; durante los últimos años se han popularizado rápidamente las tuberías y accesorios hechos de materiales plásticos, mucho más ecológicos y fáciles de manejar. ¿Cuál es la mayor ventaja de estos materiales? Está muy claro: no precisan de soldadura para unir las piezas entre sí, con lo que el tiempo de instalación se reduce al máximo. Aunque estos tubos son algo más caros que los de cobre, dependiendo de la envergadura de la instalación suele merecer la pena colocarlos, ya que el tiempo de mano de obra se reduce considerablemente. Además son los más indicados para trabajos de bricolaje, porque su manejo es mucho más sencillo que el del cobre.
Pueden encontrarse sistemas de tres tipos:
Multicapa: para conducciones de agua fría y caliente; estos tubos están especialmente recomendados para calefacción, por ser muy seguros. Su nombre obedece a las cinco capas que componen el material: polietileno reticulado, capa adhesiva, aluminio, adhesivo y aislante.
Polietileno reticulado: más conocido por el nombre de Wirsbo (firma que comercializa uno de los productos disponibles en el mercado). Se emplea generalmente para conducciones de agua fría. Para las de agua caliente se usa el tubo llamado Pex, y para calefacción, el denominado Evalpex.
Polipropileno: los instaladores profesionales lo conocen como PPR y puede emplearse para circuitos de agua fría, caliente y calefacción (en este último caso se ha de emplear un tubo de tipo faser).
Para trabajar estos materiales se emplean herramientas habituales para trabajos de fontanería, como la llave de pico de loro o los cortatubos, con la ventaja de que no hay que contar con el equipo de soldadura. Así, todas estas ventajas hacen de los materiales plásticos una apuesta de futuro en el campo de la fontanería.

casas aisladas aislamiento

El frío está llegando a nuestros hogares y, después de tantas horas de sol y calor, un buen día nos encontramos poniéndonos el jersey y los calcetines, y planteándonos si habrá llegado ya el momento de encender la calefacción. Antes de tomar esta decisión, debemos considerar si el aislamiento de nuestra casa es realmente eficiente, ya que, en caso contrario, la energía (y el coste económico que conlleva) se escapará por todas las rendijas y hará que consumamos mucha más de la necesaria para calentar nuestra vivienda.
Los puntos claves a considerar son las paredes, los suelos, las puertas y ventanas y los techos. Cuando una casa no está correctamente aislada, los síntomas que presenta son muy evidentes: hay fuertes corrientes de aire, los marcos de las ventanas están húmedos y los cristales fríos, la calefacción parece no calentar lo suficiente (esto ocurre porque el calor se va) y, en ocasiones extremas, aparecen manchas de humedad en paredes y techos. Por otra parte, las casas con cierta antigüedad son más proclives a presentar deficiencias de aislamiento, ya que las normativas en esta materia de hace años no eran tan estrictas como las actuales.
La presencia de humedad en los marcos de las ventanas es señal inequívoca de la existencia de un puente térmico. Se produce por la diferencia entre el frío del exterior y el calor del interior de la casa; al entrar en contacto a través del cristal, la humedad se condensa y se deposita en el marco en forma de gotitas de agua. Para solucionar este problema hay que colocar siempre cerramientos con doble acristalamiento y rotura de puente térmico, aunque nos cuesten un poco más.
Las corrientes de aire son más sencillas de solucionar. En los centros de bricolaje se pueden comprar burletes para las ventanas y plintos para las puertas, que detendrán la circulación del aire por las rendijas. Los burletes de caucho son de mejor calidad que los de espuma; para colocarlos, hay que medir antes el perímetro de la ventana, cortar después una tira y empezar a pegarla por una de las esquinas. Para obtener la máxima protección lo mejor es pegar las tiras enfrentadas, mirando hacia afuera en la parte fija de la ventana y hacia dentro en la hoja o parte móvil.
Cuando una pared exterior deja pasar frío y humedad a través de su estructura, lo ideal es trasdosarla; es decir, levantar por el interior un doble tabique ligero, formando una cámara de unos 10 cm entre ambas paredes. Dicha cámara puede rellenarse con lana de roca forrada con una barrera de vapor (para evitar el acceso de la humedad); el tabique se puede levantar con pladur y perfilería metálica, o con losetas de yeso o escayola. No es una reforma complicada, ya que se trata de construcción en seco; un buen profesional realizará un trabajo limpio y rápido. Aunque se pierdan unos centímetros de espacio en la habitación, la mejora en cuanto a confortabilidad está garantizada.
Una vivienda perfectamente aislada es saludable, cómoda, ecológica y favorece el ahorro de energía. La mejor solución para nuestro confort y nuestro bolsillo.

suelos laminados parquetsHan sido una auténtica revolución en el campo de los pavimentos. Los suelos laminados están cada vez más presentes en todos los espacios, siendo protagonistas de excepción en locales comerciales (sobre todo en sus líneas específicas para este tipo de lugares, más resistentes y con más años de garantía) y en cada vez más viviendas. Su estructura y composición se basa en una serie de capas de distintos materiales, revestidas por una lámina (de ahí su nombre) de celulosa que imita diferentes acabados: madera, baldosas, cemento pulido… Esta lámina se encuentra protegida por una capa plástica que aporta una extrema resistencia y durabilidad a los suelos. La capa base se compone de un compuesto aglomerado, por lo general de tipo DM (densidad media), sobre la que se pega la lámina celulósica con un adhesivo especialmente resistente.

Las tablillas de aglomerado llevan a ambos lados un sistema machihembrado a base de ranura y lengüeta. Al principio, estas tablillas se colocaban con cola vinílica, encajando las ranuras en las lengüetas para ir formando el suelo; actualmente, los sistemas de clic han desbancado prácticamente a los anteriores. Con estos sistemas ya no es necesario aplicar adhesivo, ya que las lengüetas encajan en las ranuras de manera que quedan “apresadas” por éstas, evitando los desplazamientos y posibles separaciones entre piezas.
Para obtener un resultado perfecto a la hora de colocar un suelo laminado, lo mejor es acudir a un profesional, que lo hará rápidamente y con garantías. Sin embargo, los “manitas” más avezados pueden atreverse a instalarlos ellos mismos. Lo primero que hay que hacer es desempaquetar el material y colocarlo en la habitación donde se va a instalar durante 48 horas, para que se ajuste a las condiciones térmicas y de humedad. Sobre el suelo original (que debe estar nivelado) hay que extender una lámina aislante para “acolchar” la tarima y evitar que pasen el frío o la humedad del pavimento. Después se empiezan a poner las tablillas comenzando por la pared que esté frente a la entrada de luz (ventana), y con el lado de la ranura hacia la pared. Las tablillas se van encajando unas con otras tras haberlas cortado con una sierra circular o de calar, golpeándolas con cuidado con un mazo y un taco de plástico ranurado. En el perímetro de la habitación hay que dejar un espacio de unos 5 mm para que las tablillas puedan dilatarse y contraerse sin levantarse por el centro; para ello, se colocan una serie de cuñas plásticas a intervalos entre las tablas y la pared (todos estos materiales se venden en kit en centros de bricolaje y establecimientos de suelos). Para terminar, habrá que encajar las últimas piezas con el resto; para ello, tras haberlas cortado longitudinalmente a la medida, emplearemos una palanqueta en forma de Z (incluida también en el kit) para tirar de la tablilla hacia el centro de la habitación. Es el momento de quitar las cuñas perimetrales; el hueco resultante se ocultará de manera eficaz con un rodapié a juego con el pavimento.

ceramica nuevas tendencias

Conocida desde la Antigüedad, la cerámica ha sido siempre una compañera inseparable en la construcción de viviendas y objetos de uso cotidiano, gracias a su resistencia, limpieza y su gran belleza. Es un material totalmente ecológico que puede llegar a durar siglos, lo que lo hace perfecto como revestimiento. En este momento, la cerámica está viviendo un renacer gracias a sus aplicaciones en el campo del diseño; no hay más que contemplar el pabellón español de Expo Zaragoza 2.008 para ver sus enormes posibilidades. Este pabellón, obra del arquitecto Patxi Mangado, consistía en un “bosque” de 750 columnas de cerámica de entre 11 y 16 metros de altura que envuelve una serie de volúmenes de vidrio en donde se realizaron las exposiciones.

Las posibilidades que ofrece la cerámica a interioristas, arquitectos y profesionales del ámbito de la construcción son actualmente muchísimas. Las nuevas propuestas toman muchas formas: el material estrella es, desde hace ya tiempo, el gres porcelánico. Se pueden destacar diseños como el de la serie Vintage de Porcelanosa (www.porcelanosa.com), que ha desarrollado una línea para suelos cuya imitación de la madera resulta tan perfecta como atractiva. Siguiendo esta tendencia de “reinventar” la madera, la serie Rockwood de Keramia (www.keramia.es) reproduce maderas de arce, teca, wengué y roble. Otras líneas van más allá y consiguen acabados similares a los de los pavimentos de cemento pulido o encerado, como la serie Actual, de Edimax (www.edimax.it), o se centran en los acabados, consiguiéndose efectos tan espectaculares como el de la línea Priorato, de Keros Cerámica (www.keros.com), cuyas baldosas ofrecen una superficie mate con sutiles destellos de brillo. Y para terminar, para los amantes de los clásicos del lujo no pueden faltar las líneas que reinterpretan las piedras naturales, como el mármol (serie Ivory de Peronda Cerámicas: www.peronda.es), las rocas volcánicas (serie BSP de Lea Ceramiche: www.ceramichelea.it) o las piedras de cantera (línea Clave de Gaya: www.gaya.es).
En definitiva, un mundo de revestimientos con nuevos diseños y acabados para todos los gustos, y en un material que se reinventa constantemente para seguir acompañándonos en nuestras vidas: la cerámica.

alicatar baños

Una de las tareas fundamentales en albañilería es el alicatado. Aunque es frecuente recurrir a los servicios de un profesional para poner azulejos en cocinas o cuartos de baño, los más osados pueden ahorrarse sus honorarios si se animan a ponerse ellos mismos manos a la obra. Para este trabajo necesitarás unas herramientas muy específicas y seguir los pasos detenidamente. Sin duda, se trata de un reto complicado, pero a la vez enriquecedor y gratificante para los amantes del bricolaje.

Herramientas necesarias

El cortador de baldosas.
Las tenazas "boca de loro".
El nivel de burbujas y regla.
La plomada y cordel.
El mazo de goma.
La llana dentada y la paleta de albañil.
La llana de goma.
La amoladora.
Tubo de silicona y pistola aplicadora.
Las protecciones.
Preparación de las paredes
Antes de nada, igualaremos la superficie cubriendo los agujeros y las fisuras con una masilla tapaporos elástica. En el caso de que haya restos sueltos, los eliminaremos con un raspador triangular antes de aplicar la masilla. Una vez ésta se haya secado, lijaremos la superficie para dejarla totalmente lisa. Cuando se trata de una pared con papel pintado, no se puede alicatar sin antes haber arrancado el papel, ya que los azulejos pesan demasiado y podrían arrancarlo. Para despegarlo fácilmente utilizaremos vapor.

Sobre las paredes pintadas tampoco podremos alicatar directamente, antes las debemos desengrasar. A continuación las lijaremos con un papel de lija grueso, eliminando cualquier resto suelto para mejorar la adherencia. Las superficies muy porosas (yeso, ladrillos, cemento u hormigón) las tendremos que tratar previamente con una imprimación especial para evitar que absorba la humedad de la cola, ya que, de lo contrario, la adherencia sería menor.

En el caso de paredes húmedas, lo primero es localizar el origen (goteras de una tubería, humedad que suba por capilaridad, etc) para solventar el problema con el producto apropiado. En caso contrario, la humedad volverá a aparecer con el tiempo, dañando nuestro trabajo.

Comenzar a alicatar
Empezaremos trazando una línea vertical en medio de la pared con un cordel y una plomada. Nunca debemos empezar desde un rincón ya que las paredes no suelen formar un ángulo recto. En los rincones y uniones con otras paredes colocaremos azulejos cortados, ahí el corte será menos visible. Al cortarlos, desaprovecharemos muchos azulejos, así que compraremos siempre un 10% más de los que en principio necesitemos.

Para distribuir los azulejos, primero dibujaremos un plano para calcular cuántos utilizaremos, los que cortaremos para prever la colocación simétrica alrededor de las aberturas. Igualmente decidiremos la separación entre las juntas que puede ser de 2 mm. a 5 mm, incluso 8 mm. para los azulejos de 15 x 15 cm. Para la adhesión, actualmente se utiliza cola impermeable. La aplicaremos con una espátula dentada haciendo pasadas horizontales. La cola puede ser cemento-cola, pasta adhesiva o cola funguicida para los lugares húmedos.

pidepresupuestos sin compromiso
Necesitas ayuda para Alicatar Paredes? Describe tu trabajo a realizar y
recibe cientos de presupuestos gratuitos

El primer azulejo lo colocaremos siguiendo la plomada y en la parte inferior de la pared, apoyado sobre una encimera, el borde de la bañera o sobre un listón de madera provisional. Pero siempre dejaremos una pequeña separación con unas piezas de plástico cruciformes para posibles movimientos.

A medida que vayamos ubicando los azulejos, también colocaremos las piezas de plástico cruciformes en los ángulos superiores para que todas las juntas tengan la misma separación. Con una regla de aluminio iremos comprobando que vayan quedando totalmente planas contra la pared y, en caso contrario, les daremos unos ligeros golpes con un mazo de goma.

Los acabados
En los lugares como las esquinas y rincones, donde tengamos que colocar parte de un azulejo, lo cortaremos previamente con un cortador específico a la medida necesaria. Marcaremos con un lápiz el corte y pasaremos la cuchilla del cortador. Bajando el mango, partiremos el azulejo o, en su defecto, lo apoyaremos en un ángulo y le daremos un ligero golpe por detrás.

Si hemos de realizar una abertura en el borde de un azulejo, primero de todo marcaremos con un punzón la línea de corte y seguidamente cortaremos trocitos con las tenazas de boca de loro. Una vez cortado, puliremos los bordes con la lima.

Para hacer una abertura en medio de un azulejo, por ejemplo una tubería, primero marcaremos el contorno y luego haremos sucesivos agujeros dentro de éste círculo con el taladro (pero a bajas revoluciones y sin el percutor). Para despegar esta zona le daremos unos golpecitos, igualaremos los bordes con las tenazas y lo limaremos.

Una vez terminado el trabajo y la pared seca (necesita un día), aplicaremos el tapajuntas, que puede ser blanco o del color de los azulejos. Sobre ellos lo extenderemos usando una llana de goma y, cuando empiece a secarse, limpiaremos las zonas superfluas con un trapo o una esponja.

En las uniones con bañeras, platos de duchas o encimeras, aplicaremos una junta de silicona fungicida. El acabado final lo conseguiremos mojándonos el dedo con agua jabonosa y pasándolo por encima de la tira de silicona.

0

TuManitas.com es una idea pionera en la red que pretende impulsar el sector de la construcción así como reducir el creciente desempleo aproximando a particulares y profesionales y estableciendo un sistema de ajuste de precios en los presupuestos ofrecidos. Esta web nace con la idea de paliar los efectos de la crisis de la construcción tanto para los profesionales que pierden trabajos como para las familias que ven mermado su poder adquisitivo y no pueden realizar una reforma en su hogar. Para unos supone un modo de ahorrar dinero y para otros la oportunidad de conseguir trabajos.

Mucho van a cambiar las cosas en los próximos años; estalló la burbuja inmobiliaria y con ella las grandes obras, las especulaciones urbanísticas y el sobresaturado mercado de la construcción de obra nueva en España. En este nuevo escenario no tienen protagonismo las esperas para conseguir un profesional, los presupuestos desorbitados ni el rechazo a las obras menores. A falta de grandes obras nuevas, buenas van a ser las reformas. Volvemos a la normalidad, cuando todo era lógico, cuando el precio de mercado era justo y los ladrillos no andaban por las nubes.
TuManitas.com pone en contacto a particulares y profesionales; los particulares publican trabajos a realizar en su hogar ahorrándoles hasta el 50% del presupuesto. Los profesionales van realizando una oferta pública de presupuestos visibles para todos, con lo que pueden “contra ofertar” el presupuesto inicial ofrecido por otro profesional. Así, el precio del presupuesto inicial baja considerablemente llegando a suponer un ahorro para el particular de hasta el 50%. La crisis económica evidencia que las cosas han cambiado, que “la tortilla” ha dado la vuelta y que ahora son los particulares quienes tienen “la sartén por el mango”.
Ambas partes, tanto particulares como profesionales se ven beneficiados ya que para unos es una manera REAL de ahorrar dinero y para otros un modo de adjudicarse el trabajo. La crisis de la construcción hace estragos en España y TuManitas.com nace con la idea de ser una alternativa para impulsar el sector, hacer ahorrar dinero a unos y obtener trabajos a otros.
En apenas 4 meses, la página se ha convertido en el punto de encuentro de miles de particulares y profesionales de la construcción. TuManitas.com ha recibido más de 135.000 visitas, publicado más de 1000 trabajos y se han registrado alrededor de 4000 usuarios.
Sin salir de casa el particular recibe el presupuesto detallado de la obra a realizar. Los perfiles, el historial de trabajos realizados, las recomendaciones entre particulares, el sistema de confianza mutua y valoración entre los usuarios y las decenas de ofertas y contraofertas que el particular recibe, permiten encontrar a los mejores profesionales de su ciudad al mejor precio. La garantía de “Ahorrarse el trabajo” en TuManitas.com.

0

TuManitas.com es una iniciativa pionera en nuestro país. Es la primera página de subasta pública de trabajos relacionados con la construcción de España. TuManitas.com.com es un punto de encuentro entre particulares y profesionales. Ahorrar hasta un 50% en trabajos ahora es posible y los profesionales hacen frente a la crisis del sector de la construcción consiguiendo trabajos.

TuManitas.com se enmarca en la coyuntura económica del país para ofrecer una solución, una alternativa al sector de la construcción en crisis y también a las economías domésticas que ven mermado su poder adquisitivo. De este modo el particular adjudica el trabajo al profesional (manitas) basándose en la oferta pública de presupuestos donde compiten entre ellos por ofrecer el mismo trabajo al mejor precio y calidad.

Los particulares publican en TuManitas.com sus trabajos y los profesionales la oferta de presupuestos para realizarlos. Para un mismo trabajo el particular puede recibir más de 50 presupuestos donde el precio puede verse reducido a la mitad. De este modo, el precio del trabajo baja porque los profesionales compiten entre ellos por conseguirlo y el particular puede ahorrar hasta un 50% respecto del primer presupuesto ofrecido. De este modo el particular adjudica el trabajo al profesional (manitas) basándose en la oferta pública de presupuestos donde compiten entre ellos por ofrecer el mismo trabajo al mejor precio y calidad. Es una manera de paliar la crisis y el paro en la construcción que sufre el sector, dinamiza la actividad, crea empleo y permite a los particulares realizar los trabajos necesarios en sus hogares ahorrando dinero.
La página se puso en marcha en febrero de 2008; desde entonces TuManitas.com.com ha recibido más de 135.000 visitas, publicado más de 1000 trabajos y se han registrado alrededor de 4000 usuarios. La página ha experimentado un importante crecimiento exponencial en cuatro meses; se ha tenido que cambiar hasta tres veces de servidor por la afluencia de visitas y el registro de usuarios, aumentando así la capacidad del mismo para soportar el tráfico de visitas.
TuManitas.com.com surge de la idea de facilitar a los particulares la búsqueda de los mejores profesionales de la construcción al mejor precio para realizar los trabajos de reformas, obras y servicios del hogar. TuManitas.com es un lugar de encuentro donde los mejores profesionales se ofrecen para realizar los trabajos publicados por particulares que buscan calidad y el mejor precio. El sistema permite que los usuarios visualicen el trabajo a realizar y los presupuestos que otros profesionales han ofrecido. De este modo pueden ver las ofertas, los presupuestos de otros profesionales y mejorarlos en calidad y precio para así adjudicarse el trabajo.

Los particulares ya no tienen que realizar búsquedas complicadas, limitadas y en ocasiones sin recomendación ni referencias buscando a profesionales para que realicen un trabajo. Este sitio permite que de manera cómoda, sencilla y segura, desde casa y frente al ordenador, los particulares publiquen el detalle de los trabajos a realizar. La seguridad y confianza del sistema está basada en la experiencia de otros usuarios que recomiendan a un profesional registrado en la página.
El sistema de valoraciones evalúa a profesionales y usuarios en función de la seriedad y profesionalidad y además permite a los usuarios ponerse en contacto entre ellos para intercambiar opiniones.
El servicio que ofrece TuManitas.com es totalmente gratuito, sin cuotas, comisiones ni suscripción.
El particular inserta y detalla el trabajo a realizar y los profesionales son ahora quienes ofrecen al particular los mejores presupuestos para que les adjudique el trabajo.
TuManitas.com es un punto de encuentro que de manera cómoda y segura pone en contacto a particulares y profesionales. Las categorías de los trabajos van desde albañilería, electricidad, carpintería, reformas, obras, jardín, mudanzas, fontanería, pintura, informáticos, instalación de aire acondicionado.. hasta la reforma integral de una casa.
Muchas personas se quejaban de las dificultades para contactar, encontrar y obtener presupuestos serios y detallados de obras y trabajos a realizar en sus hogares. El particular hace unos meses tenía que buscar, contactar, llamar, perseguir un presupuesto y finalmente, esperar semanas e incluso meses a que el profesional realizara el trabajo. Ahora las cosas han cambiado y el particular es quien decide cuándo y por cuánto le van a realizar el trabajo. Las economías domésticas pueden reducir el importe del trabajo a realizar en sus hogares hasta un 50%. Crisis, ¿qué crisis?