Tags Posts tagged with "reformas"

reformas

cementp pulidoLos suelos de cemento pulido no son una novedad de los últimos años, aunque es cierto que las tendencias decorativas actuales, basadas en espacios de estética industrial (como los famosos lofts), han vuelto a poner de actualidad este tipo de pavimentos. Aunque principalmente los suelos de cemento se emplean para espacios como garajes, almacenes o pistas de exterior, también pueden integrarse perfectamente en interiores, e incluso emplearse como revestimiento para paredes. La técnica clásica del cemento pulido consiste en enrasar la superficie del pavimento aplicando una capa de mortero, sobre la que se espolvorean pigmentos en polvo mientras está fresco (para darle color) y un preparado a base de cuarzo y otros aditivos al que posteriormente se le somete a un pulimentado con una máquina llamada fratasadora o, más comúnmente, “helicóptero”. Este proceso lo llevan a cabo profesionales especializados, ya que tender el cemento y pulirlo son trabajos muy complicados que requieren de la intervención de especialistas. Para proteger el suelo y conservarlo en buen estado durante más tiempo existen resinas y ceras específicas que, además, le aportan más brillo. Aparte de este procedimiento, actualmente existen nuevos materiales que proporcionan acabados estupendos con gran variedad de opciones para elegir.

Uno de ellos es el llamado Microcemento Alisado, un producto que puede darse en paredes y techos, pero que también sirve para revestir superficies como encimeras de cocina o muebles de obra. Se trata de una capa cerámica de entre 1 y 2 m de espesor, que, entre otras ventajas, permite ser aplicado sobre materiales ya existentes, como cerámica o azulejos. Esto aminora considerablemente el tiempo de trabajo y las obras de renovación de los espacios; a pesar de tratarse de un acabado bastante caro (sale por unos 70 €/2), la reducción de la mano de obra y el tiempo de trabajo hacen que sea una buena alternativa a considerar. Si está buscando profesionales instaladores de Cemento Pulido no dude en pedir presupuesto gratuito en TuManitas

Otra buena opción es el llamado Microbetón, un revestimiento cementicio de entre 2-3 m de espesor que proporciona un acabado similar al del hormigón alisado a mano de manera artesanal. Este pavimento no precisa de juntas ni requiere levantar el suelo existente, y está disponible en 20 colores. Y para aquéllos que quieran un suelo con la calidad y el mismo aspecto que los de cemento pulido, pero no les interese “mancharse las manos” ni recurrir a profesionales especializados, pueden colocar en su vivienda un laminado que imite estos pavimentos; por ejemplo, la firma Quick-Step dispone de unas losetas que imitan el acabado de las baldosas de cemento australiano pulimentado.

Para obtener buenos resultados en las obras de rehabilitación, reformas y manten¡miento de los edificios y las estructuras, es fundamental utilizar materiales que ofrezcan garantías de durabilidad y resistencia, proporcionando un estado inalterable con el paso del tiempo. Pero a la vez, también es importante que dichos materiales sean sencillos y rápidos de utilizar, lo que rentabiliza considerablemente los trabajos, al ahorrarse mucho tiempo en su realización. La firma Sika, una de las más importantes en el desarrollo de productos para la construcción y las reformas, acaba de sacar al mercado varias novedades en materia de aditivos para mortero, imprimaciones y adhesivos y refuerzos, entre otros. El primero de los productos a destacar es el aditivo de color SIKA MaxMix Color, un colorante para añadir al cemento que se presenta en forma líquida y en concentrado. Se puede utilizar para colorear la argamasa de unión entre ladrillos, para colocar pavimentos, para revestimientos y para lechadas. Su mayor ventaja es que resulta mucho más fácil de utilizar que los aditivos en polvo debido a su sencillo sistema de dosificación. Se presenta en colores negro, amarillo, rojo y marrón; un envase de 1 l equivale a uno de 5 l de colorante estándar. Otro material muy interesante es el mortero de reparación SIKA Monotop-412S, que puede aplicarse de manera manual o por proyección. Está pensado para trabajos de reparación de hormigón: desconchados, deterioros, fisuras o refuerzos estructurales. Puede aplicarse con un espesor de capa de hasta 50 mm; al estar reforzado con fibras, las reparaciones nunca se fisuran. Además, aporta una estupenda adherencia sin necesidad de emplear puentes de unión. Los revestimientos protectores amplían su gama con Sikalastic-490 T. Se trata de una membrana líquida impermeable y monocomponente a base de poliuretano, que deja sobre las superficies una película transparente, brillante, duradera y con una óptima resistencia a la intemperie. Muy adecuada para la impermeabilización de pavimentos de terrazas, balcones, patios, invernaderos… El resultado tras su aplicación será el de una superficie resistente a las heladas, la lluvia ácida y el CO2. Para facilitar el agarre de esta membrana sobre suelos de cerámica, es aconsejable aplicar primero sobre el pavimento la imprimación SIKA Primer-490T para superficies vidriadas y vitrificadas. Por último, una novedad en materia de adhesivos y refuerzos: SIKABond Q-300, un adhesivo estructural de dos componentes y secado rápido. Su característica más destacable es su versatilidad: se puede emplear con acero, hormigón, acero inoxidable (no cromado), aluminio, cobre, ladrillos, madera, cerámica y PVC. Presenta una adherencia muy rápida, fuerte resistencia al paso del tiempo, no lleva disolventes ni desprende vapores tóxicos, amortigua las vibraciones, se puede utilizar a bajas temperaturas y no se descuelga (por ejemplo, cuando se emplea en techos).

Es un hecho que el sector de la construcción ha entrado de lleno en una dinámica de crisis, que ha provocado un fuerte descenso (de alrededor del 30%) en la edificación de obra nueva. No deja de ser algo totalmente lógico, que prácticamente se veía venir: vivimos en un país en el que, hasta hace dos años, la vivienda presentaba precios prohibitivos. Aunque dichas viviendas no podían comprarse debido a su alto precio, muchos inversores las adquirían para especular. Llegó un momento en el que los posibles compradores no disponían de suficiente dinero para comprarse una casa, mientras que los vendedores se resistían a bajar los precios a la espera de que la situación mejorara. ¿Conclusión? Un montón de viviendas disponibles y muchísima gente sin poder comprarse una. Al final, ha llegado el momento temido: no se puede seguir construyendo al mismo ritmo y las empresas promotoras ven cómo sus negocios caen en picado. La mejor manera de adaptarse a esta situación es aceptar que el futuro está en las reformas. Los inmuebles ya construidos, y muchas veces deshabitados (lo que hace que se deterioren más rápidamente por falta de mantenimiento) deben ser reformados y reparados periódicamente para evitar su deterioro total. Es la oportunidad esperada por aquellos profesionales que han perdido sus opciones de trabajar en obra nueva. Para acceder a este tipo de trabajos, es importante conseguir contactos y tener buenas referencias. Internet se está convirtiendo rápidamente en el medio más socorrido para contactar con profesionales; por ejemplo, a través de páginas como TuManitas.com. Todo aquél que pretenda encontrar su puesto en el mercado de las reformas debe acudir a la red como la forma más rápida, económica y eficaz para conseguir contratos. También son muy interesantes las comunidades de vecinos; casi periódicamente, cualquier inmueble necesita acometer reformas o someter a las estructuras e instalaciones a trabajos de mantenimiento. Las empresas aseguradoras son también una buena fuente de trabajo, y es conveniente asegurarse de que cuentan con buenas ofertas y servicios rápidos por parte de las empresas de reformas. Por último, no está de más publicitar los servicios de la empresa mediante ofertas especiales que propongan presupuestos ajustados, rapidez y garantías en las obras.

La rehabilitación de un pavimento es un trabajo de bastante envergadura, tanto si se trata de un suelo de interior como si es para exterior. El material que se vaya a emplear para volver a pavimentar la zona depende de muchas variables: la resistencia que se quiera obtener, el estado en el que se encuentre el suelo sobre el que se vaya a colocar, el aspecto estético, el presupuesto… Los pavimentos impresos pueden constituir una estupenda solución para este tipo de trabajos. Son económicos, duraderos y hay muchos acabados para escoger. Incluso se pueden aplicar en interiores de viviendas. Actualmente, la firma Teais ha desarrollado un nuevo producto muy fácil de utilizar y con resultados sorprendentes, perfecto para rehabilitaciones. Se llama Durimpres Rehabilitación y es un pavimento de realización in situ que se presenta en polvo para ser mezclado con agua. Una vez formado el mortero, sólo hay que extenderlo entre guías dejando un espesor medio de entre 15 y 20 m, sin necesidad de puentes de unión. Como en este caso estamos hablando de tareas de rehabilitación, cuando se va a extender sobre soleras de hormigón, es necesario primero corregir los posibles defectos y grietas que presente la base; para ello, habrá que verter previamente un mortero autonivelante que dejará la superficie lista para recibir el pavimento definitivo. Una vez extendido el producto, hay que dejarlo adquirir consistencia, pero sin que llegue a endurecerse; entonces se espolvorea toda la superficie con un desmoldante (la misma firma dispone de un producto adecuado llamado Desmol), y entonces se procede a imprimir los motivos definitivos con unos moldes de goma específicos. Los moldes se retiran para dejar al descubierto el suelo ya impreso, con la superficie imitando baldosas o adoquines. Para terminar, y una vez bien endurecido, hay que barrer el suelo o aspirarlo y proceder después a chorrearlo con agua a presión. No hay que olvidarse de marcar o cortar en él una serie de juntas de retracción; pueden hacerse en seco o cuando el producto aún no ha terminado de fraguar. También es recomendable protegerlo con una resina especial (por ejemplo, Resimpress A o Resimpress D, también de Teais). 

Aislar una vivienda ya edificada puede suponer un trabajo muy complejo. La tendencia habitual consiste en levantar tabiques trasdosados por el interior de las habitaciones, para establecer una cámara de aire entre las dos paredes. Esta cámara se rellena posteriormente con materiales aislantes, tanto para controlar el calor y el frío de la vivienda como para minimizar los ruidos (lana de roca, poliestireno, fibra de vidrio…). Este sistema supone varios inconvenientes: por un lado, la lógica pérdida de espacio útil en el interior de las viviendas, y por otro, las molestias que conllevan las obras en el interior (aunque con los sistemas de construcción en seco estas molestias quedan algo minimizadas). Una nueva tendencia que empieza a cobrar fuerza es la de levantar fachadas inteligentes, que actúan como una segunda piel por delante y encima del edificio. Este sistema es conveniente proyectarlo antes de la realización del edificio, pues en muchos casos no se puede alterar el aspecto de las fachadas de inmuebles ya construidos (a menos que se obtengan las correspondientes licencias y acuerdos con la comunidad). Sin embargo, aquéllos propietarios de viviendas, unifamiliares o de otro tipo, no sujetas a este tipo de normativas, pueden encontrar en esta solución una buena alternativa al aislamiento convencional. Estas fachadas tienen como finalidad proporcionar mayor inercia térmica a la original, retrasando la aportación de calor y conservando la temperatura (almacenada mediante un sistema de calefacción o procedente de la radiación solar) durante el invierno. Las fachadas superpuestas evitan que el edificio quede expuesto directamente a las agresiones del medio externo, mejorando así el aislamiento térmico y acústico. Como se instalan por el exterior y sin ninguna vinculación al edificio original, resultan muy cómodas para rehabilitaciones; se levantan con sistemas secos, dejando una cámara de aire intermedia que previene las condensaciones, humedades y dilataciones térmicas en el inmueble. Los materiales que se emplean para levantarlas son muy variados: madera laminada o adecuadamente tratada para exterior, piedra, acero, vidrio o paneles autoportantes, como el modelo Aquapanel Outdoor de la firma Knauf. Con este sistema se reduce el gasto en calefacción y aire acondicionado entre un 40 y un 60%. También hay materiales como Dryvit EIFS con los que se obtienen acabados de tipo elastómero, que resultan impermeables pero al mismo tiempo dejan pasar el vapor de agua; están disponibles en una enorme gama de colores. Otra opción, más clásica pero igualmente eficaz, es emplear bloques de arcilla aligerada Termoarcilla; la nueva versión, Termoarcilla Eco, está pensada para adaptarse a las actuales exigencias del CTE en materia de construcción sostenible. 

Una de las reformas más interesantes (y complejas) a llevar a cabo en una vivienda es el derribo de tabiques interiores para ampliar o remodelar el espacio. La mayor parte de las casas que cuentan con cierto número de años tiene una distribución que no resulta adecuada para las necesidades de la vida actual, y hay que tener presente que, con una intervención acertada, se puede ganar en ellas un cien por cien en metros útiles, iluminación y confortabilidad. A la hora de plantearse el derribo de cualquier tabique, no puede hacerse a la ligera; es necesario contar con asesoramiento, permisos y licencias. Lo primero que se debe hacer es consultar a un profesional (arquitecto o aparejador) acerca de los planos de nuestro inmueble; en ellos constará si los tabiques que queremos derribar son o no muros de carga (los que soportan el peso de la estructura del edificio). El Código Técnico de la Edificación (CTE) establece que el grosor mínimo que debe tener un muro para ser considerado muro de carga debe ser de 11,5 cm, pero estos tabiques pueden llegar a tener hasta 25 o 30 cm de espesor, por lo que las especificaciones pueden ser algo confusas. Lo mejor es acogerse a lo que hemos aconsejado antes: que un profesional eche un vistazo a los planos o a la vivienda y nos dé a conocer su opinión. Una vez establecido que el muro no es de carga, hay otras dos consideraciones a tener en cuenta: el tabique no debe soportar el peso de un pilar maestro de hormigón, ni haberse convertido en pared estructural con el paso de los años. Si no nos encontramos con ninguno de estos casos, podemos proceder al derribo sin problemas; eso sí, lo mejor es contar con un buen profesional, ya que se trata de un trabajo muy delicado que puede afectar a las paredes contiguas. Además, con estas reformas se generan gran cantidad de escombros que deben depositarse en el contenedor adecuado; por todos estos motivos, lo mejor es dejar el trabajo en manos de quienes saben hacerlo bien.Si por cualquier motivo tuviéramos la necesidad de derribar un muro de carga, hay que saber que es posible hacerlo, pero antes debe obtenerse con un permiso de obra mayor expedido por el ayuntamiento; además, como se trata de un elemento estructural común de la finca, siempre es necesario conseguir previamente un permiso de la comunidad de vecinos. 

humedadLos problemas de humedad, sobre todo durante determinadas épocas del año y en zonas lluviosas, pueden convertirse en un auténtico quebradero de cabeza para aquéllos que los sufren. Las humedades pueden ser de tres tipos distintos, dependiendo de su origen: por capilaridad, condensación y filtración. Todas ellas terminan generando manchas, goteras y eflorescencias (aparición de salitre en forma de cristales en las superficies; también pueden surgir eflorescencias de moho en paredes y techos. Cuando tenemos un problema de humedad, lo primero que hay que hacer es conocer su origen; aunque en ocasiones es evidente (puede que el agua se filtre por una ventana o una puerta, o que veamos que el vapor se condensa en los cristales), la mayoría de las veces es necesario acudir a una empresa profesional para que, con unos aparatos llamados higrómetros (medidores de humedad), comprueben la gravedad del caso. También llegarán a conocer la fuente de la humedad, paso fundamental para erradicarla. Las humedades más conflictivas son las que aparecen por capilaridad; en estos casos, el agua parte del subsuelo y asciende por los capilares de los cimientos hasta surgir por la pared en forma de manchas. Los tratamientos que se aplican en este casos son variados, desde la inyección de resinas especiales a través de tolvas en una serie de agujeros practicados en la pared (las resinas se endurecen en el interior del muro, creando una barrera que impide el avance de la humedad), hasta los modernos tratamientos por electro-ósmosis, que invierten la polaridad entre suelo y pared,  haciendo que el agua ionizada descienda de nuevo por el muro hacia el subsuelo. Los problemas de humedad por filtración pueden solucionarse sin problemas sellando la zona por donde el agua se filtra (a veces es necesario revestir la fachada de la vivienda con algún tipo de material para detener el avance del agua) y tratando después la pared interior con productos que eliminen el salitre, el moho y favorezcan el agarre de la pintura. En cuanto a la condensación de agua, suele estar provocada por puentes térmicos (en las ventanas, cuando la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior es mucha, el vapor de agua del interior se condensa en el cristal en forma de vaho o gotas); la solución, en este caso, consiste en cambiar los cerramientos por otros con sistema de RPT (rotura del puente térmico). Otra opción es acudir a un profesional para que haga una serie de agujeros alrededor de las ventanas e inyecte en ellos algún producto aislante expandible que refuerce el aislamiento de la pared. Los sistemas de electro-ósmosis también se aplican en estos dos últimos casos (para saber más sobre este tema se puede acudir a la página web de la empresa especializada Humicontrol: www.humicontrol.es). 

Que estamos en tiempos de crisis, lamentablemente, no es un secreto para nadie. El paro sube de manera alarmante, las casas dejan de venderse, los bancos no conceden hipotecas y las empresas sufren recortes que afectan a los sueldos de los trabajadores. En estos momentos, cualquier solución ingeniosa para “capear el temporal” es siempre bienvenida. Aunque pretendamos recortar al máximo los gastos en los hogares, en muchas ocasiones tenemos que hacer desembolsos económicos inevitables; por ejemplo, a la hora de hacer reformas, reparaciones domésticas o trabajos para mejorar nuestras viviendas. Muchas veces dejamos pasar el tiempo hasta que la intervención no es solamente inevitable, sino que, además, se vuelve mucho más complicada. Por eso, lo mejor es coger el toro por los cuernos y decidirse a emprender los trabajos necesarios cuanto antes. Pero ahora llega la parte más complicada: ¿cómo puedo localizar un profesional o una empresa que realice el trabajo que necesito, con plenas garantías y sin que me cueste un dineral? Aparte de las siempre socorridas llamadas a los amigos, hay que tener en cuenta que existe un amplio campo de profesionales a nuestro alrededor. Por este motivo, la innovadora propuesta que supone TuManitas.com es ideal para aquellos propietarios que quieran ponerse en contacto con varios profesionales del ramo y comparar presupuestos y opiniones. El funcionamiento de la página es tan sencillo como brillante: el propietario del inmueble a reformar expone su trabajo, y los profesionales y empresas presentan presupuestos. A partir de ahí, se establece una puja de precios, finalizada la cual el particular escoge al profesional que más le interesa, buen sea atendiendo al presupuesto, las referencias o la proximidad geográfica. Y no queda ahí la cosa: aquéllos que han contratado los servicios de alguno de los profesionales inscritos pueden dar su opinión sobre el trabajo realizado para que el resto de interesados disponga de información sobre sus servicios. Para los profesionales, TuManitas.com se convierte en una “oficina de empleo” virtual; en la página pueden consultar las ofertas y pujar por ellas, atendiendo a criterios tan importantes como la proximidad o la envergadura de la obra. TuManitas.com ahorra tiempo y dinero en desplazamientos a todo aquél que acuda a la página, sea particular o profesional. Un servicio completo, eficaz y con garantías, totalmente gratuito y directamente desde el ordenador.

Las nuevas normativas energéticas de la Comunidad Económica Europea establecen desde ya hace unos años la necesidad de reducir drásticamente las emisiones de CO2 al ambiente, así como el consumo de energía, para hacer frente al cambio climático y a la escasez de recursos energéticos que sufre nuestro planeta, y que en un plazo no muy largo puede suponer un serio problema. Estas normativas son de aplicación a diversos campos, como el transporte o la industria; en nuestro caso nos referiremos concretamente al de la edificación. Desde el año 2.006, el CTE (Código Técnico de la Edificación) incorpora, entre otros, el Documento Básico de Ahorro de Energía, cuya misión es reducir el consumo energético de los edificios, limitar las emisiones de dióxido de carbono de las instalaciones e incorporar el uso de energías renovables. En Europa, los edificios consumen el 40% de la energía total disponible, entre iluminación, calefacción, ACS y aire acondicionado. Por este motivo, la incorporación de sistemas de energía solar (térmica y fotovoltaica) en los nuevos inmuebles en construcció, y en aquellos que se vayan a rehabilitar, es una prioridad hoy día. Esta normativa implica un aumento significativo de puestos de trabajo dentro del campo de instalación de sistemas de energías renovables. Desde el año 2.007, la demanda de profesionales de este sector ha experimentado un espectacular aumento del 85%. Aunque al principio los más solicitados eran los del campo de la energía eólica, en los últimos tiempos el 20% de los perfiles que se buscan corresponden al campo de la energía solar fotovoltaica, y el 10%, al de la energía solar térmica. Y si en los comienzos se precisaban fundamentalmente personas encargadas de buscar promoción, emplazamientos y subvenciones para la instalación de estos sistemas, actualmente los profesionales más solicitados son aquéllos especializados en la construcción, operación y mantenimiento de los sistemas y las instalaciones. Los cursos de especialización en energías renovables, fundamentalmente solar, pueden encontrarse en muchas empresas de formación, pero siempre hay que tener en cuenta que el INEM ofrece constantemente cursos de especialización subvencionados, totalmente gratuitos, para desempleados, trabajadores autónomos y trabajadores por cuenta ajena. Puede ser el momento de apuntarse al carro de las energías renovables y convertirse en uno de los profesionales más demandados en el momento. Una buena noticia para el medio ambiente, y un balón de oxígeno para un sector en crisis.

Los cementos son productos fundamentales en los campos de la albañilería, la construcción y las reformas. Forman parte de las argamasas que mantienen unidas las piezas en muros, paredes y forjados, y también son indispensables para el hormigón de las soleras y los cimientos. Sin embargo, no existe un único tipo de cemento; dependiendo de la aplicación, podemos encontrarnos con varios materiales, y conviene saber cuáles son los más empleados y para qué sirve cada uno.Los cementos más habituales son los de tipo Portland (así llamados porque, al fraguar, el material resultante adquiere el aspecto calcáreo de las rocas características de la ciudad inglesa de Portland). Son los más corrientes en construcción, y también los más resistentes. Los cementos Portland grises son los más fuertes de todos. Se suelen utilizar para construir columnas, vigas y elementos estructurales y de soporte. Estos materiales, dada su fuerza y durabilidad pueden combinarse con otros elementos para obtener morteros y hormigones. Los cementos Portland blancos son menos resistentes y se usan habitualmente para acabados, como materiales de base en la fabricación de piezas para decoración, para aglutinar fibras de madera en tableros aislantes (tipo Celenit) y como parte de la fabricación de pavimentos.Otro tipo de cemento, muy conocido y empleado por los amantes de bricolaje y los profesionales de las reformas, es el cemento rápido. Su fraguado es casi instantáneo y es menos resistente que los anteriores. Se utiliza para trabajos puntuales y no se pueden mezclar con otros materiales.Por último, el cemento-cola es un producto de muy fácil preparado (incluso se puede comprar listo para su uso) y aplicación. Está formado básicamente por cemento tipo Portland, arenas y colas sintéticas. Se utiliza sobre todo para trabajos de pequeña envergadura, como alicatados, reparaciones domésticas, rellenado de llagas en soleras y paredes cerámicas… Si el preparado tiene como base el cemento Portland gris, su resistencia será mucho mayor que si la base es de Porland blanco.

Aparte de estos materiales, conviene saber que en el mercado hay disponible una gran variedad de aditivos (endurecedores, aceleradores, plastificantes…) para conseguir mezclas y argamasas con propiedades específicas, y más fáciles de manipular.