Tags Posts tagged with "recuperación construcción"

recuperación construcción

1


Desde luego, estas noticias ya se veían venir desde hacía tiempo. Ya no nos creemos lo que dicen algunos acerca de «brotes verdes», «recuperación», «aumento del consumo»… Estamos demasiado escarmentados, ¿verdad? El año 2011, como se esperaba, no comienza precisamente con alegrías, aunque también he de decir que alguna noticia esperanzadora también nos ha alegrado un poquito. Lo primero y más importante es lo que indica precisamente el título del post: que el sector de la construcción en España no comenzará a recuperarse de forma efectiva hasta el año 2012, que será cuando podrá mostrar crecimiento positivo (o eso es lo que se espera).

La buena noticia (aunque quizás deberíamos decir «la menos mala») es que, aunque durante el 2011 el crecimiento seguirá siendo negativo, este año el porcentaje será de la mitad que los años anteriores, cuando experimentó un descenso del 11,4% (2010) y del 11,9% (2009). No cabe duda de que son indicios de una ligerísima recuperación, debida seguramente al reajuste que este sector necesita para equilibrar la oferta y la demanda de inmuebles construido, y para que los precios se adapten de forma lógica a los salarios.

Es triste constatar que, a pesar de que en España nos consideramos uno de los principales países de la Comunidad Económica Europea, junto con Chipre y con Portugal somos los únicos que estamos actualmente en «números rojos» en lo que respecta al crecimiento del sector. En definitiva, el porcentaje de bajada que se espera para este año será del 7%, mientras que el año 2012 se espera que el sector comience a crecer con un tímido 0,7%.

No son noticias excesivamente buenas, pero si realmente el año que viene la recuperación puede comenzar entonces se vislumbran claras esperanzas. Durante el 2011 deberemos seguir aprendiendo de nuestros errores y conseguir adaptar nuestro sectoral de la construcción y edificación europeos.

Fuente: Urbanoticias.

Imagen: Revista TC.

0

Leo hoy con sorpresa la siguiente noticia: La construcción europea comienza a dar signos de recuperación. Y digo con sorpresa, porque después de la que está cayendo y de las noticias que escucho todas las mañanas por la radio antes de empezar a trabajar, me parece imposible que un sector tan herido como el de la construcción comience a recuperarse, cuando las cosas están tan mal en todos los campos.

La construcción era la piedra angular de economías como la española, la irlandesa o la griega, que han sido las más afectadas de toda Europa por la crisis; ¿cómo, entonces, va a recuperarse esta actividad si el stock de viviendas construidas y sin vender es inmenso, y los bancos no dan financiación para adquirir inmuebles?

Cuando leo a continuación los datos, mi gozo en un pozo: no es un sueño, sino la cruda realidad. Comparando las cifras de 2009 con las de 2008, son peores y la actividad decrece de manera importante; lo que ocurre es que durante el mes de diciembre del año pasado, la actividad subió 0,5% con respecto a noviembre. Es una buena noticia, pero no es reveladora; habrá que esperar aún un tiempo prudencial para dar titulares tan «optimistas» como el indicado. O eso creo yo, vamos.

¿Y qué podemos hacer ante este panorama? Lo primero, intentar olvidarnos un poco de construir y construir sin límite, que es lo que nos ha llevado al desastre que vivimos. Y pensar más en conservar, reciclar, rehabilitar y aprender de los errores. La rehabilitación de las viviendas ya construidas es una de las apuestas punteras de los distintos gobiernos, que quieren incentivarla a base de ayudas y subvenciones. La edificación sostenible y las instalaciones de energías renovables son otros de los sectores con más futuro. Y la formación de los profesionales que se quedaron sin empleo (con la quiebra de las promotoras y constructoras) en estas nuevas materias, un punto crucial.

Iniciativas como TuManitas también deben ser bienvenidas, de cara a intentar facilitar la inserción laboral y el flujo del empleo dentro del sector de la rehabilitación y las reformas en el hogar. Es cuestión de levantarse y avanzar después de la caída, con vistas a crear un nuevo sistema económico más basado en la racionalidad y la sensatez que en el lucro desmedido. Seguro que podemos hacerlo.

Imagen:
Universiablogs.