Tags Posts tagged with "profesionales"

profesionales

1


Aunque en este blog a menudo os damos pautas, técnicas, trucos y consejos para realizar determinados trabajos en el hogar, una reforma como debe ser necesita obligatoriamente del concurso de un profesional. Y no sólo una reforma, sino determinados trabajos independientes encarados a mejorar nuestras viviendas. Desde las intervenciones en las redes eléctricas o de fontanería, que todo el mundo sabe que es necesario dejárselo a quienes realmente saben de ello (y pueden realizarlo con todas las garantías), hasta los trabajos que implican albañilería y muchos otros, los profesionales al final nos ahorran serios disgustos, mucho tiempo e incluso dinero.

Pensemos, por ejemplo, en pintar la casa. En principio, hay que cubrir y mover los muebles, destinar unos cuantos días (fines de semana o vacaciones, es decir, días de nuestro propio descanso) a realizar la tarea, comprar y trasladar el material y además, hacer el trabajo. Para el cual necesitaremos además ayuda, algo que muchas veces es complicado de encontrar. Si sumamos el total, al final veremos lo rentable que nos resulta buscar a un profesional que nos descargue de todo el engorro y deje la casa como una auténtica mansión.

Y quien habla de pintar, habla también de poner, pulir o barnizar suelos; colocar baldosas y alicatados; instalar muebles de cocina… Recientemente, una amiga me contaba la odisea de empapelar el salón con su marido, el gasto final que les supuso y por supuesto, las discusiones. Hay quien dice que muchas reformas caseras terminan en divorcio… Si de verdad no queremos enfrentarnos a todo esto, lo mejor es sin duda buscar buenos profesionales, de confianza y con todas las garantías. En TuManitas lo sabemos de sobra; además, no os quepa duda de que a través de TuManitas conseguiréis los mejores presupuestos, a un paso de vuestra casa. ¿A que merece la pena?

Imagen: Lowes Commercial Services.

0

Vaya por delante que no tengo ninguna intención de decirle a nadie, y menos a un profesional con formación y experiencia, cómo debe hacer su trabajo. En el artículo de hoy, simplemente me propongo recopilar una serie de consejos prácticos que muchos profesionales me han ido revelando a lo largo de los años que llevo dedicada a escribir sobre reformas y construcción, y que a ellos les han funcionado bien a la hora de sacar adelante su actividad con buenos resultados. Si os interesan, aquí os los dejo; seguro que les podréis sacar algun partido…

En primer lugar, la legalidad. De todos es conocida la afición de muchos particulares a no solicitar factura para evitarse el pago del IVA, así como muchos otros “chanchullos” que nos pueden ahorrar un dinerito. Pues bien, en la actualidad hay que recordar que el IVA para reformas y construcción está considerablemente rebajado, y además, las obras que no tengan la consiguiente factura no podrán acogerse a las subvenciones de las Comunidades Autonomas, ni tampoco a las desgravaciones en la declaración de la Renta que hay disponibles a partir de este año. Un buen profesional siempre aporta su factura con IVA, que garantiza que su empresa tiene todos los permisos, y que además es una garantía para el particular que la contrata de cara a posibles fallos o desperfectos posteriores.

Cualquier particular agradece información acerca de subvenciones, ayudas, trámites, licencias, desgravaciones o financiación para las reformas. Si un profesional o empresa aporta este servicio, lo más probable es que el cliente quede satisfecho al cien por cien y recomiende sus servicios.

Realizar las obras en el tiempo acordado y sin salirse en exceso del presupuesto
es algo que distingue a los buenos profesionales y empresas. No hay nada que hable peor de un trabajador que su poca formalidad. Y recordemos que un cliente satisfecho puede convertirse en diez clientes potenciales más, gracias a las recomendaciones y buenas calificaciones.

Y por supuesto, hay que saber dónde buscar los trabajos. El buzoneo, el reparto de octavillas, los anuncios pegados en las farolas… Son sistemas mas propios del siglo pasado que del siglo XXI. TuManitas es un medio acorde con los tiempos que, a traves de la Red de Redes, pone en contacto a profesionales y particulares de la manera mas rápida, profesional y económica.

Imagen / Saad.Akhtar.

Una reforma en la vivienda no deja se suponer un engorro y una situación muy incómoda para los que la habitan, aunque siempre sea para mejor. Para evitar que algo tan positivo se convierta en una pesadilla, es importante establecer una buena planificación de las obras, el tiempo y el presupuesto, y así no tener que sufrir con los retrasos o demás problemas añadidos. Lo primero en lo que nos debemos detener es en decidir si vamos a llevar nosotros mismos la planificación de los trabajos, o si nos conviene delegar la tarea el una empresa profesional; esto suele depender de la envergadura de la obra, pero a veces merece la pena destinar un porcentaje del presupuesto a este fin para evitarnos quebraderos de cabeza y estar seguros de que todo va a estar perfectamente controlado.

El éxito a la hora de llevar a cabo una reforma depende de tres factores fundamentales: el cliente que contrata el trabajo, la empresa que lo vaya a coordinar y los materiales que se van a necesitar para llevarlo a cabo. Con respecto al cliente o particular en cuya propiedad se van a efectuar las tareas de reforma o rehabilitación, tendrá que considerar con antelación si va a ser necesario abandonar la vivienda; en ocasiones, es mejor posponer los trabajos para poder organizarse, ya que nadie puede irse de su casa de un día para otro. No es conveniente aprovechar los viajes ni los traslados por vacaciones para hacer reformas, ya que siempre es aconsejable estar cerca para atender cualquier problema que pueda surgir. Otro aspecto a considerar es la financiación del presupuesto: si se va a solicitar un préstamo para pagar a los profesionales, debe haber sido concedido al particular antes de empezar las obras para poder hacer frente a los pagos sucesivos que probablemente conlleve el trabajo.

En cuanto a la empresa encargada de organizar y coordinar a los gremios, es conveniente pedirle que nos de un plazo de comienzo y finalización de las obras, que, aunque puede ser flexible, no debe extenderse demasiado en el tiempo. Es muy importante estar al tanto de los trabajos continuamente, acudiendo a ver los progresos de la obra y manteniendo reuniones periódicas con los responsables de la empresa para controlar la evolución de éstos.

Por último, el apartado de los materiales. Este capítulo es importantísimo; todo lo necesario debe estar listo antes de empezar los trabajos si queremos rentabilizar el tiempo y el presupuesto. También hay que asegurarse de que los establecimientos donde compremos dispongan de stock suficiente, por si se da el caso de que haya que adquirir más cantidad a lo largo de la obra. Nunca estará de más informarnos nosotros mismos sobre los distintos precios y ofertas de material que hay en los polígonos y establecimientos especializados; a veces resulta sorprendente comprobar las diferencias de precios que ofertan las empresas, y nos podemos ahorrar una buena cantidad si dedicamos un tiempo a buscar, preguntar y comparar. Y para localizar a los profesionales más eficaces, no hay que olvidarse de lo que nos proporciona Internet: los servicios de páginas como TuManitas.com son una auténtica ayuda, tanto para particulares como para los profesionales.

Que estamos en tiempos de crisis, lamentablemente, no es un secreto para nadie. El paro sube de manera alarmante, las casas dejan de venderse, los bancos no conceden hipotecas y las empresas sufren recortes que afectan a los sueldos de los trabajadores. En estos momentos, cualquier solución ingeniosa para “capear el temporal” es siempre bienvenida. Aunque pretendamos recortar al máximo los gastos en los hogares, en muchas ocasiones tenemos que hacer desembolsos económicos inevitables; por ejemplo, a la hora de hacer reformas, reparaciones domésticas o trabajos para mejorar nuestras viviendas. Muchas veces dejamos pasar el tiempo hasta que la intervención no es solamente inevitable, sino que, además, se vuelve mucho más complicada. Por eso, lo mejor es coger el toro por los cuernos y decidirse a emprender los trabajos necesarios cuanto antes. Pero ahora llega la parte más complicada: ¿cómo puedo localizar un profesional o una empresa que realice el trabajo que necesito, con plenas garantías y sin que me cueste un dineral? Aparte de las siempre socorridas llamadas a los amigos, hay que tener en cuenta que existe un amplio campo de profesionales a nuestro alrededor. Por este motivo, la innovadora propuesta que supone TuManitas.com es ideal para aquellos propietarios que quieran ponerse en contacto con varios profesionales del ramo y comparar presupuestos y opiniones. El funcionamiento de la página es tan sencillo como brillante: el propietario del inmueble a reformar expone su trabajo, y los profesionales y empresas presentan presupuestos. A partir de ahí, se establece una puja de precios, finalizada la cual el particular escoge al profesional que más le interesa, buen sea atendiendo al presupuesto, las referencias o la proximidad geográfica. Y no queda ahí la cosa: aquéllos que han contratado los servicios de alguno de los profesionales inscritos pueden dar su opinión sobre el trabajo realizado para que el resto de interesados disponga de información sobre sus servicios. Para los profesionales, TuManitas.com se convierte en una “oficina de empleo” virtual; en la página pueden consultar las ofertas y pujar por ellas, atendiendo a criterios tan importantes como la proximidad o la envergadura de la obra. TuManitas.com ahorra tiempo y dinero en desplazamientos a todo aquél que acuda a la página, sea particular o profesional. Un servicio completo, eficaz y con garantías, totalmente gratuito y directamente desde el ordenador.