Tags Posts tagged with "Problemas de humedad"

Problemas de humedad

0

El post de hoy se lo dedico a un amigo que ha pasado las vacaciones de Semana Santa desesperado. Al llegar a su preciosa casa en el campo, recién rehabilitada como quien dice, se ha encontrado con algo que hace temblar al propietario más plantado: humedades por capilaridad. En la pared de la planta baja, a una altura como de un metro del suelo, la pintura se desprende y está húmeda; y por el exterior se percibe la humedad, que dibuja la silueta de los ladrillos bajo el mortero monocapa.

Cuando me contó el problema le especifiqué las distintas opciones que existen para atajar este tipo de humedades (que en nuestro blog hemos tratado en repetidas ocasiones). Pero sobre todo le recomendé que echara un vistazo a las barreras químicas, una de las soluciones que mejores resultados viene dando frente a la capilaridad. ¿En qué consisten estas barreras? Pues se trata de perforar la pared a cierta altura del suelo, a intervalos regulares, e introducir en los agujeros unas tolvas (una especie de cánulas) o difusores a los que se les conecta una bolsa o cartucho con una solución endurecedora.

Al tratarse de un sistema lento y paulatino, la solución va formando poco a poco una barrera que se endurece y frena el ascenso de la humedad. Un buen ejemplo es el Sistema DryKit® de la firma Demsa, que cuenta con difusores de celulosa prensada para facilitar la dispersión de las mezclas. En 24 horas, el producto queda absorbido y sólo queda esperar a que se endurezca. La empresa ofrece una garantía de 20 años frente a las humedades, y además lo puede hacer uno mismo (aunque siempre es recomendable buscar buenos profesionales para ahorrarnos problemas; por ejemplo, los de TuManitas).

Imagen y más información: DEMSA.

2

Los días del invierno, que acabamos de estrenar, son proclives a la aparición de problemas de humedad, sobre todo por condensación. Este tipo de humedad se produce cuando el vapor de agua presente en el interior de las viviendas asciende y topa con superficies frías: paredes interiores de las fachadas, cristales de las ventanas… En ese momento, el vapor se condensa y se deposita formando pequeñas gotas. Estas gotas terminan por afectar a las paredes, deteriorándolas hasta el extremo que aparecen mohos insalubres y la pintura se desprende.

La causa principal de la humedad por condensación es el exceso de vapor de agua en el aire, Por eso suele ser habitual que aparezca en los cuartos de baño (por el vapor producido por el agua caliente de la ducha), estancias donde se realiza ejercicio físico, cocinas… La falta de calefacción, una mala ventilación o incluso un exceso de aislamiento pueden favorecer tambié su aparición. Así que la forma de eliminar las humedades es hacer que disminuya la concentración de vapor en el aire. Esto se puede conseguir mediante sistemas de ventilación mecánica, que es generada por máquinas que depuran el aire, o con aparatos deshumidificadores.

Si la condensación se localiza sobre todo en los marcos y cristales de las ventanas, entonces existe un problema de puente térmico. Para evitarlo se recomienda cambiar los cerramientos por otros con marcos de PVC o aluminio con sistema RPT (algo de lo que ya hemos hablado alguna vez en el blog). Otra opción para abaratar costes es taladrar el contorno de la ventana a intervalos de unos 30 cm e inyectar en la cámara interna espuma de poliuretano expandible; esta opción puede ser más económica pero conlleva un trabajo importante, y no nos garantiza al 100% la desaparición de los problemas de condensación.

Imagen: Rameshcn12.

zócalo-de-piedra

Me vais a permitir que en la entrada de hoy os comente un caso real como la vida misma ocurrido a un conocido mío que, por timidez, me ha pedido que oculte su identidad. A esta persna le ocurrió un serio percance en una casa que tiene en Asturias y utiliza como vivienda de verano y fines de semana, junto con su familia.

El caso es que, después de una primavera y un invierno tan lluviosos como fríos y desapacibles, con los primeros días de sol la familia decidió ir a pasar un puente a su casa del norte. Cuál no sería su sorpresa cuando llegaron, abrieron la puerta… Y se encontraron con un intenso olor a humedad. Al encender la luz, descubrieron el origen del problema: la parte baja de la pared estaba plaga de manchas de humedad que empezaban a generar moho, lo que originaba el desagradable olor. La primera reacción de los sorprendidos y desdichados visitantes fue encender la calefacción y, acto seguido, comenzar a frotar la pared. ¿El resultado? El moho se quitaba pero las manchas permanecían, así como el desagradable olor.

Al día siguiente, mi amigo fue en busca de una salvación al pueblo más cercano; necesitaba con urgencia un profesional que le diagnosticara el problema y le ofreciera una solución. En el pueblo, al ser puente, no consiguió más que vagas promesas de que quizás, un albañil podría acercarse la semana que viene… La desesperación de la familia empezaba a hacerles mella. La situación era complicada: ellos tenían que regresar a Madrid, la ciudad donde viven, el domingo por la tarde, por lo que no podían quedarse a buscar la manera de arreglar el problema. Y la pintura de la pared corría serio riesgo de desprenderse.

Entonces mi amigo recordó lo que suelo comentarles a todos cuando hablamos de reformas o arreglos en el hogar: TuManitas.com te ofrece un servicio gratuito y con todas las garantías, mediante el cual encontrar a un profesional competente en la zona que sea necesario, y a un precio inmejorable, es más que sencillo. Se puso manos a la obra y planteó su problema en el apartado de trabajos, y a la semana siguiente ya contaba con cuatro ofertas que le proponían distintos presupuestos y la realización inmediata del trabajo: forrar el zócalo exterior de la vivienda con lajas de piedra, eliminar la humedad interior y pintar de nuevo las paredes con pintura especial.

¿Cuál fue el final de la historia? Pues, por supuesto, un final feliz. Nuestro amigo contrató a un profesional con garantías que le hizo el trabajo en las dos semanas siguientes, a un precio estupendo y con unos resultados excelentes. Cuando regresaron, la impresión no podía ser mejor; la casa estaba mejor aislada, era más cálida y por fuera había ganado en elegancia y estética. Una vez más, TuManitas.com demostró ser la mejor elección.

La presencia de humedad en los techos y paredes de las viviendas suele suponer un problema bastante grave para los propietarios. Eliminarlas suele ser cuestión de atajar el problema original para que no vuelvan a aparecer manchas o moho. Las humedades suelen ser de tres tipos: por filtración (el agua entra en el interior de las viviendas filtrándose a través de grietas o fisuras en las paredes), por condensación (el vapor de agua presente en el aire se condensa y aparece en las paredes y ventanas en forma de gotitas de agua) y por capilaridad (el agua del susbsuelo de la tierra asciende por los capilares de los cimientos de hormigón hasta la parte superior de la vivienda, emergiendo a la superficie en forma de manchas). Esta última es la más complicada de eliminar. Se puede hacer mediante barreras químicas (inyectando productos endurecedores en la pared a base de tolvas que se encajan en agujeros taladrados a intervalos regulares), físicas (practicando zanjas en las que se colocan sistemas de drenaje) o de la forma más avanzada: por electro-ósmosis. Esta tecnología se basa en crear pequeñas interrupciones a muy baja intensidades el muro, logrando invertir la polaridad suelo-pared y provocando así que el agua descienda a través del muro, de nuevo hacia el subsuelo. El sistema es como sigue: a una altura de unos 40 cm del suelo, se colocan a todo lo largo de la pared unas varillas de cobre de unos 7 u 8 cm de largo y 5  de grosor, clavadas de manera perpendicular al muro y haciendo un recorrido de zigzag, a intervalos de 15 cm. Las varillas se conectan después mediante un cable soldado a ellas, también de cobre, y derivado a una toma de tierra (o, aún mejor, a una piqueta independiente). Si el problema es muy complicado, se puede reforzar el sistema conectando al circuito un transformador de 2-3 V, que convertirá la corriente alterna en corriente continua. El polo negativo deberá ser el de la parte superior de la pared.

Una vez instalado el circuito, hay que tapar todo con un mortero especial que transpire y pintar la obra con pintura de las mismas características. Las varillas van incrustadas en agujeros practicados en el muro con una broca de widia, y el cable se debe encajar en una roza. Es importante matizar que, aunque este sistema suele ser muy fiable, antes de decidirse a colocarlo hay que consultar con un profesional para que emita un diagnóstico preciso de la situación y poder asegurarnos así de obtener en el tratamiento un 100% de efectividad. Una de las empresas que instala este tipo de soluciones es Humicontrol. Disponen de un sistema llamado Mur-Sec que logra que el agua ionizada descienda de nuevo al subsuelo. Tras hacer la instalación, aplican un mortero especial llamado Draining que permite pintar la pared transcurridas dos semanas. Este sistema no precisa de mantenimiento y cuenta con 20 años de garantía. Más información: www.humicontrol.com