Tags Posts tagged with "piedras"

piedras

0

jadín

Para crear un magnifico jardín necesitas organización desde el primer instante en el que pones un pie en su tierra. Ten en cuenta que las plantas precisan de años para crecer, por lo que el oasis que pretendes crear, no llegará de la noche a la mañana. Visualiza tu espacio, debes hacerte un croquis mental de tu futuro jardín. Aquí te aportamos unas cuantas ideas, para que vayan tomando forma en tu cabeza.

El uso de Piedras.

Para dar un aire zen, lo más recomendable es utilizar piedras. En los viveros te las venderán por sacos, las tienes de múltiples colores, lo que da, aun más personalidad. Personalmente las verdes y blancas son las que más nos gustan. Son muy vistosas, por lo que debes elegir, una zona transitada para colocarlas. Ahí crearás un lugar bonito, sin demasiado esfuerzo. Arranca el césped, y pon una malla, evitarás que las malas hierbas crezcan. Antes puedes plantar algunas flores para dar, si cabe, más color. Ahora enmarca la zona, coloca una pequeña cerca. Mejor si es de madera tratada para que no se estropee con las lluvias. Y empieza a rellenar de piedritas, no las mezcles, haz un dibujo simple con cada tonalidad.

Los caminos de piedra son una opción muy recurrida y sencillísima. Tan sólo tienes que hacerte con unas buenas piedras, tienes un mundo entero ahí fuera, no hace falta que gastes dinero en ellas. Para hacerlo, simplemente coloca las piedras a tu antojo, creando una ruta. Apriétalas con fuerza contra el suelo, y la misma tierra se encargará de cubrirlas progresivamente. No tardará demasiado, la naturaleza es muy sabia.

Cuestión de Tamaño.

Si tu jardín tiende a ser pequeño, puedes llevar a cabo un diseño para que parezca mayor. Olvídate de crear un ambiente recto y cuadriculado, las curvas serán tu gran aliado para dar profundidad y volumen. Además, la suavidad de las curvas, te garantizan un espacio armonioso y relajante.

Altura.

Uno de los principales defectos que tienen la mayoría de los jardines cotidianos es su falta de altura. Debemos dar la sensación de que existen diversas estancias dentro de un mismo lugar, un campo plano y abierto no invita al recogimiento.

zócalo-de-piedra

Me vais a permitir que en la entrada de hoy os comente un caso real como la vida misma ocurrido a un conocido mío que, por timidez, me ha pedido que oculte su identidad. A esta persna le ocurrió un serio percance en una casa que tiene en Asturias y utiliza como vivienda de verano y fines de semana, junto con su familia.

El caso es que, después de una primavera y un invierno tan lluviosos como fríos y desapacibles, con los primeros días de sol la familia decidió ir a pasar un puente a su casa del norte. Cuál no sería su sorpresa cuando llegaron, abrieron la puerta… Y se encontraron con un intenso olor a humedad. Al encender la luz, descubrieron el origen del problema: la parte baja de la pared estaba plaga de manchas de humedad que empezaban a generar moho, lo que originaba el desagradable olor. La primera reacción de los sorprendidos y desdichados visitantes fue encender la calefacción y, acto seguido, comenzar a frotar la pared. ¿El resultado? El moho se quitaba pero las manchas permanecían, así como el desagradable olor.

Al día siguiente, mi amigo fue en busca de una salvación al pueblo más cercano; necesitaba con urgencia un profesional que le diagnosticara el problema y le ofreciera una solución. En el pueblo, al ser puente, no consiguió más que vagas promesas de que quizás, un albañil podría acercarse la semana que viene… La desesperación de la familia empezaba a hacerles mella. La situación era complicada: ellos tenían que regresar a Madrid, la ciudad donde viven, el domingo por la tarde, por lo que no podían quedarse a buscar la manera de arreglar el problema. Y la pintura de la pared corría serio riesgo de desprenderse.

Entonces mi amigo recordó lo que suelo comentarles a todos cuando hablamos de reformas o arreglos en el hogar: TuManitas.com te ofrece un servicio gratuito y con todas las garantías, mediante el cual encontrar a un profesional competente en la zona que sea necesario, y a un precio inmejorable, es más que sencillo. Se puso manos a la obra y planteó su problema en el apartado de trabajos, y a la semana siguiente ya contaba con cuatro ofertas que le proponían distintos presupuestos y la realización inmediata del trabajo: forrar el zócalo exterior de la vivienda con lajas de piedra, eliminar la humedad interior y pintar de nuevo las paredes con pintura especial.

¿Cuál fue el final de la historia? Pues, por supuesto, un final feliz. Nuestro amigo contrató a un profesional con garantías que le hizo el trabajo en las dos semanas siguientes, a un precio estupendo y con unos resultados excelentes. Cuando regresaron, la impresión no podía ser mejor; la casa estaba mejor aislada, era más cálida y por fuera había ganado en elegancia y estética. Una vez más, TuManitas.com demostró ser la mejor elección.