Tags Posts tagged with "organizar hogar"

organizar hogar

0

Septiembre es un mes que para muchos se parece a Enero, es como el principio de todo, el momento de organizarse y comenzar con buen pie el año. Y es que aun tenemos muy forjado en nuestra mente, aquella época en la que íbamos ilusionados a comprar el material escolar, los libros de texto y los zapatos para el cole. Cuando crecemos esa rutina se desvanece, pero intentamos mantener con añoranza ese recuerdo de que en Septiembre, el curso comienza de nuevo. Por eso nos apuntamos a clases de inglés, empezamos colecciones por fascículos y organizamos nuestros asuntos. Hoy os damos algunas claves con respecto a tu hogar, seguro que está patas arriba después de las vacaciones, pongámonos pues, manos a la obra.cajones baño

Cajas a tutiplén

No hay nada mejor que recurrir a ellas, cuando la cosa va de almacenar. Atrévete a abrir ese cajón de la entrada y pon un poco de orden en ese desastre. Compra cajas de diferentes tamaños, planeando de ante mano lo que vas a poner en cada una. Por ejemplo, ese montón de papeles inútiles que guardas por si son necesarios en algún momento; mételos en una bonita caja y a otra cosa mariposa. Hay mucha variedad donde elegir, puedes comprar unas de un tamaño algo más destacado para colocarlas debajo del mueble de la entrada. Además de decorar con elegancia, guardarás lo que te haga falta.

Organizador de cajones

Este método es verdaderamente cómodo. Compra divisores para los cajones, busca diferentes variantes según tus preferencias. Para el baño vienen de maravilla porque todas las cosas que guardamos siempre andan sueltas por los cajones. También puedes comprarlo con divisiones de diferente tamaño, eso te ayudará a que las cosas queden bien y no se muevan al abrir los cajones.

A la basura

Haz una buena limpieza general, guardamos muchas cosas que en realidad no son necesarias. No tengas piedad, tira con todo lo que no uses aunque te dé pena. Si casi nunca lo usas, cuando no esté, no lo echarás en falta.

0

Los cuartos de baño suelen ser una zona de nuestra casa que solemos decorar menos. Los utensilios necesarios ocupan el espacio que tenemos, y pocas veces añadimos algo más. ¡Y menos mal! Cepillos, cremas, jabones, cosméticos…el baño queda a rebosar de colorido. Sin embargo, aunque pueda parecer contradictorio en la decoración, este lugar necesita un toque monótono. La decoración se lleva a cabo para añadir vida y encanto a los espacios, pero a diferencia de otras estancias, el baño necesita un poco de sobriedad para compensar el equilibrio. El atiborro visual, necesita pinceladas algo estrictas para no caer en el caos y el agobio.baño nordico

Básicamente un aseo necesita orden y contención. Debe ser un oasis, una guarida donde refugiarse. Relax y calma es lo que se debe respirar al zambullirte en tu bañera. Para conseguir esta difícil tarea no hace falta que remodeles todo el cuarto, tranquilo. Cuando recreamos el perfecto baño, afloran en nuestra mente mármoles pulidos, colores contrastados y duchas acristaladas y abiertas. Sin embargo, se pueden hacer maravillas en un baño que tiene la estructura clásica y común.

En primer lugar deshazte de todo lo innecesario, y guarda lo demás en saquitos. Distribúyelos por temáticas y escóndelos en los armarios. Organiza la zona de la ducha, deja en los estantes lo básico. Es necesario limpiar la zona de elementos que estorban y que hacen imposible la relajación.

Si tienes cortina de ducha, dale la jubilación. Pasados los años descuidamos su edad y comienzan a oscurecerse y coger algo de humedad. En los grandes centros comerciales las hay a precios muy reducidos. No elijas colores chillones ni estampados escandalosos. Recuerda, mejor la sobriedad.

Por otro lado, libera el lavabo, deja los cepillos en un bonito vaso y el gel de manos. Queda muy bien comprar unas toallas pequeñas y atarlas con un hilo duro. Es verdad que no las usarás, pero darán un aire serio y refinado. Por último intenta que las toallas que uses combinen, parece imposible, pero una vez te organizas no hay marcha atrás. Es el elemento más simple, pero el que más elegancia da a tu baño.

0

La gran variedad que tenemos, sobre todo las mujeres, de complementos puede llegar a ser infinita. Y lo peor, es que nunca se les encuentra un buen lugar para organizarlo todo. Si compras un joyero, e introduces ahí tus pendientes, pulseras y collares; cuando vayas a coger uno, te encontrarás una maraña que deshacer. Todas lo sabemos, resulta un verdadero incordio. Los bolsos son otro cantar, guardados en el armario quedan todos doblados y estropeados; y colgados en baldas dan una imagen de tremendo desorden en tu habitación.

org. bisutería

Nosotros te proponemos que los muestres, pero de una manera impecable, organizada y visualmente agradable. Para ello lo mejor que puedes hacer es comprar un par de cosas que no te resultarán muy costosas.

Árbol de bolsos.

Esta es una pequeña estructura tipo perchero pero de formas sutiles que asemejan un árbol, pero sin llegar a serlo, en la que puedes colgar tus bolsos con un poco de esmero. Se puede instalar en tu habitación o en el hall, aunque para este último es mejor usar un vinilo. Pégalo en la pared y pon unos clavos apoyados en las ramas. Después cuelga ahí tus bolsos, la sensación que da el contraste volumen con liso, es fabulosa.

Bandejas para pulseras.

Dirígete a tu tienda de decoración preferida y hazte con un par de bandejas de un buen material, nada de plástico, no es para servir el desayuno en la cama. Puedes comprar dos del mismo tamaño y una tercera más pequeña, eso sí con estampados diferentes. Ahora saca tus mejores pulseras y haz tres montoncitos, agrúpalas segun te parezca, por colores o materiales. Verás que bien quedan ahí expuestas.

Árbol de pendientes.

Ahora, pon detrás de las bandejas un arbolito pequeño para colgar pendientes. Quedará de maravilla y dejarás de perder pares.

Marcos para collares.

También puedes añadir, al conjunto que estás creando, unos marcos clavados en la pared. Compra un marco liso, simple, nada de ornamentos e intenta que sea de tamaño medio. Ahora pégale un corcho, en el espacio donde iría la foto, puedes colorearlo si no te convence el color. Prescinde del cristal y clava en el centro, de manera alineada, alfileres o chinchetas. Ahora podrás colgar tus collares.