Tags Posts tagged with "mamparas cristal"

mamparas cristal

0

Las bañeras y duchas con las cortinas de toda la vida son algo muy habitual, pero cada vez son más los usuarios que deciden invertir algo de dinero en instalar una mampara adecuada en su cuarto de baño. Este tipo de elementos revalorizan considerablemente los espacios, ya que aportan estanqueidad total, comodidad, atractivo estético y evitan el deterioro y la formación de mohos característicos de las cortinas de plástico y textiles. Eso sí, para escoger la mampara adecuada, hay que tener en cuenta una serie de aspectos; es importante conocerlos para que luego no nos arrepintamos de nuestra decisión.

– Hay que medir bien el espacio disponible para no equivocarnos a la hora de encargar la mampara. Quizás lo mejor sea pedir a la empresa instaladora que envíe a un profesional a tomar las medidas; este servicio tiene un suplemento de unos 15 euros, pero merece la pena abonarlo para quitarnos quebraderos de cabeza.
– También es importante tener en cuenta el tamaño del cuarto de baño. En baños pequeños lo mejor es que las mamparas no lleguen hasta el techo. Para las bañeras basta con paneles de 150 cm de altura, mientras que para las duchas deberán tener un mínimo de 195 cm.
– La tornillería debe ser siempre de acero inoxidable. La unión de los paneles transparentes a los perfiles se puede hacer con silicona, pero es preferible que sea de gomas; son más caras pero resultan más limpias y estancas. Además, es importante que los perfiles tengan un grosor mínimo de 3 mm en adelante. Cuanto mayor sea el grosor de los perfiles, mejor calidad tendrá la mampara.
– Los paneles transparentes pueden ser acrílicos o de vidrio templado. Los acrílicos son más baratos y en viviendas con niños resultan más seguros. Pero los vidrios templados son mucho más atractivos y limpios; no se deterioran con los años, son más estables y si se rompen, no se astillan. Eso sí, salen bastante más caros. Un consejo: si la mampara que vamos a adquirir es de cristal templado, merece la pena pagar un poco más y comprar vidrios tratados con productos que repelen la suciedad y las gotas de agua.

Imagen: Profiltek.

Escoger la mampara ideal para la bañera o la ducha puede no ser tan sencillo como parece. Dentro de la elección entran distintas variables a considerar: el estilo del baño, el presupuesto, el espacio disponible, los gustos personales… Para saber cuál puede ser la mejor solución para nuestro baño en particular, vamos a considerar las diferentes opciones disponibles.

Las mamparas pueden ser para baño o para ducha. Normalmente, los mismos modelos están disponibles para ambas posibilidades, adaptados a cada una de ellas. Actualmente la tendencia es decantarse más bien por los espacios de ducha, que visualmente resultan más ligeros y amplían el espacio, además de ser más modernos. Las duchas tipo gimnasio, con platos grandes y bajos o suelos de cerámica (o incluso madera) son lo más demandado en estos momentos, y en cualquier revista de decoración veremos que son lo que más se lleva en ambientes vanguardistas.

Dentro de las perfilerías, podemos escoger entre dos tipos de metal: el aluminio o el acero inoxidable. El primero es el más económico y puede presentarse en cromado (la opción más actual), mate o lacado. El acero inoxidable es más noble y elegante, y siempre se presenta en acabado cromado. Es el material idóneo para combinar con cristal templado; la combinación de ambos materiales, de alta pureza, da lugar a cerramientos muy elegantes y visualmente atractivos. Una opción muy interesante y que cada vez está más en boga son las mamparas sin perfilería, realizadas simplemente con paneles de cristal unidos entre sí y ensamblados a las paredes y al suelo con perfiles casi invisibles. Estas mamparas ofrecen un aspecto de lo más moderno y elegante, y visualmente son más ligeras.

En cuanto a los paneles, las opciones a escoger son básicamente dos: los acrílicos y el cristal templado. Los paneles de material acrílico son los más económicos; no son realmente de cristal sino de un polímero (plástico) duro y resistente, más barato que el vidrio. Los cristales templados resultan más caros, pero también mucho más sólidos y elegantes. Pueden tener un grosor de 6, 8 o 10 milímetros dependiendo del modelo de la mampara, y existe la posibilidad de escogerlos en cristal incoloro, grabado con distintos motivos o coloreado (en tonos azules, cobres, grises…).

Por último, sólo queda escoger el tipo de apertura de las puertas, si la mampara las lleva. Y digo esto porque hay modelos que sólo constan de paneles fijos, con una apertura para entrar o salir del espacio de la ducha o la bañera. Las puertas o paneles móviles pueden ser abatibles (con bisagras y con apertura hacia el exterior; también hay modelos que se abren hacia dentro y hacia fuera), deslizantes o correderas (la mejor opción para baños con poco espacio) y paneles móviles (que se deslizan tanto hacia la izquierda como hacia la derecha y se cruzan entre sí).

Con todas estas posibilidades, personalizar la mampara del baño o la ducha está al alcance de todos los usuarios. En TuManitas encontraréis, además, al instalador adecuado para vuestro caso, con los mejores presupuestos y todas las garantías.

Imagen: Persianas Martínez Blanquer.