Tags Posts tagged with "ideas decoración"

ideas decoración

0

percherosLos percheros son elementos infravalorados, realmente los usamos mucho pero todavía existe un concepto muy clásico de su diseño. Sin embargo, existen multitud de percheros con un formato diferente, rompedores y divertidos. Muchos los puedes hacer tú mismo, con elementos sencillos y económicos, incluso con cosas que tenemos por casa y que no usamos.

Más que deporte

Seguro que tienes pelotas de tenis en casa, las guardas por si algún día te animas a ir a darle a la raqueta. Sin embargo, si llevan años abandonadas en un cajón, puedes darles otro uso. Un perchero hecho con pelotas de tenis es una idea original y simpática, además es muy sencilla. Para hacerlo, solo tienes que darle un corte a las pelotas, utiliza un buen cúter ya que es algo dura. Haz un corte limpio, tomate tú tiempo. Después puedes añadirle unos ojos, pueden ser dos clavos anchos o comprar unos de pegatina. Nos referimos a esos en los que la pupila baila si los movemos.

Cubiertos viejos

Busca en tu cajón de cubiertos los tenedores o cucharas que estén estropeados. Con el pasar de los años, siempre los descuidamos, algunos están torcidos y desgastados…sin embargo, antes de tirarlos puedes darles una nueva vida. Intenta escoger tres que sean del mismo modelo, puedes envejecerlos un poco más para darle un toque decorativo. Utiliza un poco de betún de Judea para ello. Después, dóblalos como si no hubiese mañana, ayúdate de un elemento circular para hacer la curva igual en todos los cubiertos. Después colócalos en la pared, puedes anclarlos a una tablilla de madera para un mejor acabado.

Para los más naturales

Sin duda la madera es un elemento muy cálido, es natural y nos hace viajar a bosques cuyo aire es limpio y fresco. Hacer un perchero con estos elementos es algo más complicado. Desde luego es una idea muy buena, algo más difícil de realizar. Para ello deberás recopilar ramitas fuertes y cortarlas hasta encontrar el punto que te guste. Luego córtalas todas con la misma medida e introdúcelas en un marco de manera, deben quedar completamente ajustadas a los márgenes.

1

flor-cuadro¡Nos encanta eso de hacer manualidades! Siempre con ideas sencillas que con un par de elementos, se pueden crear. Además, las de hoy son con elementos reciclados, de esos que tenemos por casa y no sabemos qué hacer con ellos. Toma nota de lo que te mostramos porque podrás adornar tu casa sin gastar un duro.

Botones a miles

Todos tenemos el costurero lleno de botones, incluso hay algunos, que los guardan en un bote de todos los que tienen. La verdad, que pocas veces tenemos que poner alguno en un pantalón, y no compensa guardar tantos sin sentido. Esta original idea, te hará deshacerte de unos cuantos.

Vamos a “pintar” un cuadro, tranquilo, no hace falta tener grandes aptitudes artísticas ya que el pincel no lo vamos a tocar. La idea en utilizar los botones. Para ello, elige un diseño, incluso un árbol como en la foto quedará bien en tu casa. Sólo necesitas un buen pegamento y a colocar los botones. Intenta crear una bonita combinación de colores, da igual que no haya variedad en los tonos, eso le da aun más gracia.

Con esta manualidad, sorprenderás a más de uno cuando visiten tu casa.

Una flor de papel

Esta manualidad es facilísima y el resultado es fantástico. Tan solo necesitas unas cartulinas, una rama de árbol y una maceta con algo de tierra. Haz círculos con un lápiz por toda la cartulina, de distintos tamaños. Luego recórtalos. Ahora viene la gracia, debes recortar una espiral en torno a ellos, introduce la tijera y vete girando el papel para hacerla. Intenta que no queden picos. Después coge el extremo más alejado del centro, por donde empezaste a recortar, y comienza a enrollar el papel. No lo hagas muy fuerte, con una leve presión es suficiente. Una vez lo tengas suéltalo, se formará una bonita flor. Si lo has hecho muy fuerte, dale forma con el dedo hasta que quede bien. Por último colócalas en la rama y ¡a lucir tu nueva planta!

0

Parece magia, pero no lo es, tan solo algo de química y unos compuestos bien determinados. Una luz dentro de un bote de cristal es una imagen preciosa, poco utilizada y original donde las haya. Tú mismo lo puedes hacer en casa, es muy sencillo y decora como nada. Da ese toque tan distinto a una casa, la llena de personalidad y alegría. Existen varios métodos:bote luz

Bote Mágico

Este es uno de los que más nos gustan, porque capta a la perfección el ambiente que queremos crear. Un lugar mágico, al que acudir cuando apagas las luces. Observarlo y perderse en su profundidad.

Para realizarlo tan solo necesitas un bote normal y corriente de cristal, algo de purpurina y una barrita luminosa. Esta última es de esas barritas que suelen dar en las discotecas y que al romperla da luz. Las venden en muchas tiendas, así que no te costará encontrarla.

El proceso es muy simple, corta la barrita y deja caer el líquido que contiene dentro del bote. Esta es la única parte aparatosa, ya que costará un poco que salga. Después introduce la purpurina y cierra el bote. Agítalo un poco y envuélvete en su elipsis de luz y color.

Fiestas temáticas

Si quieres dar a tu fiesta un punto diferente puedes utilizar este otro método para crear botes con luz. Apúntalo porque es mucho más casero, así que no necesitarás comprar casi nada. Necesitarás cerrillas, lejía y agua oxigenada. En primer lugar hazte con un buen bote de cristal, que cierre bien no queremos que chorree en la alfombra.

El proceso es sencillo, has de mezclar estos elementos, tranquilo… no es peligroso. Primero corta la parte del fosforo de las cerillas. Por los menos necesitarás unas quince. Después debes introducirlas en el bote y añadir tres taponcitos de agua oxigenada. Posteriormente un buen chorro de lejía. Para terminar, cierra el bote y agítalo, ¡parece magia!

0

cajas maderaUno de los grandes problemas cuando vives en un piso pequeño no es su dificultad para ser amueblado, sino la necesidad imperiosa de espacio. Te falta sitio para todo, sobre todo para guardar las cosas. La cocina, si muy bonita y moderna, pero después de meter todas las cazuelas, platos y vasos; ya no hay sitio para la comida que vendrá…

Lo mismo suele pasar en el salón o en la habitación. De repente te das cuenta de lo necesarios que son los cajones, darías tu fianza por tener un par más. Sin embargo existen varios métodos para que, a la vez que decoras, guardar las cosas que no tienen cabida en los armarios.

Y, ¿cuál es ese revolucionario utensilio?

Son las cajas. Quizás os riais, ¡ah incrédulos de vosotros! Pero nada como empezar a hacer uso de ellas, sentirás que has descubierto América. Pero no hablamos de las típicas de embalar, nada de eso. Deshazte de ellas nada más terminar la mudanza. No, existen muchísimas cajas, con múltiples formas y decorados. Opta, primero, por unas de tamaño medio. Puedes colocarlas debajo del mueble de la entrada. Quedarán muy vistosas.

También puedes usarlas introduciéndolas en el mueble del salón. Toma las medidas de cada estante, y compra tres, dependiendo del tamaño de tu mueble, claro. Lo mejor es ponerlas en los estantes más bajos, aunque en los del medio también te valdrán. En este caso, la mejor opción es elegir cajas de tela, cada una de un color.

La cosa no acaba ahí, busca las típicas que son en mimbre. Estas quedarán a la perfección en una esquinita de tu salón o habitación. En ellas puedes introducir, por ejemplo, las mantas de sofá.

Para el baño

Uno de los sitios donde más uso les darás será en este cuarto. Puedes optar por las de mimbre o los típicos saquitos. El papel higiénico, los cosméticos, los cepillos…todo lo que quieras vale; además, ahorrarás muchísimo espacio.

Otra idea que nos gusta mucho y ahorra espacio, es utilizar cajas en madera antigua. Haz una hilera irregular con ellas, de manera que puedas guardar cosas sin tener que moverlas. Por un lado la madera aportará calidez al húmedo baño y por otro adquiere un aire vintage.

 

0

Todos guardamos en casa un verdadero arsenal de botes de cristal. Cuando no vienen con las judías, son con las alubias…y siempre, por si nos hace falta, acabamos metiéndolos en un cajón. Hasta que al final llega el día de la purga, nos sorprendemos a nosotros mismos al ver la cantidad de recipientes que esperan ser usados. Dormidos en armarios, acumulados, como si el síndrome de Diógenes se hubiese asentado en nuestro espíritu… Sin embargo, ya que te has llevado el trabajo de lavarlo, no lo guardes, ahí no hace nada. ¡Úsalo!botes

Velas de todos los tipos

Puedes utilizarlos para introducir velas, te ahorrarás un dinerillo en comprar los recipientes y además los personalizarás a tu gusto. Puedes optar por muchas fórmulas:

  • Pinta a puntadas con un pincel fino la zona baja del bote. Utiliza los colores que quieras, pero hazlo siempre por fuera. Este método es de los mejores ya que no necesitas ser un buen pintor, tan solo has de ir dando puntadas con todo el borde del pincel. Elige uno de grosor medio, así quedará más pulcro.
  • Luminarias. Para esta manualidad lo mejor es que uses los botes de yogurt de cristal. Son pequeñitos y puedes poner varios juntos para potenciar la visión. El método es muy sencillo, recoge retales de tela que tengas por casa. Mejor si son estampados ya que la luz se filtrará por los bordes. Ahora impregna el bote por dentro de cola blanca y vete introduciendo los retales. Para mayor facilidad, haz recortes de un centímetro de ancho y del largo del vaso. Vete pegándolos ayudándote de un pincel.

Recipientes indispensables

Puedes usar estos botes para guardar cosas coloridas. Al ser transparentes los objetos llamarán la atención y alegrarán la vista. Quedan muy bien en las habitaciones infantiles. Pon un grupo de tres, han de ser el mismo bote. En cada uno guarda una cosa diferente, por ejemplo, lápices de colores, rotuladores, un montón de clips…

El jarrón desenfadado

No hay nada más vistoso e informal, que usar el bote de judías como florero. Si tu ambiente es juvenil, triunfarás seguro. Además lo que en realidad debe lucir son las flores, no el jarrón.

 

0

bambú

Uno de los elementos que representan mejor la decoración zen es el bambú. Su rama suele ser muy usada en la decoración ya que su fuerte tono verde aporta vitalidad y a la vez, crea un clima de paz y tranquilidad. Es el mayor de los referentes cuando queremos crear un entorno feng shui. Colocarlo en tu casa puede ser una gran idea, para calmar el ambiente. Puedes hacerlo de diversas maneras. Ahora te exponemos unas cuantas ideas, para que veas sus múltiples usos:

Pared o mampara.

En tu salón sería una idea genuina colocar una serie de ramas de bambú a modo de mampara. Esto evidentemente requiere una obra, ya que hay que anclar la planta en el techo y en el suelo. Pero es una manera muy resultona de separar ambientes, creando una atmosfera relajante. Para reducir su coste, puedes optar por poner tan sólo una muestra. Acorta la pared, abriendo una zona de bambús, deja espacio entre cada rama para que la luz se filtre por sus juntas.

Greca

Esta forma de utilizar bambú nos parece muy atrevida y poco generalizada. Requiere hacer un hueco a lo largo de toda la pared elegida. Una vez hecha, introduce ramas de bambú a modo de greca, por lo que han de ser de no más de 15 cm. Mantén el color original de la planta y deja la pared en blanco, resaltará muchísimo. Además, el ambiente zen lo tendrás asegurado.

Jarrón

Con un jarrón grande de cristal, unas ramas de bambú seco y unas piedras de rico; crearás un adorno sencillo y muy vistoso. Elige un buen rincón y deja que la altura del bambú sea la protagonista.

Adornos personalizados

Puedes hacer muchísimos adornos con el bambú, es una de las plantas más versátiles que existen. Su armadura es fuerte y elástica, el agua puede fluir por su interior sin deteriorarlo y además están huecos por dentro. Así que tienes miles de opciones. A nosotros se nos ha ocurrido, comprar ramas pequeñas, de no más de 10 cm, pero de diferentes tamaños e introducir una vela dentro. Al estilo zen le hemos sumado uno de los elementos más relajantes y cálidos que existen: el fuego.

0

La iluminación de nuestra casa es una de esas partes a las que se les suele prestar poca atención, sin embargo es un elemento imprescindible. La luz juega un papel fundamental, ya que permite generar diversos ambientes. Su gran gama de posibilidades hace que cada estancia cobre diferente tonos, pareciendo más cálida o fría según la bombilla que se utilice. En este caso, hemos decidido hablaros de las luces leds. Un tema muy poco tratado pero que cada día gana más adeptos. Si eres un apasionado de la decoración, no dejes pasar la oportunidad de incorporarlas en tu casa, están muy en boga últimamente y poca gente se ha atrevido aun con ellas.

ledbaño

Las cualidades de los leds los hacen únicos ya que permiten introducir luz en sitios imposibles, su pequeño tamaño es ideal para cualquier sitio. Además la luz que emite no se esparce por la habitación, se queda estancada, como inerte. Eso permite dar mucho juego a un buen decorador, gracias a ellas puedes destacar cualquier cosa que se te ocurra. La personalización es su marca, por lo que con un poco de imaginación puedes crear verdaderas obras. Imagínate una cocina cuya pared está revestida por el puente de Brooklyn, basta con colocar dos tiras de leds para crear la mítica estampa del puente al anochecer.

La cosa no termina ahí, puedes jugar con su color e intensidad, remarcando lo que te venga en gana. Por ejemplo, la luz y el agua son buenas compañeras decorativamente hablando, puedes crear objetos decorativos con un simple jarrón, leds y unas conchas introducidas en el fondo.

En su régimen más tradicional puedes instalarlas en la fachada de casa, jardín o escaleras exteriores, como luz de guía. En el interior, son ideales para zonas como la cocina o el baño. En la primera, situados bajo los muebles altos, enfocando a la encimera, resultan comodísimos para cocinar. En el baño es buena opción colocarlos junto al espejo, le darán un tremendo aire futurista.

Por si fuera poco el ahorro se notara en tu bolsillo, ya que son luces ecológicas. Tampoco son peligrosas ni contienen sustancias toxicas, por lo que a tus hijos les encantara que las incorpores a su habitación.

0

Amantes de la decoración y del bricolaje, se terminó la hipocresía, si, si…ya es hora de que reconozcamos la verdad. Todos y cada uno de nosotros escondemos un secreto impronunciable, ¡tenemos nuestras herramientas y útiles de carpintería echas un berenjenal! Somos unos manitas incorregibles, nos encanta, y presumimos de ello. ¿A quién no se le ha hecho la boca agua, pensando en la cara que pondrá su vecino al ver ese maravilloso banco, que tú mismo has tallado? Y por si fuera poco, tenemos estilo, nos encanta la decoración y aunamos ambas cosas para conseguir efectos espectaculares. Por eso, la farsa ha de caer, no cuadra con todo lo que hacemos. El lugar en donde trabajamos y en donde se debe ver nuestro buen proceder, ha de estar impoluto. Y muy por el contrario, lo tenemos abandonado hasta el olvido. Y aunque lo intentemos, parece que las herramientas por su forma, están abocadas al desorden. Parece imposible encontrar la posición adecuada.

brico

Pues se terminó, hoy te traemos una manera, para que también puedas bajar a las visitas al taller y vean, en donde trabaja el maestro.

Lo primero de todo limpia la zona de todos los trastos que no uses. Vamos a aprovechar al máximo el espacio, tan sólo utilizaremos una pared. Aquí pondremos los útiles que usamos más a menudo, sobre todo los de carpintería, los demás podemos buscarles un mueble grande para almacenarlo correctamente.

La principal ventaja del método que hemos diseñado es su variabilidad, es decir, tú podrás personalizarlo a tu medida. Empieza por revestir la pared de paneles, hasta la mitad será suficiente. Elegimos un color claro para dar más luz a una zona tan oscura como es el sótano. Después utiliza los soportes que se adapten bien, y colócalos dependiendo de la morfología de cada instrumento. Para otro menesteres, compra cajitas de plástico, ahí puedes meter lo que quieras. En nuestro caso, nos decidimos por los guantes, brochas…

Tras esto pinta tu pared, quizás parezca algo alocado el amarillo, pero si no lo haces en el garaje donde los vas a hacer. Nosotros quedamos muy contentos con el resultado, ¿te animas?

0

Así es queridos lectores, el tamaño no importa en absoluto a la hora de crear un hogar bonito y acogedor. Hay que saber sacar provecho de lo que uno tiene, y los protagonistas de hoy son unos eruditos en esta materia. Han conseguido crear, de un piso imposible de amueblar una obra magna de ingeniaría milimétrica. Como si de un lego se tratase, los dueños han ido encajando cada estancia mediante agudos artificios. Para tan ardua tarea han tenido que tirar de ingenio, logrando construir un apartamento con encanto, de lo más curioso.

piso curioso

Al observar la panorámica de pisito lo primero que salta a la vista es el gran espacio que hay. Y ¿cómo es posible que con un tamaño de veinticuatro metros cuadrados este loft parezca tan amplio? Pues con mucha perspicacia y una gran idea. Los dueños del habitáculo se han inspirado en la funcionalidad de los barcos, aprovechando cada espacio han llenando las paredes de muebles interiores y puertas correderas.

La cocina está completamente oculta en el interior de la pared de hormigón, mediante una pequeña presión, todos los electrodomésticos aparecen como por arte de magia. La mesa del comedor es una pulida tabla de madera colocada verticalmente en el hueco de una ventana, al bajarla, los comensales disfrutan de unas “espectaculares vistas”. Todo está pensado al dedillo, el pequeño zulo se transforma ante tus ojos en una maravillosa estancia

La cama está bajo un banco de madera que hace las veces de sofá. Justo detrás, una cristalera consigue que visualmente el interior se funda con el espacio exterior, simulando mucha más amplitud de la que puede presumir. Al atravesar la ventana, unas escaleras dirigen a la azotea. Aquí, el colofón final, una magnifica terraza chill out con Barcelona como telón de fondo.

Por tanto, ¿quién dijo miedo? Yo alzaría la mano de primera si me viese ante la situación de hacer habitable este trozo de hormigón. Cualquiera se amilanaría, sin embargo es de admirar lo que han conseguido estos inquilinos. No sólo han realizado lo que parecía inviable, sino que lo han sobrepasado, dando lugar a un sitio de los más chic y elegante.

0

cojines

A día de hoy los patrones del estilo están rotos, cada vez hay menos reglas y la libertad campa a sus anchas en nuestra forma de decorar. Sin embargo sigue existiendo uno de los mayores quebraderos de cabeza, cómo combinar los cojines. Existen infinidad de estilos, ya que como decimos, lo que actualmente gobierna es la libre expresión. Muy superado está aquello de recurrir al color de las cortinas o alfombras para introducir los mismos colores o dibujos. Ahora lo importante es no perderse entre tantas posibilidades, has de buscar el orden dentro de la anarquía reinante.

Una de las tendencias más punteras es elegir estampados con esbozos y colores muy diferentes entre sí, pero que tengan un mismo color en común. Puedes sumergirte en un sinfín de modelos y formas: zen, abstracto, geométrico, florido…todo vale, con tal de que mantengas la coherencia entre ellos. Si eres algo más tradicional, siempre puedes recurrir al uso de varios estilos pero utilizando una misma paleta de color. O por el contrario, diversos colores pero con la misma gama de mosaicos.

Clima y personalidad.

Uno de las mejores cualidades de los tejidos es que otorgan a nuestra casa calidez y personalidad. Utilizar diferentes géneros en el diseño de tu casa, dejará grabado tu carácter. Además, lo mejor de todo es que siempre puedes cambiar las fundas de tus cojines, prueba a variarlos dependiendo de las estaciones del año, conseguirás darle diferentes climas a tu hogar.

No menos importante.

Muchas veces olvidamos que el diseño no está reñido con la comodidad, y el verdadero objetivo de un cojín es su carácter utilitario. Encontrarse un sofá abarrotado de cojines, no es en absoluto cómodo y no invita a sentarse y relajarse. Por eso, cuida bien estos simples detalles a la hora de elegir el tamaño y número de cojines. Ten muy en cuenta las dimensiones de tu sofá, pero como media, entre 3 y 4 acertarás.

A mayores debes conocer que los rellenos más confortables son los de plumón de ave, aunque si quieres una buena relación de calidad y precio, recurre a la fibra hueca siliconada.