Tags Posts tagged with "humedades"

humedades

Las humedades son un verdadero problema en una casa. Además de ser muy perjudiciales para la salud, sobre todo para personas asmáticas, son un punto de deterioro que estropea por completo tu decoración. Es importante mantener la casa libre de humedades, ya que muchas veces también infectan el ambiente con moho, algo nada bueno. Eliminarlas no siempre es fácil, pero te vamos a dar unos consejitos.humedad

En primer lugar tienes que saber el porqué de esa humedad. Observa las paredes y averigua si hay alguna tubería en contacto con ella. Si es así, tendrás que arreglarla, ya que el problema irá a más. Si es por otra razón, como que tu casa está mal aislada toma precauciones y soluciona las fugas. Por ejemplo, cambia las ventanas por unas que mantengan el agua lejos del interior de tu hogar. Si vives en una zona muy húmeda, la mejor elección es ventanas con rotura de puente térmico.

Una vez localizado el problema debes tomar dos rumbos, si tu mancha tiene moho, la explicación está a continuación. El moho hay que eliminarlo por completo, es muy perjudicial. Para erradicar los hongos, utiliza lejía o agua oxigenada, frota la zona con un cepillo o un trapo hasta hacerlo desaparecer. Después deja que seque bien la pared.

Ahora hay que tomar medidas para que esto no vuelva a ocurrir. Te serán necesarios una serie de productos. Primeramente aplica pintura de clorocaucho, es muy utilizada en el recubrimiento de piscinas. Te garantizamos que es una elección muy acertada. Dale una buena mano y deja secar otra vez. Finalmente sólo te quedará pintar la pared del color que quieras.

Si la mancha no presenta moho, la solución es más sencilla todavía. Primero deshazte de la pintura descascarillada. Puedes hacerlo con las manos o con una paleta para ayudarte. Una vez limpiado la zona, tan sólo tendrás que aplicar la pintura. Pero ¡ojo! Debes comprarla antihumedad, así te asegurarás de que no se repita el problema.

 

0

mixer-tap-413745_1280

Para medir el grado de limpieza de una casa, observa sus grifos. Son un claro signo de limpiezas profundas y esterilizadas. Al estar en contacto con líquidos de toda índole constantemente, además del vaho que se forma al ducharnos, son un blanco perfecto para la acumulación de bacterias y humedades. Dan una impresión de dejadez si no están limpias. Para ayudarte, te indicamos unos procedimientos que tendrás que incorporar a la rutina de limpieza, si no diaria, al menos quincenal. Si sigues nuestras indicaciones, tus grifos parecerán siempre nuevos, como recién sacados de fábrica.

Cal

En lugares de agua muy dura, la cal hace estragos en la grifería. En cuanto se seca, quedan las gotas tatuadas dejando un aspecto mate y descuidado. Hazte con un buen antical, pulveriza hasta cubrir toda la pieza, deja actuar unos minutos y aclara con una bayeta. Notarás la diferencia al instante.

Aireador

Cuando veas una capa blanca de cal endurecida cubriendo el aireador o te percates de que el chorro es más fino de lo habitual, o incluso, que abriendo el grifo, el agua no cae, es que ha llegado la hora de que lo desenrosques, y de que introduzcas la pieza en una cubeta con agua caliente y vinagre. Actuará toda la noche y cuando lo vuelvas a colocar, creerás lavarte el pelo bajo unas cataratas y fregarás los platos en un periquete.

Humedades

Elimina los rastros de humedad acumulados en la base cubriéndolos con un producto amoniacal, dale un tiempo para que haga efecto y aclara muy bien con una bayeta para evitar desperfectos en el material. En caso de que quede algún resto resistente, repite la operación. Después, para evitar que se vuelva a hacinar, procura secar los alrededores de los grifos cuando acabes de usarlos.

La clave es mantenerlos limpios y utilizar los productos adecuados para su higiene. Conservarlos secos y ser persistentes en el cuidado garantizarán que tus grifos luzcan brillantes y lustrosos. Al principio cuesta coger el hábito pero pronto te preguntarás cómo podías vivir con tanta suciedad rondando por los lugares donde limpiabas la vajilla con la que comes y bebes y donde te lavabas las manos con las que realizabas esas acciones.

PisosdeParquetLevantado

El paso del tiempo y los bruscos cambios de temperatura provocan el deterioro del parquet de casa. Por esas razones, hoy describiremos todas aquellas situaciones que puendan dañarlo y que por ende, debemos evitar para que este material dure por más tiempo en nuestros hogares. Además haremos un repaso por las variedades de parquet, así tendremos claro qué material es el mejor indicado para instalar en casa.

alicatadosdebano

El alicatado en cuartos de baño se ha convertido en una técnica imprescindible para resistir los niveles de humedad. Según las nuevas tendencias, atrás quedaron los grandes azulejos con brillo, los cuales, se han visto reemplazados por azulejos de distintas texturas y tamaños. Pero al realizar un trabajo de alicatado, además de seguir las modas de esta temporada, es fundamental estar seguros que el azulejo cumpla con las características de mantenimiento y durabilidad.

0

Sikaproof

Las humedades por capilaridad son un problema que afecta a muchas viviendas, y además son una de las cuestiones más complicadas de atajar en este campo. A diferencia de las producidas por condensación o filtración, en las cuales es más fácil atajar la fuente que genera la humedad en la capilaridad el agua asciende por los capilares de los cimientos, llegando hasta los muros exteriores. Por esta razón, impermeabilizar los cimientos antes de edificar es algo fundamental; pero el sistema que os presento también es válido para trabajos de rehabilitación.

0

El post de hoy se lo dedico a un amigo que ha pasado las vacaciones de Semana Santa desesperado. Al llegar a su preciosa casa en el campo, recién rehabilitada como quien dice, se ha encontrado con algo que hace temblar al propietario más plantado: humedades por capilaridad. En la pared de la planta baja, a una altura como de un metro del suelo, la pintura se desprende y está húmeda; y por el exterior se percibe la humedad, que dibuja la silueta de los ladrillos bajo el mortero monocapa.

Cuando me contó el problema le especifiqué las distintas opciones que existen para atajar este tipo de humedades (que en nuestro blog hemos tratado en repetidas ocasiones). Pero sobre todo le recomendé que echara un vistazo a las barreras químicas, una de las soluciones que mejores resultados viene dando frente a la capilaridad. ¿En qué consisten estas barreras? Pues se trata de perforar la pared a cierta altura del suelo, a intervalos regulares, e introducir en los agujeros unas tolvas (una especie de cánulas) o difusores a los que se les conecta una bolsa o cartucho con una solución endurecedora.

Al tratarse de un sistema lento y paulatino, la solución va formando poco a poco una barrera que se endurece y frena el ascenso de la humedad. Un buen ejemplo es el Sistema DryKit® de la firma Demsa, que cuenta con difusores de celulosa prensada para facilitar la dispersión de las mezclas. En 24 horas, el producto queda absorbido y sólo queda esperar a que se endurezca. La empresa ofrece una garantía de 20 años frente a las humedades, y además lo puede hacer uno mismo (aunque siempre es recomendable buscar buenos profesionales para ahorrarnos problemas; por ejemplo, los de TuManitas).

Imagen y más información: DEMSA.

1

Los problemas de humedad son muy corrientes en viviendas a pie de calle, como por ejemplo chalets adosados o pareados, o casas unifamiliares. Si dichas viviendas se localizan en regiones húmedas con lluvias frecuentes e inviernos fríos, entonces es todavía más probable que aparezcan las humedades. A veces se trata de humedad por capilaridad, que asciende de los cimientos de las edificaciones y es muy complicada de eliminar; pero otras veces, el agua simplemente se filtra a través de los poros de los materiales desde las fachadas, y entonces hay formas más fáciles de eliminarla.

En este caso, los propietarios de la vivienda optaron por colocar un zócalo a base de lajas de piedra, que además de impermeabilizar la fachada y evitar las filtraciones al interior, aporta una mejora estética considerable para la vivienda. Este zócalo eliminó de raíz los mohos que estaban apareciendo en la pared exterior, así como las humedades y ampollas en la pintura del interior.

Para hacerlo, primero se estableció la altura del zócalo trazando una línea de tiza con la trazadora. Después se pegaron las lajas, algunas de ellas convenientemente seccionadas para darles forma, calzándolas entre sí con pequeñas piedras (con la idea de dejar una llaga o junta entre ellas). Para pegar las lajas se empleó cemento-cola para exterior, extendido con llana dentada, y las llagas se rejuntearon con mortero de cemento. Por la parte superior se hizo un vierteaguas en forma de bisel, para evitar que el agua de la lluvia se acumulara sobre el zócalo.

Un trabajo estupendo con un resultado 10. Si queréis hacer un zócalo similar (o cualquier trabajo de albañilería) en vuestra casa, ya sabéis dónde podéis encontrar a los mejores profesionales y empresas, con los presupuestos más ajustados del mercado: en TuManitas.