Tags Posts tagged with "historia de la construcción"

historia de la construcción

0

sydney-opera-house-615093_640

La Ópera de Sydney es uno de los edificios más emblemáticos de Australia. Esto no debe extrañarnos ya que nos encontramos ante uno de los edificios más impresionantes del mundo. La ópera se sitúa en la ciudad de Sydney, que le da nombre, en el estado de Nueva Gales del Sur, en Australia. El edificio es uno de los más famosos de finales del siglo XX. De hecho su importancia es tal que en el año 2007 fue incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad.

Nos encontramos ante un edificio diseñado por el arquitecto, de origen danés, Jorn Utzon. A pesar de la modernidad de sus formas que puede llevarnos a pensar que nos encontramos ante un edificio muy moderno este fue diseñado ya en el año 1957 y se inauguró 16 años más tarde, en 1973. Su inauguración fue tan importante que a ella acudió la reina Isabel II.

Este impresionante edificio fue diseñando adaptándose al expresionismo, un estilo artístico que surgió a principios del siglo XX y que forma parte de las llamadas Vanguardias Históricas. Su diseño es totalmente innovador. En el exterior podemos observar varias cubiertas superpuestas con formas de semiesferas que fueron construidas gracias al uso de enormes conchas prefabricadas. Dichas cubiertas estaban fabricadas en hormigón prefabricado lo que favoreció la rápida construcción de todo el edificio. Además dichas cáscaras o conchas están revestidas de azulejos de colores. Estos azulejos alternan diversos colores que van desde el blanco puro a diversos tonos cremas y cuya disposición ayuda a crear una especie de patrón en V. estos azulejos no solo cumplen con un papel decorativo que permite que la luz se refleje sobre su superficie sino que además tienen una importante función práctica. Gracias a ellos no se necesita realizar trabajos de limpieza o mantenimiento muy regulares ya que son los propios azulejos los que rechazan la humedad y la suciedad.

Las dos mayores bóvedas del edificio se corresponden en planta con las sala de conciertos y la sala de ópera. Por supuesto al interior ambas salas cuentan con otros sistemas de cubrición y abovedamiento que posibilitan una mejor acústica.

0

gargoyle-320952_640

A menudo a lo largo de la historia del arte y de la arquitectura nos encontramos con algunas manifestaciones hermosas y fantásticas al mismo tiempo que no dejan de sorprendernos a pesar del paso del tiempo. Uno de estos elementos que fue capaz de armonizar la belleza y lo grotesco fueron las gárgolas, unos elementos arquitectónicos desarrollados especialmente durante la edad media y, más concretamente, por el estilo gótico.

A pesar de que la mayor parte de las personas vinculan a las gárgolas con elementos puramente decorativos denominándolos como esculturas este tipo de clasificación no es la más correcta. En realidad las gárgolas son un elemento arquitectónico de gran importancia ya que enmascaradas a modo de estatuas las gárgolas son, en el fondo, los desagües de las techumbres de los edificios más importantes.
Podemos observar, por tanto, que la función de las gárgolas es fundamental. Los desagües de los tejados permitían que el agua no se quedara estancada en las techumbres de forma que no se transmitieran humedades al interior de los edificios. Como podemos observar la función arquitectónica de las gárgolas es fundamental ya que ayudaba al correcto mantenimiento del edificio.

De esta forma podemos imaginarnos que lo que en principio no era más que un elemento arquitectónico muy simple con el paso del tiempo fue ornamentándose hasta conseguir los resultados que podemos observar en la actualidad. Los motivos animales rematando las cornisas y las techumbres son una constante en toda la historia del arte desde la actualidad. Por tanto no es de extrañar que un estilo como el gótico que ornamentaba prácticamente todas las superficies arquitectónicas apostase por este tipo de solución.

En cuanto a los motivos decorativos estos son muy amplios. Tal vez aquellos más famosos sean los de las gárgolas con formas grotescas de demonios o animales fantásticos. Sin embargo estos ejemplos no son los únicos. Existen otras figuras mucho más amables como las figuras humanas que representan diversos oficios.

También merece la pena aclarar que este tipo de detalles arquitectónicos no desaparecieron con el fin de la Edad Media. Las gárgolas continuaron estando presentes en las arquitecturas renacentistas y barrocas y, como no podría ser de otra forma, en los diversos neohistoricismos que se construyeron durante los siglos XIX y XX.

0

historia de la arquitectura la torre eiffel

La Torre Eiffel es una de las construcciones más famosas de Francia. Sin embargo no debemos pensar en ella únicamente como un monumento parisino sino que conviene clarar que nos encontramos a ante una de las construcciones más conocidas en toda a historia de la arquitectura de todo el mundo.

La Torre Eiffel es una torre construida en hierro que presenta una altura de trescientos metros. Aunque la torre fue diseñada por Maurice Koechlin y Émile Nouguier fue el ingeniero francés Gustave Eiffel quien la construyó y de quién recibió su famoso nombre. La torre fue construida con motivo de la Exposicicón Universal del año 1889 que tuvo su sede en la ciudad de París. La construcción de esta torre duró más de dos años y en su época supuso una gran renovación estilística. Durante cuatro décadas las torre Eiffel ostentó el título de torre más alta del mundo.

Merece la pena mencionar que la torre fue una construcción muy controvertida en su época. Hay que comprender que en aquella época toda Europa se hallaba sumida en un momento de renovación artística. El estilo artístico más popular en aquella época era el neohistoricismo. Se buscaba la inspiración en los modelos artísticos de los siglos anteriores y aunque se realizaba una reinterpretación de los mismo apenas se aportaba nada nuevo. Sin embargo el descubrimiento de nuevos materiales constructivos permitió eldesarrollo de nuevas formas de expresión y fue así como surgió un nuevo estilo: la arquitectura de hierro.

La Torre Eiffel no fue la única representante de este nuevo estilo. El Cristal Palace, en Londres, fue otra de las grandes atracciones de la época y, del mismo modo en que fue creada la torre, fue erigido con el fin de conmemorar una Exposición Universal. Las Exposiciones Universales, al igual que la arquitectura de hierro, eran toda una muestra de modernidad. En ellas se demostraban los avances científicos más importantes de la época y se intercambiaban ideas y tecnologías que en poco tiempo transformarían el mundo. La torre, por tanto, pretendía demostrar una nueva forma de construir. Gracias a su construcción se pudo observar la potencialidad que ofrecían los nuevos materiales y la rapidez con que un monumento tan impresionante podría ser construido.