Tags Posts tagged with "fachadas"

fachadas

fachadas

El paso del tiempo y el uso de materiales de baja calidad son las principales causas del deterioro de las fachadas de fincas y casas.  Para comenzar el plan de rehabilitación de una fachada, son muchos puntos que hay que tener en cuenta, sin embargo, es fundamental conocer las características y el comportamiento de los materiales que la conforman.

0

Keraben System fachada ventilada

Las fachadas revestidas con cerámica causaron furor allá por los 70 y 80, dando lugar en muchos casos a edificios no demasiado atractivos que digamos. Lejos quedan aquellos revestimientos feos y poco eficaces, que no han resistido bien el paso del tiempo en lo que a estética y condiciones se refiere… Las fachadas cerámicas actuales son dignas de la arquitectura del siglo XXI: elegantes, atractivas y de gran calidad. Los sistemas de fachada ventilada son a día de una estupenda elección para revestimientos de exterior.

0

pintura-silicona

Si vivís en una casa unifamiliar o tenéis una segunda residencia en el campo, la playa… Tendréis que haceros cargo muy probablemente de la protección y el saneamiento de vuestra fachada. Lejos quedan los tiempos en los que las casas se encalaban, para embellecerlas y como medida de protección frente a insectos y enfermedades… En la actualidad hay productos casi “mágicos” que protegen las viviendas e incluso repelen la suciedad. Entre los más novedosos se encuentran las pinturas de resina de silicona.


El ahorro energético no es algo que sólo se pueda conseguir con medidas activas. Aunque bajar el termostato de la calefacción, apagar las luces de día o refrescar la casa abriendo las ventanas son medidas muy eficaces, hay otras más desconocidas, en forma de materiales y técnicas, que resultan tanto o más efectivas.

Un buen ejemplo es el aislamiento de las viviendas. Una casa bien aislada supone un gran ahorro energético. Y ahora, además, acaba de salir un producto muy novedoso: una pintura para fachadas, de la firma Jotun, que puede ayudar a los habitantes de las viviendas a ahorrar ¡hasta un 40% en la factura de la electricidad!

El nombre de la pintura es Jotashield Thermo y está pensada precisamente de cara al verano. La pintura contiene unas esferas de cristal huecas que impiden el paso de las radiaciones infrarrojas al interior de la vivienda, reduciendo en gran medida el calor que entra en la casa. El descenso de la temperatura es de 1º C aproximadamente, lo que supone un importante descenso en el uso del aire acondicionado.

Esta pintura también contribuye a evitar la penetración de la humedad y la condensación, lo que implica otro importante ahorro de energía. El gran poder hidrófugo (de rechazo al agua) de la pintura hace que el revestimiento se mantenga sin fisuras ni grietas durante mucho tiempo, y además combate la acción de algas y mohos.

Más información: Pinturas Jotun.

Imagen: Newlook Painting & Solutions.

Los sistemas dos en uno (o tres, o incluso más) son todo un invento, sobre todo en lo que se refiere a construcción. Si un artículo puede aportar varias funciones un solo sistema, se abaratan los costes de su realización, transporte e instalación, lo que redunda en favor de particulares, profesionales y empresas. Y si se trata de sistemas comprometidos con el medio ambiente, mucho mejor… Es el caso de los nuevos sistemas Schuco ProSol TF, revestimientos para fachadas acristaladas que, además de cerrar espacios y decorar, aportan energía eléctrica generada a partir de energía solar (recolectada mediante paneles fotovoltaicos).

El sistema consiste en un módulo de ventana y fachada que genera energía eléctrica completamente ecológica y gratuita, cumpliendo al tiempo con todos los requisitos de funcionalidad, estética y seguridad. Los revestimientos son módulos envolventes para fachadas, lo que quiere decir que se pueden acoplar a edificios ya construidos para mejorar su sostenibilidad y su ahorro energético. Los paneles pueden diseñarse a gusto del cliente en cuanto a formatos, tamaños y colores; además, el sistema se presenta en kits “listos para instalar”, lo que ahorra tiempo y dinero.

La gama Schuco ProSol TF ofrece la posibilidad de instalar el sistema sobre fachadas ventiladas y no ventiladas, fachada caliente y fachada con ventanas y persianas. La empresa abre camino así a nuevas posibilidades en arquitectura solar, con nuevas pautas en lo que se refiere a generación de energía y diseño de edificios.

Más información: Schüco.

0

La rehabilitación de inmuebles es probablemente uno de los campos de la construcción que ahora mismo tienen más futuro y más potencial. En TuManitas lo sabemos bien, ya que muchos de nuestros profesionales se dedican precisamente a eso: a las reformas y la rehabilitación. Y es que habiendo tantos inmuebles de espléndida calidad y belleza arquitectónica para recuperar, resulta secundario pensar en construir nuevos… Precisamente para agilizar el trabajo de recuperación de las fachadas y ahorrarles tiempo (y dinero) tanto a los operarios como a los habitantes de las casas, la firma Parex ha puesto en el mercado un nuevo sistema que en sólo tres pasos completa el trabajo de rehabilitación de las fachadas de piedra, por muy deterioradas que se encuentren.

El primer paso consiste en insertar varillas de acero en la piedra desgastada y deteriorada, para mejorar el agarre del material. Las varillas se unen con una resina epoxi específica (707 Lankofix Epoxi), especial para trabajos que requieran mucha resistencia. Una vez que las varillas estén bien insertadas, con la resina fraguada, será el momento de aplicar el mortero Petratex, destinado a completar el volumen desaparecido en las piedras. Este material se aplica por capas de entre 2 y 3 cm de espesor cada una, hasta rellenar la zona deteriorada.

Para terminar, la aplicación de Cotegran Protect sobre el total de la fachada (y no sólo sobre las partes recuperadas) servirá para proteger la superficie y conservar su estética. Se trata de un producto repelente del agua y la humedad, totalmente incoloro e invisible y que además protege a las fachadas de la acción de los rayos ultravioleta. Si queréis más información sobre este sistema y otros productos de construcción y fachadas, podéis entrar en la web de Parex: www.parex.es.

Imagen: Liqcity.

0

Últimamente, en el blog de TuManitas hemos dado un repaso a algunos de los revestimientos para las fachadas de los edificios: mortero monocapa, morteros de cal… Además de estos revestimientos, hay también otros materiales clásicos para revestir el exterior de las viviendas, como por ejemplo el popular ladrillo caravista. Este material es ligeramente distinto de los ladrillos corrientes. Dependiendo del tipo de elaboración de las piezas, pueden ser extrusionados, prensados o artesanales; hoy día la gran mayoría de los ladrillos cara vista que se emplean en edificación son extrusionados, con perforaciones en la tabla.

Además, y en este caso según el tipo de material empleado para su elaboración, los ladrillos pueden ser cerámicos, gresificados o de clínker. Los ladrillos cara vista gresificados y los hidrofugados absorben menos agua y se colocan completamente secos, con un mortero que tenga menos proporción de agua en su composición. Este tipo de ladrillos se comercializa en muchos tonos, colores y texturas; el acabado puede ser esmaltado o engobado, dependiendo de la forma en la que se hayan coloreado (con un revestimiento externo que luego se cuece o añadiendo los colores en masa).

Las ventajas del ladrillo cara vista para fachada son muchas. Los ladrillos cara vista son a la vez elementos estructurales y decorativos, lo que significa que no necesitan un revestimiento. Aportan mucho aislamiento térmico para las casas, y las protegen de la humedad, aportando también frescor en los días más calurosos. Y para terminar, apenas precisan de mantenimiento.

Imagen: Todohabitat.es.

Los acabados en mortero monocapa no son la única solución para revestir y proteger las fachadas de los edificios. Si bien son casi los más habituales actualmente, además de las pinturas específicas para exterior y otros materiales como la piedra o el ladrillo cara vista, no podemos dejar atrás uno de los revestimientos más tradicionales, atractivos y duraderos para el exterior de las casas: la cal. Hoy día la técnica ha mejorado y evolucionado considerablemente; de los antiguos encalados y enjabelgados se ha pasado a los llamados morteros de cal, una mezcla entre técnicas y materiales con unos resultados excelentes.

El mortero de cal se suele dar en dos fases. En primer lugar, el soporte (fachada) debe estar limpio y ser rugoso. Puede tratarse de piedra, ladrillo, hormigón… Si no está lo suficientemente rugoso suele ser necesario picarlo ligeramente. A continuación se extiende un mortero impermeable, en una capa basta, que servirá como base para el acabado definitivo. Esta capa tiene unos 15 mm de espesor y se extiende de forma que quede rugosa, para que la siguiente mano tenga un buen agarre.

La capa exterior se realiza con mortero de cal aérea, coloreado por lo general con pigmentos naturales y extendido con llana. Se puede hacer liso, rugoso, texturado… Otra opción es realizar un estuco veneciano, para lo cual hay que tener conocimientos especializados. Este acabado se consigue aplicando sobre la capa de mortero de cal otra mano de pasta de cal mezclada con polvo de mármol. Una vez seca, la superficie se frota y raspa hasta pulimentarla; en ocasiones se aplican también ceras para aumentar el brillo del acabado y protegerlo del agua y de la intemperie.

Imagen: Estucos de cal.

1

A veces me gusta sacar en el blog artículos y novedades destinados más bien al mercado del bricolaje, aunque desde luego también pueden ser instalados por profesionales, en el caso de que no nos atrevamos a zambullirnos en el proceloso mar de las reformas caseras. En este caso me ha parecido muy interesante un producto de la firma italiana Unopiù, que hace años que comercializa sus artículos en nuestro país. Se trata de un kit para instalar una marquesina en la fachada de la vivienda, sin obras y sin excesiva dificultad, y a un precio bastante razonable.

Las marquesinas de madera de Unopiù, tan bonitas como la que podéis ver en la fotografía, son de montaje bastante sencillo y sirven para solucionar problemas como la protección de la entrada frente a la lluvia (¡qué rabia da mojarse mientras buscamos las llaves!), o bien crear un espacio de sombra en la terraza o el balcón, sin tener que recurrir a los consabidos toldos.

La estructura de la cubierta, las tejas, los sistemas de impermeabilización y los soportes de las vigas se propone por separado, para que podamos escoger los que más nos convengan, sin tener que reducir nuestra elección a conjuntos preestablecidos. Además de las cubiertas de placa asfáltica, también existe la opción de revestir la parte superior de la marquesina con tejas de barro cocido, de manera que puedan coordinarse bien con el tejado de nuestra vivienda.

En cuanto al precio, una marquesina de 201 x 120 cm formada por un kit de cubierta, un kit de impermeabilización con tejas canadienses (placas asfálticas) y dos soportes, sale por 489 euros. Podéis encontrar más información, e incluso comprar el producto, en la web www.unopiu.es.

1

Los problemas de humedad son muy corrientes en viviendas a pie de calle, como por ejemplo chalets adosados o pareados, o casas unifamiliares. Si dichas viviendas se localizan en regiones húmedas con lluvias frecuentes e inviernos fríos, entonces es todavía más probable que aparezcan las humedades. A veces se trata de humedad por capilaridad, que asciende de los cimientos de las edificaciones y es muy complicada de eliminar; pero otras veces, el agua simplemente se filtra a través de los poros de los materiales desde las fachadas, y entonces hay formas más fáciles de eliminarla.

En este caso, los propietarios de la vivienda optaron por colocar un zócalo a base de lajas de piedra, que además de impermeabilizar la fachada y evitar las filtraciones al interior, aporta una mejora estética considerable para la vivienda. Este zócalo eliminó de raíz los mohos que estaban apareciendo en la pared exterior, así como las humedades y ampollas en la pintura del interior.

Para hacerlo, primero se estableció la altura del zócalo trazando una línea de tiza con la trazadora. Después se pegaron las lajas, algunas de ellas convenientemente seccionadas para darles forma, calzándolas entre sí con pequeñas piedras (con la idea de dejar una llaga o junta entre ellas). Para pegar las lajas se empleó cemento-cola para exterior, extendido con llana dentada, y las llagas se rejuntearon con mortero de cemento. Por la parte superior se hizo un vierteaguas en forma de bisel, para evitar que el agua de la lluvia se acumulara sobre el zócalo.

Un trabajo estupendo con un resultado 10. Si queréis hacer un zócalo similar (o cualquier trabajo de albañilería) en vuestra casa, ya sabéis dónde podéis encontrar a los mejores profesionales y empresas, con los presupuestos más ajustados del mercado: en TuManitas.