Tags Posts tagged with "decoración estanterías"

decoración estanterías

0

Muchas veces queremos decorar nuestros estantes con libros, pero ¡ah! tremendo error, no los hemos puesto pegados junto alibros una pared. Esto nos obliga a tener que comprar apoya libros, así poder mantenerlos en vertical. O a utilizar otros libros en horizontal. Esto es buena idea, pero hoy te traigo una mejor, para que tus libros luzcan de una forma muy diferente. Parecerán que se mantienen solos, lo que afirma un ambiente ordenado y libre de objetos excesivos. Además del truco visual que crea.

La idea es muy sencilla, los pasos todavía más. No pierdas ojo, porque te encantará.

 

 

Elementos necesarios:

  • 2 libros que puedas estropear, ya que más bien necesitaremos sus tapas
  • Pegamento
  • Tablilla de madera
  • Tablilla metálica en ángulo
  • Cúter

Paso a paso:

En primer lugar coge los libros que has elegido, ábrelos y usa el cúter para cortar las paginas. Lo que pretendemos es dejar el libro sin hojas, sólo queremos las tapas. El libro tiene que quedarse intacto, la manera de hacerlo, es ir cortando con el cúter la zona donde nacen las paginas. Con un buen corte, incisivo y delicado, lo lograrás sin problemas.

Ahora coge la tablilla de madera, y córtala para que tenga el mismo tamaño que una de las páginas del libro. Lo que queremos hacer ahora, es darle el volumen que le hemos quitado al libro. Por ello, abre las tapas y pega la madera resultante. ¡Ojo! Pégala solo a una de las tapas. Ahora vuelve a semejar un libro, aunque sin su utilidad principal, claro.

Toca el remate final, coge la tablilla metálica e introduce una de sus partes en el libro. Tienes que pegarlo en la tapa que antes no usaste, es decir, entre la tablilla de madera y una de las tapas. Justo ahí introduce el ángulo metálico, y pégalo. Recuerda no utilizar demasiado, o se te saldrá por los bordes.

Déjalo reposar, antes de usarlo. Si puedes, ponle unas buenas gomas elásticas a todo el conjunto para que se adhiera mejor.

Finalmente, tienes un reposa libros de lo más original y que pasa completamente desapercibido.

0

Una parte de tu casa en la que debes prestar especial atención es en la decoración de las estanterías. Estos muebles son abiertos, así que lo que almacenemos en ellos forma parte del entorno y suele ser un foco de desaliño. El mayor de los problemas suelen ser las estanterías abarrotadas, los libros casi nunca sobran y acaban convirtiendo tu salón en la oficina de un ejecutivo trasnochado. Otro de los errores comunes son las líneas rectas, organización perfeccionista por tamaños, grosor, alfabética… lo que acaba por dar a entender que el dueño del hogar es más aburrido aún que su literatura. Pero no te preocupes, aquí estamos nosotros para ayudarte. Deja de mirar con envidia esas estanterías perfectas que salen en las revistas de decoración, porque a partir de ahora la tuya será la inquina del vecindario.

estantería

Trucos para dar con la clave.

Irregularidad, esa palabra debes marcártela a fuego, ahora mismo es lo que manda, así que coloca las piezas dando diferentes alturas y volumen. En primer lugar, los libros son el sustento del que vive una estantería. Llénala de ellos, pero recuerda, ponlos en vertical y horizontal. Sujétalos contra la pared del mueble o apoyados en otros objetos. Dale variedad, juega con los más anchos alternándolos con los finitos. También el color es importante, si tienes varios del mismo color, agrúpalos, crearás una visión armoniosa.

Añade objetos decorativos a conciencia, has de observar la estantería como un conjunto subdividido en grupos. Céntrate primero en ir creando pequeños grupos y luego intenta que todo encaje como un puzle. Expón tus adornos preferidos, es el momento de enseñar las colecciones de las que seas aficionado. Figuritas de elefantes o búhos están a la orden del día, haz una pequeña familia de esos que has comprado en cada lugar que has visitado. Por suerte la globalización nos permite crear ese ambiente mestizo, cargado de objetos que nos traemos de cada viaje y que en tu estantería, iluminan como nada.

Cuadros y láminas dan el toque moderno que vas a necesitar, cuida el número, dos son suficientes. El marco mejor negro, queremos que destaque, pero que no se cree una amalgama de estilos.

Finalmente añade vida, las plantas son uno de los puntos imprescindibles, el verde es el que rompe todo el conjunto y a la vez cohesiona.

1

Hoy os traemos una idea que nos ha parecido muy interesante, se trata de una estantería colgante muy poco convencional, donde podrás colocar tus cuadros o lo que te apetezca. La clave de su triunfo es su diseño minimalista, que consigue hacer que cualquier objeto luzca. Pero será nuestra imaginación la que nos pondrá los límites, juega con diferentes vestanteria colganteariantes: ya sea un libro cuya portada es demasiado original para tapar entre otros ejemplares, unas fotos informales que no queremos enmarcar, una lámina o incluso un disco. Todos tenemos de esos objetos, escondidos en cajones pero que nos encantaría enseñar a los invitados que entran por nuestra puerta. Sin embargo muy pocas veces les encontramos un lugar adecuado.

Además, como auténticos manitas que somos, te damos las claves para que lo puedas hacer tú, en casa. Su construcción es muy simple, tan solo necesitas unas tablillas de madera de dos tipos de grosor, cuerda y dos arandelas para colocar en el techo. Tú eliges el color, nosotros nos decidimos por blanco brillante porque queríamos que los objetos colocados resaltasen por encima de todo. En primer lugar, busca una pared despejada para colocar tu nueva estantería. Es preferible que la pared elegida este pintada con un fondo que sea neutro para no cargar demasiado la vista. Piensa que colocarás muchos y diversos objetos.

El procedimiento a seguir es muy sencillo.

Corta las tablillas dependiendo de las dimensiones que quieras que tenga la estantería, posteriormente límalas para evitar incómodas muescas. Ahora has de pegar las tablillas más estrechas con las gruesas para crear un labio, es decir, harás un tope que actúe como barrera para evitar que los objetos se caigan. Realiza dos agujeros en cada borde para introducir la cuerda. No olvides hacer un buen nudo bajo cada una de las tablillas, así mantendrás firmes los estantes. Finalmente sólo tendrás que clavar las arandelas al techo y unir todo el conjunto.

Desde luego, es un proyecto muy sencillo y sobre todo original. Claramente dirigido a todos aquellos que quieren darle a su hogar un toque diferente, rompiendo esquemas y dejando de colgar los cuadros en clavos.

 

 

0

estanterías en el hogar

Si eres un amante de los libros seguramente tengas un problema bastante grande en tu casa: la falta de espacio. Guardar todos tus libros pueden convertirse en auténtica odisea con el paso del tiempo. A medida que acumulas más y más libros te encontrarás con que cada vez tienes menos sitio para guardarlos. Esto resulta algo bastante obvio y la mayor parte de tus amigos seguramente te recomendarán que te deshagas de tus libros pero como todos los amantes de los libros sabemos eso no es tan fácil. Centrándonos en el tema que nos ocupa en este artículo vamos a enfocar todos nuestros esfuerzos a analizar las posibilidades que las estanterías nos permiten alcanzar en nuestros hogares. Como seguramente sabrás las estanterías son tus mejores aliadas a la hora de almacenar tus tesoros literarios y a continuación te ofrecemos unas cuantas ideas que pueden ayudarte a ganar espacio.

Estanterías dobles: esta es una idea que te permitirá ahorra mucho espacio. Existen algunos modelos más elaborados en los que encontramos dos estanterías superpuestas. La primera de ellas es móvil de forma que puede ser desplazada de un lado a otro para acceder a los libros almacenados en la segunda.

Estanterías bajo las escaleras: el espacio que hay bajo las escaleras suele estar totalmente desaprovechado. La buena noticia es que este espacio es perfecto para colocar estanterías y emplearlas como biblioteca. Según el tipo de casa en el que vivas tendrás que hacer algo de obra para poder acceder al espacio pero créeme: ¡valdrá la pena!

Estanterías en huecos: esta es la solución perfecta para todos aquellos que tenemos un auténtico problema con el almacenaje de libros. Cuando ya hemos probado todas las soluciones anteriores y seguimos con el mismo problema aún existe algo que podemos hacer. La solución consiste en buscar todos los huevos desaprovechados que encontremos en nuestro hogar. Una de las soluciones más bonitas e interesantes es la de utilizar los huecos de las chimeneas para colocar en su interior las estanterías. También puedes emplear otros huecos como los que se generan bajo las mesitas auxiliares o algunas butacas.