Tags Posts tagged with "construccion"

construccion

1

holiday-house-114665_640

Si has leído el título de este artículo y has pensado que íbamos a hablarte de tres tipos de arquitectura diferentes estás muy equivocado. Lo primero que debes saber es que los tres adjetivos que hemos enumerado en el título de este post (sostenible, ecológica y verde) se refieren a la misma cosa. Es decir, nos encontramos ante un tipo de arquitectura que recibe los siguientes nombres: arquitectura sostenible, arquitectura ecológica y arquitectura verde. Es muy importante que tengas claro que se tratan de la misma cosa ya que, de esta manera, sabrás, en todo momento, a lo que nos referimos cuando citemos alguno de los anteriores nombres.

Antes de nada…¿en qué consiste esta forma de hacer arquitectura?
La arquitectura sostenible, por usar únicamente uno de sus nombres, es un tipo de arquitectura que se plantea ciertos problemas ignorados por la arquitectura tradicional a la que estamos más acostumbrados. Este tipo de arquitectura focaliza sus esfuerzos en tres aspectos muy concretos. El primero de ellos es el medio ambiente. Muy influida por las diversas corrientes ecológicas la arquitectura verde trata de crear un producto que sea respetuoso con el medio ambiente. Para ello se emplean técnicas constructivas poco agresivas y materiales ecológicos. Además se ha diseñado una nueva forma de sentir y entender la arquitectura en la que esta ha dejado de ser una gran mole artificial que domina la naturaleza en pro de una arquitectura que convive en armonía con el medio ambiente en el que se inserta. Por otra parte la arquitectura sostenible también trata de conseguir una arquitectura de calidad para las personas. Lo que se pretende es que la calidad de vida de los habitantes de estos edificios aumente. Esto se consigue gracias a cuestiones como una mayor amplitud de vanos para conseguir más luz natural, espacios verdes, diseños ergonómicos,…Finalmente el tercer punto se centra en el ahorro y en la sostenibilidad energética de los edificios. Como puede observarse los tres principios interaccionan los unos con los otros y se explican a sí mismos.

¿Es realmente necesaria este tipo de arquitectura?
Sí, lo es. La arquitectura tradicional estaba acabando con la naturaleza y con el planeta en el que vivía. A pesar de construir impresionantes edificios no pensaba en la calidad de vida de las personas ni en la supervivencia de su medio ambiente.

0

frankfurt-106836_640

La arquitectura verde y sostenible es uno de los mejores aportes de la arquitectura en la actualidad. Si no sabes a qué nos estamos refiriendo con estos términos presta mucha atención a las próximas líneas ya que te lo explicaremos paso a paso.

¿Por qué surgió la arquitectura verde?
La arquitectura verde, también conocida con los nombres de arquitectura sostenible y arquitectura ecológica, es un tipo de arquitectura que surgió para tratar de paliar algunos problemas causados por la arquitectura tradicional. Este tipo de arquitectura tradicional era muy agresiva con el medio ambiente. Lo que trataba de hacer en todo momento era construir grandes edificios de forma rápida y barata. De esta forma no se interesaba en lo más mínimo por las personas que habitarían los inmuebles ni por los daños al ecosistema que se producían a causas de las agresivas técnicas de construcción empleadas. Poco a poco este tipo de arquitectura estaba destruyendo el medio ambiente en el que se insertaba y esto repercutía negativamente, como no podía ser de otra forma, en la salud de las personas. La arquitectura sostenible surgió como la alternativa lógica y necesaria a este fenómeno tratando de llevar a cabo una arquitectura mucho más respetuosa con el medio ambiente y las personas.

¿Cuáles son los pilares conceptuales de esta arquitectura?
La arquitectura sostenible se asienta sobre dos pilares fundamentales. El primero de ellos es el relativo al medio ambiente. Se trata de conseguir un tipo de arquitectura que sea mucho más respetuosa con el medio ambiente. De esta forma se deja de perseguir el dominar a la naturaleza y se busca integrarse y armonizarse con ella. Además se investiga acerca de nuevas formas y técnicas de construir gracias a las cuáles no se deteriore el medio ambiente. Así mismo se busca utilizar materiales ecológicos y poco contaminantes. El segundo pilar básico de este tipo de arquitectura es el de las personas. Las personas son, y deben ser, las protagonistas de la arquitectura. De esta manera se trata de mejorar su calidad de vida. Toda la arquitectura sostenible es diseñada pensando en las necesidades de sus futuros habitantes.

1

prague-265567_640

Uno de los rasgos más habituales en todas las ciudades es la armonía entre las construcciones antiguas y modernas. Como ya hemos comentado en varias ocasiones la ciudad es un ente vivo que va evolucionando a lo largo de los siglos. Como resultado encontramos construcciones antiguas conviviendo con otras más modernas y contemporáneas a nuestros días. Estos suele dotar a las ciudades de una aire único y excepcional. A lo largo de este artículo reflexionaremos sobre algunas de estas cuestiones.

El aporte de la Antigüedad
Cuando hablamos de Antigüedad en las ciudades no nos referimos a la Edad Antigua de la Historia. Aunque algunas ciudades sí fueron fundadas en esta época otras muchas lo fueron más adelante a lo largo de la Edad Media o de la Edad Moderna. Algunas incluso en la Edad Contemporánea. A lo que nos referimos con esta denominación es al momento histórico más antiguo en el que la ciudad fue creada. Prácticamente todas las ciudades del mundo mantienen algunos de los edificios y trazados urbanos de la época en que fueron creadas y es importante mantenerlos para conservar parte de la historia de la ciudad.

El desarrollo urbano a lo largo de los siglos
El desarrollo urbano que tuvo lugar en algún momento del pasado continuó evolucionando a lo largo de los siglos. De esta forma si, por ejemplo, tenemos una ciudad fundada en época romana podemos observar cómo en su trazado y en el aspecto de los edificios encontramos restos de otras épocas posteriores. Esta es una de las características obvias y más bonitas del desarrollo urbano de cada ciudad.

El papel de la Modernidad
Nuestra época, sin embargo, ha sido la más destructiva para el trazado histórico de la ciudad. Esto se ha debido a varias cuestiones. Una de las más importantes es la capacidad económica con la que contamos a día de hoy. Antes era bastante difícil costear un nuevo edificio por lo que se reparaban los antiguos. Sin embargo a día de hoy resulta mucho más sencillo demoler un edificio antiguo y construir uno nuevo. Esto ha ayudado a destruir muchos ejemplos que conservábamos de la Antigüedad. Pero a día de hoy sabemos la importancia de tratar de conservar todas estas edificaciones históricas.

0

namdaemun-326138_640

En la actualidad lo más habitual es que cuando pensemos en arquitectura lo asociemos de manera inmediata y casi inconsciente con la ciudad. Este es uno de los rasgos de la modernidad en la que vivimos. La mayor parte de las personas habitamos en ciudades. Algunas de ellas, de enormes dimensiones, se han convertido en auténticas megalópolis de gran extensión. En ellas podemos observar algunas de las arquitecturas más extraordinarias de todo el planeta. Pero lo verdaderamente apasionante de todo esto es que junto con algunas de las obras de arquitectura más impresionantes de todo el globo nos encontramos con otras construcciones mucho más modestas e incluso pobres. A lo largo de este artículo vamos a analizar y reflexionar los distintos tipos de arquitecturas que encontramos en la modernidad.

Arquitectura monumental
A día de hoy, en contra de lo que pasaba en la antigüedad, ya no construimos grandes templos a las diversas religiones. Sin embargo esto no significa que hayamos abandonado la arquitectura monumental. En la actualidad continuamos creando algunos edificios impresionantes que son sedes de oficinas, hoteles o viviendas. Otra mención especial la merecen las grandes construcciones que se realizan para albergar espectáculos deportivos de distinto tipo. Este tipo de arquitectura no deja de ser una arquitectura de lujo ya que cuesta mucho dinero. Los proyectos suelen encargarse a arquitectos y estudios de renombre y su construcción se alarga durante varios años.

Arquitectura común
Sin embargo la mayor parte de edificios de la ciudad la componen aquellos que hemos decidido denominar como común. Es un tipo de arquitectura muy segura y funcional exenta de cualquier lujo. Las viviendas, las oficinas y la mayor parte de edificios han sido construidos de este modo. Esto no significa que se haya renunciado a cierta intención estética. Como parte íntigra de la arquitectura la intención estética nunca desaparece pero no se realizan grandes gastos en pro de ella, algo que sí ocurría en la arquitectura monumental anteriormente comentada.

Arquitectura pobre
Es un tipo de arquitectura que podemos encontrar en los suburbios. Muy poco segura y realizada con materiales de poca calidad. Uno de los objetivos de la ciudad debe ser acabar con ella y mejorar la calidad de vida de las personas que la habitan.

0

garden-302259_640

A veces cuando analizamos ambos conceptos, arquitectura y naturaleza, podemos pensar que se trata de conceptos totalmente contrarios e incapaces de convivir en paz y armonía.
Tal vez en el pasado esto fue cierto pero a día de hoy la arquitectura se ha transformado enormemente para mejor.

La arquitectura invasiva y dominadora: el pasado

Hace ya varias décadas la arquitectura trataba de imponerse a la naturaleza. Vivíamos en una época en la que se pensaba que la arquitectura tenía que dominar el medio ambiente. Se trataba de una simbología que pretendía demostrar la superioridad del ser humano frente a la naturaleza. Obviamente este tipo de arquitectura y construcción tan invasiva comenzó a demostrar muy rápidamente sus malas consecuencias para el ser humano. El medio ambiente comenzó a degradarse rápidamente y la calidad en la vida de las personas, en consecuencia, descendió. La necesidad de un cambio era imperante y este llegó en forma de la arquitectura sostenible.

La solución: la arquitectura sostenible

Ante la aparición de los problemas que acabamos de mencionar urgía dar con una solución y esta fue la aparición de la arquitectura sostenible. Un grupo de arquitectos/as conscientes de estos problemas que tenían preocupaciones ecológicas comenzaron a plantear un nuevo tipo de arquitectura. Esta arquitectura sería responsable con el medio ambiente y ya no trataría de dominar la naturaleza sino de integrarse con ella. Los nuevos estudios en ténicas constructivas y materiales demostraron que este tipo de arquitectura podía ser real.

Principios de la arquitectura sostenible

La arquitectura sostenible se asienta sobre una serie de principios muy claros. Básicamente podríamos hablar de tres pilares de gran importancia. El primero de ellos, como no podría ser de otra forma, es el de ser respetuosos con la naturaleza. El segundo, por otra parte, se focaliza en la calidad de vida de todas las personas tratando de aumentarla a través de sus construcciones. El tercer punto, muy en relación con los otros dos, es el de crear una arquitectura sostenible desde el punto de vista energético. Al maximizar el poder energético de estas construcciones se está ahorrando en futuros recursos naturales.

0

ghost-town-226711_640

En nuestros últimos artículos hemos estado reflexionando, bastante frecuentemente, sobre la importancia de las construcciones tradicionales. La mayor parte de nuestros artículos giraban en torno a las técnicas y materiales que eran empleados en este tipo de construcciones. Sin embargo la orientación del presente artículo es ligeramente distinta. Hoy vamos a centrarnos en qué es lo que podemos aprender, o lo que ya hemos aprendido, de este tipo de construcción.

Uno de los grandes errores de la modernidad es su extremado egocentrismo. Solemos pensar que nuestra sociedad y nuestra cultura ha venido evolucionando a lo largo de los siglos y que en la actualidad nos encontramos en la cúspide del pensamiento humano. En algunos aspectos podemos admitir que esto es cierto mientras que en otros la realidad es muy diversa. A lo largo de los años se han perdido muchos conocimientos tradicionales de gran importancia.

Cuando nos referimos al mundo de la construcción debemos pensar sobre todo en las aportaciones que las construcciones antiguas y tradicionales nos han aportado para configurar la actual arquitectura verde y sostenible.

Arquitectura sostenible: una ojeada al pasado

La arquitectura sostenible se dio cuenta hace algunos años de que mientras que el mundo de la construcción se había transformado para mejor en muchos aspectos existían otros bastante negativos que en el pasado nunca habían existido.

Por supuesto nos estamos refiriendo a los valores ecológicos de este tipo de arquitectura. La arquitectura verde, ecológica o sostenible (ya que se conoce a través de todos estos nombres) se dio cuenta de que las construcciones tradicionales y antiguas eran mucho más respetuosas con el medio ambiente y más que imponerse a él en la mayoría de los casos se integraban y mimetizaban a la perfección con la naturaleza que las rodeaba.

Una vez identificado todo esto la arquitectura sostenible trató de analizar los materiales y las técnicas que se empleaban en este tipo de construcción para comenzar a utilizarlos en las construcciones más modernas. El resultado fue la recuperación de algunas técnicas antiguas que habrían desaparecido de otro modo. En este sentido el trabajo de recuperación de la arquitectura sostenible fue fundamental.

0

suspension-bridge-183935_640

La ingeniería civil es una de las más conocidas. Básicamente podríamos decir que nos encontramos ante una disciplina científica que trata de aplicar el conocimiento científico a diversas aplicaciones prácticas. Las aplicaciones prácticas a las que nos referimos son de lo más diversas y se refieren tanto a la construcción de puentes como a la creación de un nuevo puerto, por ejemplo.

Tal vez ahora mismo te estés preguntando por qué hemos decidido escribir un artículo sobre la ingeniería civil. Pues bien la respuesta a esta pregunta es bastante obvia. La ingeniería civil está muy relacionado con los trabajos de arquitectura y construcción a los que estamos más acostumbrados en nuestro día a día.

Ingeniería y arquitectura

Hace varias décadas nos encontrábamos ante dos disciplinas totalmente autónomas y alejadas la una de la otra. Sin embargo con el paso del tiempo ambas han ido fusionándose y nos han permitido disfrutar de un trabajo conjunto de ingeniería y arquitectura en todas y cada una de nuestras ciudades.

¿Qué ha aportado la ingeniería a la arquitectura?

La ingeniería ha aportado cosas muy importantes a la arquitectura. Sobre todo debemos hacer referencia obligada al cálculo de estructuras. Gracias al conocimiento de los ingenieros e ingenieras sobre las estructuras así como de las posibilidades de cada material y su respuesta al paso del tiempo ha sido posible que se produjera una gran transformación en la arquitectura.

La arquitectura contemporánea con sus espectaculares volúmenes y su impresionante altura sería del todo impensable sin estos aportes de la ingeniería. Esta transformación es bastante antigua. Podemos retroceder, incluso, hasta el siglo XIX y comenzar a observar cómo en esta época ambas disciplina comenzaron a coquetear la una con la otra con el fin de crear una nueva forma de expresión arquitectónica que revolucionaría el mundo de la construcción.

¿Qué ha aportado la arquitectura a la ingeniería?

La arquitectura, a su vez, ha aportado mucho a la ingeniería civil. En este respecto tenemos que destacar, sobre todo, el importante aporte en lo que se refiere a la estética y su preocupación por crear un resultado final bello e impresionante.

0

germany-103157_640

En nuestro blog solemos presentarte algunos artículos que versan sobre las arquitecturas antiguas y tradicionales de algunos países. Nuestro interés es que a través de ellos puedas conocer la arquitectura monumental más importante de otros países. Sin embargo hay una serie de arquitecturas y construcciones que no solemos mostrarte ya que no tienen gran interés arquitectónico.

Sin embargo a lo largo del presente artículo hemos decidido reflexionar brevemente sobre algunas de las arquitecturas más pobres que podemos encontrarnos a la vuelta de cada esquina y explicar por qué también resulta importante conocerlas y familiarizarnos con ellas. Presta mucha atención a lo que viene a continuación ya que es muy posible que puedas observarlo en tu propia ciudad.

Viviendas de chapa
Este tipo de viviendas no es para nada habitual en el centro de las ciudades más importantes. Normalmente el centro de las ciudades está decorado con los ejemplos más bellos de arquitectura. Incluso en los casos en que nos encontramos con centros históricos degradados es raro que nos encontremos con este tipo de construcciones.

Sin embargo si nos tomamos la molestia de acudir a los suburbios de la ciudad descubriremos que existen muchas casas de este tipo. La chapa es un material muy barato y que permite levantar una vivienda en muy poco tiempo. Aunque no se trata de un material demasiado aislante si que permite a los habitantes de este tipo de casas resguardarse de las inclemencias del tiempo.

Chabolas

Las chabolas son, tristemente, una realidad en la mayor parte de las grandes ciudades. Se trata de construcciones muy pobres que reutilizan todo tipo de materiales. En algún caso, tal como comentábamos más arriba, nos encontramos con viviendas de chapa. Sin embargo no hay que confundir todas las viviendas que utilizan este tipo de material con chabolas. Mientras que algunas lo son otras muchas no y por ello conviene aprender a distinguir entre unas y otras.

Los peligros de este tipo de construcciones

Estas construcciones utilizan técnicas y materiales poco resistentes y seguros. De esta forma en caso de que ocurra algunas catástrofe natural es muy fácil que todo el edificio se desmorone.

0

colosseum-584558_640

Cada día las ciudades crecen más y más. Poco a poco observamos cómo las áreas rurales son abandonadas por gran parte de su población que se acerca a las ciudades más próximas para tratar de ganarse la vida en ellas. La llegada de nueva población a la ciudad exige nuevas construcciones en las que albergar a esta población. Así mismo las nuevas industrias y las empresas también necesitan contar con el espacio suficiente en el que llevar a cabo todas sus labores.

Como consecuencia en muchas ocasiones se destruyen edificios antiguos para dar paso a las nuevas necesidades de la ciudad. Esto suele ser un error ya que al realizar este tipo de acción se está destrozando el patrimonio cultural y material de la ciudad, perdiendo, al mismo tiempo, un pedacito de su historia.

Conservar las construcciones antiguas

Conservar las construcciones antiguas de la ciudad es algo muy importante. Al hacerlo se está conservando la historia y la identidad de la ciudad. Por supuesto cuando hablamos de conservar este tipo de construcciones nos estamos refiriendo a aquellas de cierto valor histórico y artístico. En modo alguno existe la necesidad de conservar todas las construcciones. Esto no solo sería del todo imposible sino que también sería contraproducente. La ciudad es un organismo vivo que evoluciona y no podemos tratar de anclarnos en el pasado, ese sería un error absurdo. Sin embargo debemos tratar de que el equilibrio entre modernidad y pasado sea un realidad posible.

Alternativas a la destrucción de las construcciones antiguas

La alternativa más obvia a la destrucción de estas construcciones antiguas es la de conservar todos aquellos edificios y construcciones antiguas de interés. Para ello deben llevarse a cabo labores de reconstrucción en los edificios más dañados. También deben habilitarse sus espacios y dotarles de un nuevo uso para que sean útiles para la sociedad. De nada nos servirá mantener un edificio antiguo sino somos capaces de darle un nuevo uso que asegure su pervivencia y utilidad en la ciudad a lo largo de los siglos. El fachadismo nunca debe ser una opción ya que aunque conserva la fachada de lso edificios destroza su interior por completo.

0

ulmer-271239_640

En uno de nuestros últimos artículos reflexionábamos sobre la seguridad de las construcciones tradicionales. En los tiempos actuales estamos muy acostumbrados a las construcciones más modernas que utilizan la maquinaría más punteras y los últimos materiales. Esto nos hace desconfiar ligeramente de otro tipo de construcciones, como las tradicionales por ejemplo. Lo mismo nos ocurre con las construcciones antiguas. Son muchas las personas que no se atreven, en ocasiones, a visitar edificios antiguos por miedo a sufrir algún tipo de accidente. A lo largo de este artículo reflexionaremos sobre la seguridad de este tipo de construcciones.

En pie durante siglos e incluso milenios

El primer punto en el que debemos pararnos a pensar es en que este tipo de edificaciones han aguantado en pie durante varios siglos ¡e incluso milenios!. Esto, por si solo, debería demostrar que nos encontramos ante un tipo de edificación muy segura.

Además todas estas edificaciones han sido construidas según unas técnicas que cuentan con cientos de años de experiencia a sus espaldas. De esta forma deberíamos confiar en el saber hacer de nuestros ancestros que han sido capaces de transmitirnos su legado hasta nuestros días.

Exámenes de seguridad

Si las razones que acabamos de esgrimir no son suficientes para que confíes en la seguridad de este tipo de construcciones no debes preocuparte porque el argumento que comentaremos en esta sección te tranquilizará al cien por cien. Todas estas construcciones que nos han llegado desde el pasado se someten, de forma periódica, a exámenes de seguridad en los que sus estructuras son evaluadas por arquitectos/as e ingenieros/as y que garantizan en que nos encontramos ante un edificio muy seguro para los visitantes.

Las construcciones antiguas son seguras

Por tanto la conclusión lógica es que nos encontramos ante un tipo de construcción muy sólida y duradera y no debemos temer visitar algunos de estos monumentos antiguos ya que nuestras seguridad estará garantizada.

También debes pensar que si un edificio no fuera seguro seguramente las autoridades no permitirían que los turistas lo visitaran ya que habría riesgo de que ocurriese algo. Por tanto no debes preocuparte al respecto y solo tienes que disfrutar del patrimonio material de los lugares que visites.