Tags Posts tagged with "césped artificial"

césped artificial

0

porcheEsta época es para disfrutar, el verano es muy corto y de repente un día nos damos cuenta de que ya ha terminado. Tomate un tiempo para ti, el invierno se hace eterno y hay que aprovechar los días de calor. Por ello, si tienes la suerte de poseer un jardín, acondiciónalo para que este año puedas deleitarte en tu porche.

Pasos para disfrutar sin preocupaciones:

Artificializate

El césped es el enemigo de su jardinero, pasas días queriendo que crezca, meses esperando que esos brotes verdecillos alcancen tupidez. Lo riegas, lo cuidas, lo fertilizas, lo cortas…pero parece que te ha declarado la guerra. Es casi imposible mantenerlo en buen estado, pocas personas conozco que tenga uno ideal y cuando les preguntas como lo hacen, cambian de tema misteriosamente. El secreto de un césped perfecto nadie lo sabe, y quien lo sabe, lo guarda con mimo…

Por ello, quítate de encima esa carga, jamás lo tendrás bien si no vives en el lugar cuyo clima le sea favorable. Hoy en día el césped artificial es de una gran calidad, inconcebible para los que ya tenemos unos añitos y recordamos la malla verde fosforita que ponían en los parques.

A cobijo en una buena sombra

Con las temperaturas que está habiendo, de nada sirve que tu césped no se muera si lo vas a hacer tú en los cinco minutos que te pongas al sol. Por ello, tener un porche es la máxima expresión de la relajación en un jardín. Su precio puede ser económico si sabemos elegir. Prueba a idear esto, coloca una estructura metálica, su precio es de los más bajos y luego cúbrelo con cañizo. Déjalo al descubierto, así dará un toque chic. Por supuesto, es muchísimo más económico que cementar, colocar vigas y tejas.

Si el porche te queda un poquito pequeño, usa tu lógica para ahorrar espacio. A la hora de amueblarlo, pon las piezas en “L”, verás como cabe mejor y forma un entorno abierto.

0

Jardin con piscina

Hace unos días os proponía en el blog una serie de reformas fáciles para renovar la casa, de cara a la temporada primavera-verano. En la actualidad, cada vez son más los que deciden vivir en una casa con su propio jardín: una pequeña (o a veces más grande) zona exterior que les permite disfrutar de los días más cálidos y soleados. Para todos ellos y también para quienes quieran aprovechar su terraza, o incluso el más pequeño balcón, voy a contaros cómo se puede renovar una zona de exterior para sacarle todo el partido.

0

Hace poco tiempo publicábamos en el blog las ventajas y los inconvenientes del césped artificial frente al natural. No cabe duda de que se trata de una excelente opcion, muy ecológica por el poco gasto de agua que supone y perfecta para quienes tienen poco tiempo (o ganas) para cuidar el césped de forma que siempre se vea perfecto. Colocar césped artificial no es un trabajo tan fácil como podría parecer; aunque lo puede hacer uno mismo, siempre se obtienen los mejores resultados cuando intervienen profesionales (en TuManitas encontraréis a los mejores, cerca de vuestro domicilio).

De todas formas, siempre conviene saber cómo es la instalación por si algún día nos animamos a hacerlo o para asegurarnos de que quienes contratemos están haciendo bien su trabajo. Si vamos a instalarlo encima de un suelo de tierra, conviene añadirle herbicida para atajar las malas hierbas, y compactarlo a la perfección. Las soleras de hormigón o cemento son también adecuadas. Sobre la tiera también habrá que extender una capa geotextil o malla antihierbas, y ya podemos empezar.

La lámina de césped se extiende sobre la superficie y se recorta el perímetro. Conviene no ajustarlo al máximo y dejar un poco de más, para evitar que la base se vea si el césped se desplazara. Las uniones se realizan con bandas de unión y adhesivo de poliuretano de color verde; las bandas se colocan sobre el suelo, se aplica el adhesivo sobre ellas y se baja el césped para pegarlo. La colocación termina extendiendo arenilla de sílice sobre la superficie, que contribuirá a enderezar las “hojas” y aportar resistencia. Un buen regado para limpiar y un ligero cepillado terminará de dejar nuestro césped casi, casi, como el natural.

Imagen:
Alvizlo.

0

Desde luego, si ahora mismo le hace falta algo al planeta y al medio ambiente es conciencia ecológica. Las cosas están bastante feas en lo que respecta a recursos… Y el agua es precisamente el más importante de todos. En algunas regiones hay agua de sobra, pero lo cierto es que en otras los riegos constantes en las extensiones de césped agotan un recurso que quizás sería más importante destinar a otras causas.

Una opción para jardines y terrenos de viviendas particulares es el césped sintético o artificial.
No sólo porque sea un pavimento ecológico y medioambientalmente sostenible, sino por muchas otras razones. Sus ventajas más evidentes son que es resistente y no necesita apenas de mantenimiento (adiós a dedicar el fin de semana a cortar, abonar y sembrar); no hay que regarlo y no se seca, evitando las feas manchas amarillentas; lo hay en infinidad de calidades, precios y variedades, algunas de ellas muy atractivas; y lo puede colocar uno mismo, aunque en realidad como mejor queda es cuando se encarga su instalación a los profesionales (¡en TuManitas, no lo olvidéis, tenemos a los mejores!).

Claro que, como todo en esta vida, también tiene sus inconvenientes. El césped artificial nunca será igual en cuanto a aspecto y suavidad que el césped natural bien cuidado. Al principio sale algo caro, y más aún si contratamos su instalación; aunque lo cierto es que el ahorro que supone en cuanto a agua, fertilizantes y mantenimiento (por ejemplo, las máquinas cortacésped o la electricidad que consumen) es muy importante y se amortiza en poco tiempo. Algunas personas se quejan de que es más abrasivo para la piel que el natural. Esto es cierto, por lo que es importante consultar acerca del grado de abrasión del césped a la hora de adquirirlo.

Imagen: Césped artificial Luxgrass.