Tags Posts tagged with "bricolaje"

bricolaje

0

Cada ves somo mas receptivos antes las practicas ambientalistas, incluso nuestros pequeños aprenden en las escuelas a cuidar el medio ambiente y participar activamente en tareas como el reciclaje. Es por ello, que apoyando esta importante causa para el mundo en general, hemos traído 14 diferentes ideas para reciclar llantas, muchas de ellas están inspiradas en crear un espacio de juego para nuestros pequeños.

llantas

 

  1. Una ideas simple y fácil de elaborar, en este imagen vemos un columpio que tiene cortes limpios y rápido de hacer.
  2. Si nos gustan las formas mas elaboradas te mostramos un tractor hechos con varias llantas y unidas las partes con tornillos.
  3. Otro modelo muy curiosos y llamativo es este caballo hecho también con llantas de diferentes tamaños y unidos por tornillos.
  4. Este columpio puede ser usado por grandes y pequeños ya se sostiene con cadenas y tornillos que aumentan su resistencia.
  5. Una creativa forma de entretener a los niños, que lo puedes hacer en tu patio trasero, representa un divertido animal, pudiendo ser un dragón, serpiente o el que mas le guste a tus hijos, y las llantas formas parte de su cuerpo, puedes notar que el pintarlas cambia completamente la apariencia de las mismas.
  6. Y para áreas de mayor tamaño tenemos una estructura tipo palestra para que los niños trepen como todo unos aventures.
  7. Unos asientos muy modernos con solo un poco de pintura y una base llamativa.
  8. Si te parece un poco complicada la estructura del anterior acá te mostramos una solución mas simple, también es un juego para trepar pero se apoya en tablones de madera que también puedes reciclar o comprar de segunda mano, si le colocaras diferentes colores a las llantas serie aun mas vistoso.
  9. Nunca hay suficientes asientos en una casa, que mejor que usar materiales reciclados para crear uno, tan solo necesitas espuma y tela, la cual también puede ser de ropa en desuso.
  10. En esta imagen te mostramos como los niños se diviertes en un juego hecho solamente con llantas, arena y pintura.
  11.  Y si pensamos en engreír a nuestras mascotas, también tenemos una opción para ellos como es esta camita donde descansaran plácidamente.
  12. Esta vez te mostramos un gran elefante como otra opción para colocar en un patio de juegos, así como esta se pueden ideas muchas, solo necesitas imaginación.
  13. Si buscas asientos que no se dañen con la lluvia, gracias a las llantas podrás tener todos los que desees.
  14. Y finalmente para las decoración de nuestro jardín podemos crear con las llantas diferentes tipos de macetas para nuestra plantas.

0

Tener asientos adicionales en la casa nunca esta demás, ya que estos te pueden salvar de incomodas reuniones donde las sillas no son suficientes o pueden ser útiles en otros ambientes del hogar.  Es por ello que en este post te traemos un practico y fácil proyecto, para que puedas reciclar esos baldes en desuso, haciendo cómodos y vistosos puffs.

balde

 

  1.  Con la pistola coloca cuidadosamente silicona caliente a fin de pegar la soga sobre el mismo y cubrirlo, el pegado tiene que ser parejo para que no quede espacios donde se puede ver el balde.
  2. Una vez que se haya terminado de cubrir homogéneamente el balde procede dibujar un circulo, de la medida de la base del balde ya cubierto, este circulo se hará sobre cartón grueso o sobre una base de madera delgada.
  3. Corta el circulo dibujado que te servirá para hacer el asiento, posteriormente, en un pedazo de tela, haz dos marcas, una del mismo tamaño del circulo y otra de diez centímetros mas grande, las cuales cortarás.
  4. En el medio de tu base de cartón o madera procede a hacer un hueco en el medio, el cual también harás en la tela de mayor tamaño, y sujetaras ambos por la parte posterior como indica la imagen.
  5. Con varios pedazos te tela procede a rellenar el interior de forma circular para crear de esta manera un asiento acolchado y cómodo.
  6. Dobla la tela restante,y sujétala formando pliegues a la parte posterior con grapas, cuando hayas finalizado corta el excedente.
  7. Una vez que quede firme el asiento, cubre la parte posterior con el otro retazo de tela y pega con silicona para cubrir las imperfecciones.
  8. Como penúltimo paso coloca dos cintas de cierre velcro en forma de cruz, una en la base del asiento y la segunda en la base del balde, esto te servirá para que puedas cambiar de asiento cuando desees.
  9. Puedes realizar diferentes asientos, así tendrás distintos diseños que cambiaras según la decoración o el uso.

Recuerda que si quieres cambiar el color de la soga solo bastara con que la pintes, dándole un estilo completamente diferente.

 

0

Tira comica bricolaje

(“Me da igual si es único. Sigues siendo un idiota”)

Ulises se levantó una buena mañana y contempló animado el cielo que se mostraba por la ventana. Azul. La primavera prometía estar cerca, y a él el buen tiempo siempre le daba ganas de reformar. Reformar la casa por todas partes y dejarla como una patena, porque ¿no hay siempre algo que cambiar? Eso sí, hemos de decir algo sobre Ulises: las reformas le volvían loco, pero también hacer lo posible por ahorrarse hasta el último euro. A él no le estafaban cincuenta euros por cambiar una bombilla. Y aquella primavera, esto fue lo que le pasó…

Para terminar la semana, vamos con esta sección que a nuestros “manitas” caseros tanto les gusta: nuestros arreglos fáciles de bricolaje. Ideas, trucos, consejos… Pequeñas dosis de información que en ocasiones, resultan de lo más prácticas. Hoy vamos a ver cómo quitamos esos barnices industriales, aplicados a pistola, tan complicados de eliminar con decapante; y también, cómo podemos renovar un radiador para tenerlo perfecto para el invierno que viene.

Eliminar barnices:
seguro que alguna vez habéis intentado decapar un mueble barnizado a pistola, de fábrica. El resultado suele ser desastroso: el decapante no ablanda lo suficiente el barniz y luego no hay quien coloree la madera… O bien, es imposible acceder a los recovecos, de forma que al final es peor el remedio que la enfermedad. Aquí va un truco de restauradora profesional: utilizar un disolvente llamado dimetil-formamida. Antes de nada, sabed que hay que utilizarlo con guantes de fregar y mascarilla especial para gases, porque es tóxico. En lugares muy ventilados o al aire libre. El disolvente se aplica mojando un trozo de lanilla de acero nº 000 en él y frotando la madera; veréis cómo de inmediato, el barniz se disuelve… Después basta con enjuagar rápidamente el barniz disuelto con un paño limpio. ¡Os sorprenderéis!

Pintar y renovar radiadores: ahora que en breve dejaremos de utilizar la calefacción, puede ser un buen momento para dar un repaso a los radiadores y a la instalación. Purgarla es siempre una buena idea, y es necesario hacerlo por lo menos una vez al año. Si nuestros radiadores son de hierro, es recomendable eliminar el óxido antes de pintarlos; para ello lijaremos las zonas oxidadas y les aplicaremos un transformador de óxido. Después se pueden pintar con pinturas especiales para metal y que aguanten el calor; las hay incluso específicas para radiadores. Lo mejor es emplear brochas acodadas para llegar a todos los rincones. Los radiadores modernos de aluminio o acero también se pueden pintar, e incluso decorar con motivos plásticos autoadhesivos. Eso sí, cuando de nuevo volvamos a utilizarlos es posible que los motivos terminen desprendiéndose con el calor; bastará con cambiarlos por otros nuevos, ¡y listo!


Con tantas novedades sobre ayudas, vivienda, exposiciones y nuevos productos y materiales, tenía un poco olvidada esta sección tan popular: los arreglos fáciles de bricolaje que, de vez en cuando, tratamos en el blog para todos aquéllos que os animéis a ponerlos en práctica. Hoy retomo dicha sección, y aprenderemos a cortar cristal y pulimentar metales cromados.

Cortar botellas de cristal

Hay muchas personas a quienes les gusta hacer trabajos y manualidades con botellas de vidrio, pero se encuentran con lo complicado que resulta cortar este materialertar cristal es complicado debido a la intrínseca fragilidad de este material. Sin embargo, puede hacerse; en Internet hay muchos vídeos donde aparecen varias técnicas. Una de ellas, quizás la más sencilla, es hacerlo con un cortavidrios y calor.

Primero hay que poner la botella en un soporte, de manera que gire pero que no se tuerza. La plataforma ha de ser horizontal y dejar visible constantemente la zona a cortar. Hay que trazar una línea de corte con un rotulador permanente, humedecerla con esencia de trementina y pasar un cortavidrios, marcándola bien. Después, se seca la botella y se pasa la llama de una vela por la línea, dando cinco o seis vueltas a la botella con lentitud; bastará con dale unas cinco o seis vueltas. Cuando esté bien caliente, y con unos guantes para obra, se introduce inmediatamente la botella en un cubo lleno de agua fría; la diferencia de temperatura romperá el cristal. Quizás haay que golpear un poco la base para desprenderla del todo.

Pulimentar metales cromados
Lo mejor en estos casos es aprovechar esa herramienta tan versátil que es el taladro, y combinar su uso con el de un kit especial, a la venta en centros de bricolaje y tiendas de accesorios para el automóvil. Los kits incluyen productos para desbastar el metal, pensados para piezas que estén muy oxidadas, rayadas o deterioradas. Los productos, básicamente, so de dos tipos: pastas abrasivas para desbastar o abrillantar, y discos de tela o borla.

Primero se coloca un poco de pasta en el disco (en la foto) y a continuación se pone marcha el taladro, con el que puliremos la pieza con cuidado hasta que brille. Otra opción es emplear un limpiametales corriente, sacando brillo a los metales con el taladro y el disco de tela o borla de pulimentar.

Imagen / Imageshack.

Como queda poco, poquísimo, para las vacaciones de Semana Santa, y probablemente muchos de vosotros queráis aprovechar esos días de fiesta para hacer algún arreglo en el hogar de cara a recibir la primavera con la casa en perfectas condiciones, hoy os “regalo” una nueva entrega de una de nuestras secciones más populares: los arreglos fáciles de bricolaje, en donde damos un pequeño repaso a todos esos trucos, consejos y técnicas fáciles para que podáis solucionar los problemas menores relacionados con los trabajos de bricolaje casero.

Rellenar defectos en las paredes.
Esto es algo que sucede con frecuencia: cuando vamos a pintar la casa, descubrimos en las paredes muchos agujeros y grietas que pueden derivarse de la decoración (cuadros o espejos que hemos colgado y queremos cambiar de sitio, tacos de expansión, pintura que se desprende…). Antes de pintar es fundamental rellenarlos y alisar bien la superficie; para ello, podéis usar una pasta tapagrietas, bien en polvo para mezclar con agua, bien al uso (ya preparada). Es recomendable aplicar la pasta dejando que rebose ligeramente del agujero, ya que al secarse merma. Si el agujero es profundo o amplio, lo mejor es dar la pasta en capas sucesivas, dejando secar la anterior antes de dar la siguiente; así evitaréis que se agriete. Una vez seca, sólo hay que lijarla con lija del número 280 y dejarla perfectamente lisa. Antes de pintar, no olvidéis que es bueno aplicar una mano de fijador de látex rebajado con agua en la proporción que indique el envase para favorecer el agarre de la pintura.

Tacos que se salen de los agujeros.
¿A quién no le ha ocurrido alguna vez? Los tacos de expansión pueden terminar saliéndose de los agujeros taladrados en la pared, bien porque llevan mucho tiempo soportando peso o tal vez porque el agujero es demasiado grande para alojarlos. Hay un truco que suele funcionar bien: si mezcláis cola blanca con lanilla de acero cortada con tijeras (como si se tratara de limaduras de hierro) y metéis la pasta en el hueco antes de introducir el taco, al secarse, la cola con el metal formará una capa muy dura que sujetará el taco en su lugar a la perfección. ¡Probadlo!

Imagen:
Guiaparadecorar.com.

Los profesionales y manitas del ramo de la construcción los conocen de sobra, pero muchos aficionados todavía no tienen constancia de la existencia de este tipo de productos. Cuando hemos realizado una reforma que haya implicado hacer obras importantes en la vivienda, los restos de productos como cementos o argamasas sobre las superficies son algo inevitable. Aunque limpiemos a fondo con agua y esponja después de trabajar, la fina película que dejan la mayoría de los materiales es muy complicada de eliminar. Y qué decir de la típica pella de cemento que se ha quedado en el suelo y se ha secado después… Aunque suelen salir bien con una espátula, luego dejan un cerco que resulta muy evidente. Pues para solucionar estos problemas existen productos especiales y muy eficaces que eliminan todos los restos sin dejar rastro; algunos de ellos también sirven para limpiar superficies de cemento de manchas de aceites, grasas, etc., que normalmente son muy complicadas de quitar al tratarse se materiales porosos.

Los productos específicos para quitar cementos y materiales similares suelen estar fomulados a base de ácidos inorgánicos, por ejemplo el ácido muriático, y se emplean normalmente rebajados con agua en la proporción que indica el envase (por ejemplo, el ácido muriático se suele diluir en una proporción del 10%). Estos productos están a la venta en los almacenes de materiales de construcción y algunos centros de bricolaje y droguerías especializadas. Para utilizarlos es fundamental emplear gafas de protección, guantes y ropa resistente, ya que los ácidos son muy agresivos. También se recomienda emplearlos con mascarillas o buena ventilación.

Por ejemplo, no debemos dejar que estos productos entren en contacto con superficies pétreas delicadas como mármol o granito, ni tampoco con metales ferrosos, cromados o aluminios. Su intenso efecto corrosivo puede dejar marcas indelebles en estas superficies. Y antes de utilizarlos sobre cualquier otro material, es siempre recomendable hace una prueba en lugat no visible.

La aplicación se suele hacer en dos fases. Primero se da el producto con una brocha ancha, de manera que penetre en la superficie a limpiar o en los restos a eliminar; lo mejor es emplear una brocha de pelo sintético y corto. Inmediatamente después se vuelve a frotar la superficie con un cepillo de cerdas de plástico mojado en el producto; cuando los restos de cemento o la mancha de grasa se diluyan, hay que enjuagar por fin con agua abundante.

En la foto, limpiador SIKALIMP de Sika en garrafa de 25 kg.

¡La segunda entrega de nuestros arreglos, ideas e instalaciones de bricolaje está ya disponible!. Hoy trataremos el tema de cómo hacer una encimera con azulejos para la cocina, y qué tipo de suelos de madera son los mejores para el exterior.

Alicatar una encimera de cocina
Las encimeras revestidas de azulejos llevan como base un tablero aglomerado de tipo hidrófugo que se coloca sobre los muretes de los muebles de obra, o bien sobre unos apoyos en cocinas corrientes. Alrededor de los azulejos hay que colocar un borde para delimitar la zona; puedes hacerlo a base de tiras de cerámica a juego con los azulejos, o bien con perfiles de acero inoxidable. Los azulejos se pegan con cemento-cola, extendiendo éste con una llana dentada por encima de aglomerado hidrófugo. Antes de pegar los baldosines los tendrás que presentarlos en seco para comprobar que encajan perfectamente (no te olvides de dejar un espacio para las llagas entre piezas). Asiéntalos bien con un taco mártir de madera y un mazo de goma. Termina aplicando el producto para rellenar las juntas; transcurridos 30 minutos, retira el sobrante con una esponja mojada. Cuando esté limpio y seco, puedes proteger las llagas con un barniz acrílico.

Tarimas tratadas para exterior
Los suelos de exterior de madera, con el tiempo, terminan por decolorarse y estropearse, y entonces ya no queda otra solución que cambiarlos. Lo mejor es escoger un suelo que nos garantice que, con un mantenimiento mínimo, puede resistir sin problemas la estancia a la intemperie durante muchos años. Los tratamientos químicos son efectivos pero, a la larga, su efecto desaparece y la madera queda desprotegida; son más eficaces aquéllos que combinan las altas temperaturas con la aplicación de diferentes grados de humedad. El tratamiento térmico transforma la estructura de la madera, aportándole un color similar al de las especies tropicales; la estructura del material se vuelve más ligera, aumentan sus propiedades aislantes y se vuelve más duro y resistente. Este tratamiento, además de efectivo, es muy ecológico; para mantener la madera en perfecto estado, tan sólo es necesario aplicarle cada cierto tiempo una mano de aceite específico.

Imagen: Suelo de Lunawood.

Hoy voy a comenzar una nueva sección en este blog, para todos aquéllos (que sois muchos…) a quienes les gusta el bricolaje y todo lo que tenga que ver con el “hazlo-tu-mismo” (DIY o “Do-It-Yourself”, por si veis las siglas en alguna revista o web). La idea es hacer unos posts variados con dos o tres ideas y consejos para solucionar problemas en el hogar; por supuesto, no me refiero a arreglos importantes o reformas de envergadura, para lo cual ya están nuestros “manitas” profesionales a vuestro servicio. Los consejos los voy recopilando de lectores, amigos y otros sectores desde los que me llegan consultas de vez en cuando. ¡Espero que os interesen!

Suelo de cerámica agrietado: cóm0 evitar que ocurra

Cuando las baldosas empiezan a agrietarse y romperse sin razón alguna, puede deberse a tres motivos: que en la base sobre la que se asientan haya zonas huecas (baches, agujeros); que se haya tapado una junta de dilatación, o que el suelo sea flexible (por ejemplo, de madera) y los movimientos de dilatación y contracción hayan terminado por romper la cerámica. Las juntas de dilatación de la base deben coincidir con las de la superficie de baldosas, y estar rellenadas con material flexible. Y si la el nuevo pavimento se coloca sobre otro de madera o similar, hay que fijarlo bien y aplicar después un mortero autonivelante o pasta niveladora.

Desmontar un sifón para desatascarlo

Lo primero es cerrar a tope los grifos del lavabo y, como protección extra, las llaves de los latiguillos que van a ellos. Coloca bajo el sifón un cubo para recoger el agua que caiga y afloja con la llave de pico de loro las tuercas plásticas que unen las piezas. Para que no se rayen, forra las mandíbulas de la llave con cinta aislante. Cuando hayas girado media vuelta ya podrás aflojarlas con la mano. Desmonta las piezas procurando no perder las arandelas (juntas tóricas). Quita el codo y vierte el agua en el cubo; retira los depósitos que se hayan acumulado en las piezas e impidan el paso de agua. Puedes emplear un cepillo de dientes o un limpia-tuberías de alambre. Sustituye las juntas que aparezcan desgastadas y vuelve a montarlo de nuevo, pegando cinta de teflón en las roscas antes de ajustarlas.

Imagen: evelynishere.

¡Ellos sí que sabían...!
¡Ellos sí que sabían...!

Los buenos carpinteros saben que conseguir una unión bonita, discreta y resistente en madera o materiales derivados no es nada fácil. No pretendemos que te transformes inmediatamente en un profesional después de leer este post, pero sí que conozcas unos pequeños trucos y consejos para lograr que tus trabajos de bricolaje en madera te vayan quedando cada vez mejor. Y ya lo sabes: para trabajos importantes y perfectos, los profesionales de TuManitas están siempre a tu alcance a través de nuestra web.

Colas de milano

Son el ensamblaje por excelencia, por ejemplo, en los frontales de los cajones.  Los hay de dos tipos: vistos y ocultos. Los vistos se hacen serrando totalmente las formas trapezoidales (como las colas de los milanos) que se encajan entre sí; para hacer una unión de cola de milano oculta, hay que vaciar  la madera, de manera que la parte que queda a la vista no muestre las testas de las colas de milano de las tablas. Estas uniones se hacen con el serrote de costilla y un formón de buena calidad, bien afilado.

Tornillos avellanados

Primero se practica un agujero de diámetro menor que el del tornillo con una broca de madera. En segundo lugar, se introduce en el agujero otra broca del diámetro adecuado, taladrando con cuidado el mismo agujero para agrandarlo. Después, se coloca en el taladro una broca avellanadora, y se modifica la parte superior del agujero para darle una forma parecida a la de un embudo. Ya se puede introducir el tornillo; será mucho más fácil y su cabeza quedará enrasada con la superficie.

Ensamblajes con ranura y lengüeta

Si alguna vez quieres unir dos tablas de manera longitudinal, necesitarásuna sierra de mesa o una sierra circular fijada al banco de trabajo por su parte inferior, para que haga las veces de mesa de serrado. Pon una guía tope en la mesa para que la hoja de la sierra pase justo por el centro del canto de las tablas. Después, coloca la tabla de canto y empújala (con un trozo de madera para no cortarte) lentamente sobre la hoja en marcha, hasta hacer la ranura. Cuando los dos tableros estén ranurados, inserta entre ellos un listón de contrachapado con cola blanca.

Uniones atornilladas

¿Has unido dos tablas de madera con tornillos y no quieres que se vean las cabezas? Pues tienes dos opciones: húndelas y cúbrelas con pasta de madera, o, aún mejor, mete en el agujero (sobre la cabeza del tornillo hundida) un tapón de madera hecho con una espiga. Sierra el sobrante; la unión parecerá hecha con espigas. ¿Quieres que un tornillo nunca se vuelva a soltar? Pues antes de meterlo en la madera, mójalo en lejía. El producto hará que el metal se oxide y se enganche a la madera. Eso sí; esta unión ya no la podrás deshacer.

Imagen: Auggie Tolosa.