Tags Posts tagged with "azulejos"

azulejos

0

Muchos hemos tenido durante mucho tiempo un concepto errado de los azulejos, esto se dio por las malas combinaciones o usos que le dieron en los años 70, pero sin embargo el día  te damos un concepto único, con el cual puedas tener la oportunidad de hacer de tu casa un espacio moderno y llevo de vida.

Solo debes elegir las opciones que más te gustan y evitar exagerar o una mala combinación de colores, estamos seguros que podrás hacer tu casa un espacio diferente y único.

  • Combinación de colores

Busca las mejores tendencias de colores y a la moda, si quieres darle vida a un espacio entonces busca colores vivos como los verdes, blancos y celestes que te darán el tono que buscas.

Solo deja volar tu creatividad y crea una obra de arte en tu baño.

Se recomienda usar tonalidades fuertes y una suave, para dar el equilibrio en la gama de colores que puedes esperar.

Puedes optar por combinaciones que van desde: blanco y azul claro, rojo y beige, morado y lila o bien en este caso usar toda una gama de colores.

Puedes optar por colocar en una pared esta combinación de azulejos y las otras pintarlas y decorarlas con contraste que le logre dar el punto de equilibrio que estás buscando.

  • Papel  tapiz y azulejos

Como otra de las opciones por las cuales puedes optar es por un hermoso estilo y combinación de papel tapiz y azulejos, tal vez pienses que es demasiado, pero te aseguramos que el resultados es sorprendente.

El papel tapiz llego a quedarse y demostrar el mejor estilo y combinación, puedes optar por uno liso o con único estampado que le de personalidad a tu hogar.

Solo debes de buscar la combinación perfecta y comenzar hacer tu baño como de revista de decoración de interiores.

Si no tienes una idea fija, puedes buscar varias opciones de catálogos de papel tapiz o buscar la ayuda de un profesional.

  • Un solo color

Pero en este caso si quieres explorar la decoración de tu casa con un solo color, puedes hacerlo de igual forma podrás tener resultados sorprendentes, solo escoge un buen color y con el cual te sientas a gusto, si tienes dudas, opta por otra opción con la cual te sientas totalmente a gusto.

Esperamos que con estas estupendas alternativas puedas comenzar a renovar tu baño y darle un estilo único.

0

bathroom-670257_1280 A la hora de amueblar el baño, contamos con que las piezas sanitarias suelen ser blancas y porcelánicas en la mayoría de las viviendas. Por tanto, centraremos nuestras alternativas en los materiales para el mobiliario y las paredes. Hay para todos los gustos y bolsillos pero insistimos en evitar abalanzarse sobre el primer armario que te guste, sino comparar, investigar en diferentes tiendas. Sobre todo, haz un estudio del espacio para aprovecharlo de la manera más eficiente y evitar sobrecargar el suelo.

Resumimos, a continuación, los materiales que cuentan con más posibilidades de encontrar un lugar en tu aseo. Son compatibles con diferentes estilos y encontrarás en tiendas especializadas complementos acordes para crear combinaciones perfectas.

Madera

Darás un aire acogedor si escoges madera para el mobiliario del baño. Dispones de un amplio abanico de gamas y colores. Investiga un poco primero para saber qué tipo de madera seleccionar para según qué piezas. También es aconsejable preguntar en tiendas especializadas. Cuanta más información poseas, menos errarás. Elige el que más te atraiga, pero considera siempre el tamaño de tu baño. Cuanto más pequeño sea, colores más claros para dar sensación de amplitud.

Cristal

Cristal transparente o traslúcido, la opción dependerá del grado de intimidad que quieras tener con respecto a lo que guardas en los armarios y, sobre todo, con respecto a la ducha. Con ambos habrás acertado pues siempre son una solución moderna. Proporciona luminosidad y sensación de desahogo. Su mayor inconveniente es que tendrás que limpiarlo más habitualmente pues cualquier gota que le caiga, dejará huella.

Paredes

Puedes decorar las paredes con azulejos, o gresite; o  bien,  píntalos con pintura especial para azulejos, si los que ya hay están anticuados, en mal estado, o simplemente,  no te gustan. Son pinturas fabricadas para resistir humedad así que no te preocupes por su cuidado. Diseña la combinación de colores que más te apetezca y… ¡Hazlo tú misma!

Intenta crear siempre combinaciones armónicas sin obviar algún detalle arriesgado y rompedor. No pierdas de vista la utilidad funcional que requiere el cuarto de baño, así que busca la comodidad y sé pragmática.

azulejos

La palabra azulejo proviene del árabe de la palabra az-zulaiy que significa, literalmente, piedra pulida. Sin embargo, tal como imaginarás, los azulejos cuentan con una tradición mucho más antigua que se remonta a época mesopotámica. El azulejo es una trabajo cerámico. Normalmente presenta un formato de placa o losa que cuenta con muy poco espesor. En la parte superior de la misma, la que va a quedar al descubierto, presenta un superficie vidriada brillante e impermeable que se consigue mediante la aplicación de esmaltes.
El azulejo, a pesar de que puede considerarse un material de construcción, suele emplearse con fines meramente decorativos como revestimiento en superficies exteriores e interiores e, incluso, suelos.

Existen muchos tipos de azulejos. Si hacemos referencia a la decoración de los mismos encontraremos una gran variedad. Existen azulejos de un único color uniforme pero lo más habitual es que presenten diversos diseños. Habitualmente podemos distinguir entre dos tipos de azulejos con decoración. Los que presentan una decoración abstracta y los de tipo figurativo. En cuanto a los segundo la variedad es enorme: paisajes, animales, escenas costumbristas,…

También cabe distinguir entre los diferentes azulejos que existen según el tipo de producción por el que se consiguen:

  • Azulejo múdejar: este tipo de azulejo era fabricado por las poblaciones musulmanas que se asentaron en España durante la Edad Media. Sus motivos decorativos más habituales eran los geométricos y vegetales. La característica más notable de este tipo de azulejo es que era sometido a dos cocciones. Algunos de los mejores ejemplos se conservan en el conjunto de la Alhambra en Granada.
  • Alicatados: los alicatados son uno de los tipos de azulejos a los que más acostumbrados estamos ya que solemos emplearlos para decorar baños y cocinas. Los alicatados sin azulejos que se fabrican en serie y que forman patrones geométricos.
  • Azulejos de trepa: una de las variedades más hermosas de todas ya que son los azulejos pintados a mano. Normalmente para hacerlo se emplean plantillas que permiten una mayor regularidad en las piezas.
  • Mosaico: los mosaicos pueden realizarse utilizando fragmentos de azulejos muy pequeños. Los resultados conseguidos de esta forma pueden ser espectaculares y una buena muestra de ello es el Parque Güell de Gaudí, en Barcelona.

alicatadosdebano

El alicatado en cuartos de baño se ha convertido en una técnica imprescindible para resistir los niveles de humedad. Según las nuevas tendencias, atrás quedaron los grandes azulejos con brillo, los cuales, se han visto reemplazados por azulejos de distintas texturas y tamaños. Pero al realizar un trabajo de alicatado, además de seguir las modas de esta temporada, es fundamental estar seguros que el azulejo cumpla con las características de mantenimiento y durabilidad.

1

Ceracasa_Baltic

Si estáis un poco cansados de los azulejos de toda la vida para el baño, u os gustaría escoger algo diferente y con estilo para el salón (sí, también queda bien…), entonces el artículo de hoy es lo que estabais esperando. Porque la última edición de CEVISAMA nos ha traído un montón de novedades en el campo de los revestimientos cerámicos, con diseños nunca vistos y propuestas que os van a sorprender. Como en muchos otros campos de la decoración, lo que se lleva este año es la mezcla.

ceramica nuevas tendencias

Conocida desde la Antigüedad, la cerámica ha sido siempre una compañera inseparable en la construcción de viviendas y objetos de uso cotidiano, gracias a su resistencia, limpieza y su gran belleza. Es un material totalmente ecológico que puede llegar a durar siglos, lo que lo hace perfecto como revestimiento. En este momento, la cerámica está viviendo un renacer gracias a sus aplicaciones en el campo del diseño; no hay más que contemplar el pabellón español de Expo Zaragoza 2.008 para ver sus enormes posibilidades. Este pabellón, obra del arquitecto Patxi Mangado, consistía en un “bosque” de 750 columnas de cerámica de entre 11 y 16 metros de altura que envuelve una serie de volúmenes de vidrio en donde se realizaron las exposiciones.

Las posibilidades que ofrece la cerámica a interioristas, arquitectos y profesionales del ámbito de la construcción son actualmente muchísimas. Las nuevas propuestas toman muchas formas: el material estrella es, desde hace ya tiempo, el gres porcelánico. Se pueden destacar diseños como el de la serie Vintage de Porcelanosa (www.porcelanosa.com), que ha desarrollado una línea para suelos cuya imitación de la madera resulta tan perfecta como atractiva. Siguiendo esta tendencia de “reinventar” la madera, la serie Rockwood de Keramia (www.keramia.es) reproduce maderas de arce, teca, wengué y roble. Otras líneas van más allá y consiguen acabados similares a los de los pavimentos de cemento pulido o encerado, como la serie Actual, de Edimax (www.edimax.it), o se centran en los acabados, consiguiéndose efectos tan espectaculares como el de la línea Priorato, de Keros Cerámica (www.keros.com), cuyas baldosas ofrecen una superficie mate con sutiles destellos de brillo. Y para terminar, para los amantes de los clásicos del lujo no pueden faltar las líneas que reinterpretan las piedras naturales, como el mármol (serie Ivory de Peronda Cerámicas: www.peronda.es), las rocas volcánicas (serie BSP de Lea Ceramiche: www.ceramichelea.it) o las piedras de cantera (línea Clave de Gaya: www.gaya.es).
En definitiva, un mundo de revestimientos con nuevos diseños y acabados para todos los gustos, y en un material que se reinventa constantemente para seguir acompañándonos en nuestras vidas: la cerámica.

alicatar baños

Una de las tareas fundamentales en albañilería es el alicatado. Aunque es frecuente recurrir a los servicios de un profesional para poner azulejos en cocinas o cuartos de baño, los más osados pueden ahorrarse sus honorarios si se animan a ponerse ellos mismos manos a la obra. Para este trabajo necesitarás unas herramientas muy específicas y seguir los pasos detenidamente. Sin duda, se trata de un reto complicado, pero a la vez enriquecedor y gratificante para los amantes del bricolaje.

Herramientas necesarias

El cortador de baldosas.
Las tenazas "boca de loro".
El nivel de burbujas y regla.
La plomada y cordel.
El mazo de goma.
La llana dentada y la paleta de albañil.
La llana de goma.
La amoladora.
Tubo de silicona y pistola aplicadora.
Las protecciones.
Preparación de las paredes
Antes de nada, igualaremos la superficie cubriendo los agujeros y las fisuras con una masilla tapaporos elástica. En el caso de que haya restos sueltos, los eliminaremos con un raspador triangular antes de aplicar la masilla. Una vez ésta se haya secado, lijaremos la superficie para dejarla totalmente lisa. Cuando se trata de una pared con papel pintado, no se puede alicatar sin antes haber arrancado el papel, ya que los azulejos pesan demasiado y podrían arrancarlo. Para despegarlo fácilmente utilizaremos vapor.

Sobre las paredes pintadas tampoco podremos alicatar directamente, antes las debemos desengrasar. A continuación las lijaremos con un papel de lija grueso, eliminando cualquier resto suelto para mejorar la adherencia. Las superficies muy porosas (yeso, ladrillos, cemento u hormigón) las tendremos que tratar previamente con una imprimación especial para evitar que absorba la humedad de la cola, ya que, de lo contrario, la adherencia sería menor.

En el caso de paredes húmedas, lo primero es localizar el origen (goteras de una tubería, humedad que suba por capilaridad, etc) para solventar el problema con el producto apropiado. En caso contrario, la humedad volverá a aparecer con el tiempo, dañando nuestro trabajo.

Comenzar a alicatar
Empezaremos trazando una línea vertical en medio de la pared con un cordel y una plomada. Nunca debemos empezar desde un rincón ya que las paredes no suelen formar un ángulo recto. En los rincones y uniones con otras paredes colocaremos azulejos cortados, ahí el corte será menos visible. Al cortarlos, desaprovecharemos muchos azulejos, así que compraremos siempre un 10% más de los que en principio necesitemos.

Para distribuir los azulejos, primero dibujaremos un plano para calcular cuántos utilizaremos, los que cortaremos para prever la colocación simétrica alrededor de las aberturas. Igualmente decidiremos la separación entre las juntas que puede ser de 2 mm. a 5 mm, incluso 8 mm. para los azulejos de 15 x 15 cm. Para la adhesión, actualmente se utiliza cola impermeable. La aplicaremos con una espátula dentada haciendo pasadas horizontales. La cola puede ser cemento-cola, pasta adhesiva o cola funguicida para los lugares húmedos.

pidepresupuestos sin compromiso
Necesitas ayuda para Alicatar Paredes? Describe tu trabajo a realizar y
recibe cientos de presupuestos gratuitos

El primer azulejo lo colocaremos siguiendo la plomada y en la parte inferior de la pared, apoyado sobre una encimera, el borde de la bañera o sobre un listón de madera provisional. Pero siempre dejaremos una pequeña separación con unas piezas de plástico cruciformes para posibles movimientos.

A medida que vayamos ubicando los azulejos, también colocaremos las piezas de plástico cruciformes en los ángulos superiores para que todas las juntas tengan la misma separación. Con una regla de aluminio iremos comprobando que vayan quedando totalmente planas contra la pared y, en caso contrario, les daremos unos ligeros golpes con un mazo de goma.

Los acabados
En los lugares como las esquinas y rincones, donde tengamos que colocar parte de un azulejo, lo cortaremos previamente con un cortador específico a la medida necesaria. Marcaremos con un lápiz el corte y pasaremos la cuchilla del cortador. Bajando el mango, partiremos el azulejo o, en su defecto, lo apoyaremos en un ángulo y le daremos un ligero golpe por detrás.

Si hemos de realizar una abertura en el borde de un azulejo, primero de todo marcaremos con un punzón la línea de corte y seguidamente cortaremos trocitos con las tenazas de boca de loro. Una vez cortado, puliremos los bordes con la lima.

Para hacer una abertura en medio de un azulejo, por ejemplo una tubería, primero marcaremos el contorno y luego haremos sucesivos agujeros dentro de éste círculo con el taladro (pero a bajas revoluciones y sin el percutor). Para despegar esta zona le daremos unos golpecitos, igualaremos los bordes con las tenazas y lo limaremos.

Una vez terminado el trabajo y la pared seca (necesita un día), aplicaremos el tapajuntas, que puede ser blanco o del color de los azulejos. Sobre ellos lo extenderemos usando una llana de goma y, cuando empiece a secarse, limpiaremos las zonas superfluas con un trapo o una esponja.

En las uniones con bañeras, platos de duchas o encimeras, aplicaremos una junta de silicona fungicida. El acabado final lo conseguiremos mojándonos el dedo con agua jabonosa y pasándolo por encima de la tira de silicona.

Veamos cómo podemos instalar griferías en sanitarios.

Instalación: las griferías actuales disponen de una base que se instala mediante la rosca que incorpora. Instálalo en el orificio del lavabo o fregadero sujetando esa base con la junta y la tuerca con la ayuda de una llave inglesa. Los grifos de pared se instalan de distinta forma.

Tuberías: cuando hayas fijado el grifo veras que bajan dos tubos de unos 10 mm de diámetro (el que tiene una marca azul es para el agua fría y el que tiene una marca roja para la caliente). Son de una material que puede ser flexible o rígido pero se puede curvar para adaptarlos al espacio disponible. Si fueran demasiado largos puedes cortarlos con un corta tubos para cobre.

Llaves de paso: los tubos antes mencionados debes empalmarlos a la llaves de paso de codo ( lado 3/8″) que se encuentran bajo el lavamanos. Te recomendamos empalmar la tubería del grifo directamente a la llave de paso, soldándolos o usando racores de presión o flexibles asegurando su hermetismo.

Tubos flexibles: disponibles en diferentes longitudes, son de caucho sintético recubierto de un trenzado en acero inoxidable. Acaban en una tuerca para sujetarlos a la llave de paso. Algunos disponen de unos extremos cónicos que aseguran el hermetismo sin necesidad de realizar soldaduras ni reforzar las juntas. Los tubos flexibles son más fáciles de instalar.

Los acabados: los grifos disponen de un filtro perlizador. Lo puedes desmontar y te recomendamos que lo limpies regularmente para eliminar la cal. Este filtro elimina las salpicaduras y regula el caudal para producir un chorro agradable para lavarse las manos.