Tags Posts tagged with "Aislamiento"

Aislamiento

0

PladurTecho

El pladur es un material bastante utilizado en reformas de techos, concretamente, para trabajos de asilamiento térmico. Posee múltiples características que lo hacen ser un material beneficioso en relación a su manipulación y a su coste.  Por esa razón hoy profundizaremos en las ventajas de este material en la reforma de techos.

0

insonorizarhabitacion

La necesidad de insonorizar una habitación puede surgir por dos razones, una de ellas es  el simple hecho de aislarnos del ruido y la segunda, es la de crear un ambiente propio.

Por lo general en una vivienda buscamos aislarnos del ruido de los vecinos: voces, televisión o del reproductor de música. La reverberación producida por del ruido externo en nuestros hogares, se debe al tamaño reducido de una habitación y a los materiales poco absorventes de la superficie de nuestra vivienda.

Ventanas Doble cristal

Muchas veces te habrás quejado del ruido de los coches, de la gente hablando por la calle y peor aún si vives cerca de un bar. Para esas situaciones, existen numerosos métodos y reformas que permiten el aislamiento acústico de tu hogar es la instalación de ventanas de doble acristalamiento.

Este tipo de ventanas están compuestas de dos capas de cristal y una capa de gas inerte , la cual se encuentra sellada entre ellas; este detalle es lo que genera casi el doble de aislamiento que un cristal simple. Una vez esté todo sellado, no podrás separarlo.

0

Eco-Sustainable-House-01

Desde hace unos cuantos años, escuchamos un día sí y otro también conceptos como “sostenibilidad”, “eficiencia energética”, “cuidado del medio ambiente”… Y muy especialmente en el campo de la construcción, que es el que nos interesa. Las viviendas sostenibles están en boca de políticos, promotores y arquitectos, pero (a mí, por lo menos) me da la sensación de que únicamente están ahí: en su boca. No tengo tan claro que las casas que se construyen hoy día sean tan sostenibles, sobre todo si tenemos en cuenta que España ha dejado de apostar por políticas para el fomento de aspectos tan importantes como las energías renovables.

0

Muchas veces lo hemos comentado en el blog: un buen aislamiento en el hogar supone un gran ahorro energético, al evitar las fugas de calor, el acceso del frío y la humedad y el recalentamiento de los espacios. Además, también supone una ayuda al medio ambiente al evitar el gasto energético excesivo y las consiguientes emisiones de CO2. Todo esto es posible conseguirlo con materiales especialmente desarrollados para fachadas y cubiertas de edificios, como la línea Tyvek® Construction de Dupont.

Se trata de una serie de productos en forma de láminas flexibles que se insertan en fachadas y cubiertas, y contribuyen a aislar térmicamente los edificios de forma muy eficaz. Fabricadas con Tyvek®, un material específico y único de la empresa, las fachadas y cubiertas construidas con este producto son de gran eficiencia, reducen el consumo de energía, los gastos de calefacción y las emisiones de gases de efecto invernadero en la atmósfera.

La línea Tyvek® Construction dispone de soluciones para cubiertas inclinadas y azoteas, fachadas, para evitar el vapor y las humedades y una serie de accesorios para su instalación por parte de los profesionales, que contribuyen a mejorar de forma sustancial el aislamiento de los hogares. En una reforma o rehabilitación integral merece la pena plantearse la mejora del aislamiento térmico de las viviendas; lo notaremos más adelante en nuestro bolsillo, cuando constatemos el importante ahorro el calefacción y A/A, la desaparición de las humedades y el aumento de la confortabilidad de las casas. ¡Busca en TuManitas a los mejores profesionales para la instalación!

Más información:Tyvek® Construction de DuPont.

Imagen: compujeramey.

Con el frío siberiano que azota toda la Península, desde luego mal estará el hogar que no tenga calefacciónUno de los sistemas más interesantes, ecológicos y confortables que existen en materia de calefacción (e incluso climatización en algunos casos) es el del calor radiante, que en ocasiones hemos mencionado en este blog. La calefacción radiante puede ir instalada en suelos, techos e incluso paredes, pero hoy por hoy lo más normal es que se coloque en el suelo, por lo que en muchos casos al sistema se le denomina directamente suelo radiante.

La idea es muy sencilla: unos tubos de agua circulan por encima de unas placas aislantes, en las que quedan “enganchados” mediante un sistema de tetones entre los cuales circulan, como se puede ver en la foto. El agua se calienta gracias a una caldera similar a la de cualquier sistema de calefacción a gas (o a gasóleo, dependiendo del caso). La calefacción radiante tiene como principal ventaja que resulta muy confortable y saludable; además, evita tener que poner radiadores ni sistemas vistos de irradiación de calor, lo que contribuye en gran manera a mejorar la estética de las casas.

De todas maneras, no todo son ventajas; es un sistema algo costoso, sobre todo si no se va a colocar en una obra nueva, ya que implica levantar todos los suelos y volverlos a colocar. Además, no está indicada para pavimentos de madera ya que este material es un mal conductor del calor; lo mejor es poner suelos de cerámica, perfectos para este tipo de calefacción.

En la imagen podemos ver unas nuevas placas aislantes pertenecientes al sistema Poliradiante Impacto, que con tan sólo 10 milímetros de espesor mejoran considerablemente el aislamiento acústico y térmico; además, su sistema de tetones contribuye a facilitar en gran medida la instalación del sistema de calefacción. Las fabrica y distribuye el Grupo Murali.

Cuando llega el calor, los que vivimos en determinadas zonas de España nos echamos a temblar. Ya hemos experimentado unos cuantos días de bochorno, y todavía estamos en primavera… Es el momento de empezar a pensar cómo podemos “sobrevivir” a la época estival, un año más. Hace unos días comentábamos en el blog la posibilidad de instalar equipos de aire acondicionado en las casas y también examinábamos los distintos sistemas, con sus ventajas y sus inconvenientes. Pero hay muchas personas que, por los motivos que sean, no quieren colocar un sistema de este tipo en su casa o bien pretenden minimizar el consumo energético (y apoyar la sostenibilidad medioambiental), apagando sus equipos y buscando otras soluciones alternativas. ¿Por qué no combinar la climatización con métodos de protección más ecológicos? Hay muchos más de los que podamos pensar, y si bien algunos consisten en soluciones arquitectónicas, otros los podemos incorporar a nuestras viviendas fácilmente y sin ningún problema. Y en todos los casos, sin gasto energético y sin apenas mantenimiento.

– Las tendencias actuales en arquitectura apuestan por los llamados parasoles integrados en las fachadas; son una de las principales medidas que se pueden tomar para proteger las viviendas del calor, desde el mismo momento de su construcción. Los parasoles son elementos arquitectónicos integrados en la composición de las fachadas; consisten en unas pantallas de diferentes materiales (hormigón, madera, lamas…) que protegen los ventanales de la incidencia directa de los rayos solares. En España hay algunas empresas que los adaptan a las construcciones, como por ejemplo los parasoles Kalumen, de Kawneer.

– Los cristales de las ventanas son uno de los puntos que mayor calor transmite al interior de las viviendas. Bajando las persianas podemos minimizarlo, pero a todos nos gusta n gusta disfrutar de la luz natural. La solución puede pasar por colocar láminas plásticas de control solar, que se fijan directamente sobre los cristales y eliminan hasta el 97% de los rayos UVA que entran en las casas. Y también las hay para el coche.

– Las ventanas de tejado son perfectas para aportar iluminación natural en espacios bajo cubierta, pero muchas veces necesitamos matizar dicha luz para que no nos moleste. A mismo lo más innovador son los sistemas por control remoto o, aún mejor, los que llevan sensores para ponerse en marcha cuando detectan una determinada incidencia del calor. Algunas persianas llevan acumuladores de energía solar para poder funcionar de manera independiente.

Debajo de un toldo, el calor se minimiza por el bajo grado de transmisión energética de las lonas y la bajada de la temperatura de las superficies protegidas por él. El factor solar es el índice de referencia que cuantifica la totalidad del calor transmitido al espacio situado debajo de la lona; cuanto más bajo sea, menos será el calor aportado. Por ejemplo: un factor solar entre 0,2 y 0,3 indica que la lona bloquea entre un 70% y un 80% del calor.

– Las llamadas fachadas ventiladas son una de las mejores soluciones para climatizar una edificación sin gasto energético; aunque lo mejor es colocarlas en obra, se pueden instalar a posteriori. Estas fachadas crean una cámara de aire en movimiento entre la pared nueva y el paramento exterior. Se genera un “efecto chimenea” con una reducción considerable en las transmisiones térmicas desde el exterior. Como se puede ver en la imagen, el aire caliente, al pesar menos, sube por la cámara (como si se tratase de una chimenea), dejando el espacio al aire frío. A este fenómeno se le llama “convección”.

"Efecto chimenea" en una fachada ventilada
"Efecto chimenea" en una fachada ventilada